viernes, 16 de diciembre de 2016

A vueltas con la navidad -Primera parte-




Ya llegó la navidad, y con ella, todos los elementos característicos que nos parecen lógicos y habituales para celebrar esta fiesta con coherencia y propiedad.
Desde niños nos hemos ido acostumbrando a ver las calles adornadas con multitud de luces, los escaparates de las pastelerías repletos de dulces típicos y las tiendas de regalos mostrando una amplia oferta de artículos para las expectativas de la persona más caprichosa. Qué decir de como decoramos nuestros hogares: guirnaldas de espumillón, árboles artificiales con bolas, bastones de caramelo, pequeños calcetines, lazos de colores, estrellas y ángeles.
Algún lugar privilegiado reservado para el belén o la figura del niño Jesús; pues no olvidemos que la fiesta de la navidad es la fiesta en la que se recuerda el nacimiento del niño Dios, al que recibiremos con canciones compuestas para estos días tan especiales en los que parece que todo está enmarcado en torno a las reuniones familiares y de compañeros o amigos con los que compartiremos comidas o cenas e intercambiaremos regalos y presentes rememorando la generosidad de aquellos tres reyes magos de oriente que fueron a Belén tras un cometa errante.
Es hacer balance del año que acaba para poder empezar con buen pie el que se nos viene encima después de las campanadas y las uvas y los brindis y las muchas promesas que cumplir. Felicidad, buenos deseos y parabienes trasmitidos a viva voz o con las variadas tarjetas postales pensadas para ello.
¡En fin! no quiero desengañaros como a los niños que en el fondo sois, pues todos nos convertimos un poquito en infantes crédulos que disfrutan con caras de asombro y sorpresa, de todas las cosas misteriosas y deslumbrantes que ocurren a nuestro alrededor.
¡Pero es lo que toca! Descubrir que la Navidad llegó una vez más fiel a su cita, pero saber con propiedad de donde procede y del porqué de muchos de sus atributos.
Para empezar ya os comunico que el origen de estas fiestas es pagano, al puro estilo de todo lo pagano clásico romano. Y es que estos romanos a parte de estar un poquito locos, como decía el buen “Axteris el galo” lo tenían inventado o adoptado casi todo, y los festejos no iban a ser una excepción.
Los ciudadanos de la gloriosa Roma ya celebraban las Saturnales del 17 al 23 de diciembre en honor al dios Saturno que velaba por la agricultura. El día 25 seguían con la fiesta llamada: "Natalis Solis invicti " que traducido en lengua viva viene a significar: Nacimiento del sol victorioso. Apolo era el protagonista. A estas se le sumaban las Brumarias con el dios Baco como actor principal. 
Como os podéis figurar eran días de exceso, banquetes, festejos y desenfrenos donde intercambiar presentes, bailar y cantar.
¿Os suena de algo?
Pero no solo los romanos tenían la exclusiva de sus dioses benefactores que representaban tanto al sol como al fuego.
Los mesopotámicos tenían a Shamash. En Grecia a Vulcano y Helios. Los egipcios a Atón. Mis queridos celtas lo denominaban Baal y Moloc. Los babilonios Nimrod o Tamuz. En algunos países hispano americanos se adoraba a Inti, en la cultura azteca eran seguidores de Huitzilopochtli. Los sintoístas de Amateratsu que por cierto es el único caso de feminización del astro rey; y los pueblos germánicos y escandinavos adoraban a Frey  (Origen del árbol de navidad)
También hay un dios antiguo que representa al sol y que nació por estas fechas. Me refiero a Mitra que pertenecía al culto de Persia e India. Religión que compitió seriamente con la cristiana. Un dios adoptado por las legiones de Roma.
Las creencias entorno al sol de algunas de estas culturas, sostenían que este, moría el 21 de diciembre que viene a ser el día más corto del año en el que el astro está en la parte más baja del cielo, lo que se conoce como Solsticio de invierno; siendo a partir de ese momento y gradualmente los días más largos, a partir de ese momento el sol se hace más viejo y calienta con mayor intensidad favoreciendo por ello las siembras y cosechas.
¿Entonces qué significa la navidad y que tiene que ver con Jesucristo?
La respuesta es sencilla después de lo que os he explicado.
Cuando se impone la nueva religión en Roma y se empieza a extender por el imperio y el mundo conocido, esta debe adoptar algunas de las prácticas “Paganas” que el pueblo llano tan apegado a sus ritos y tradiciones ancestrales seguía realizando, siendo reticente a abandonarlos; pues los hombres y mujeres seguían unidos a la tierra, a los ciclos solares y lunares, a las estrellas, a los bosques, ríos y lagos sagrados. Se celebra la vida y la muerte. La renovación, las cosechas y la fecundación. Inculcar ideas era una cosa, cambiar la esencia de las gentes sencillas se convirtió en una tarea harto ardua, casi imposible. Con lo cual la iglesia hace suyo el dicho de : "Si no puedes vencerlos únete a ellos" y lo que hace de forma muy inteligente es reconvertir las festividades paganas en favor de las nuevas creencias: 

De esta manera al equinoccio de primavera en el que se celebraban las famosas Bacanales (Carnavales) se superpone la Cuaresma. Al solsticio de verano pagano en el que se encendían hogueras para trasmitir el calor al sol y de paso purificarse de los malos espíritus se convierte en la festividad de San Juan. 

El solsticio de invierno que es el que tratamos, se convierte en navidad y el Samhain (Halloween) de los celtas, celebrado en el equinoccio de otoño, en festividad de todos los santos.

Por ello, en este caso, el cristianismo asocia estas fechas con el nacimiento de un Dios, propiciador de vida nueva y espíritu luminoso, que saca de las tinieblas (Brumas) a los hombres. Convirtiéndose en metáfora del mismo sol.
No se sabe a ciencia cierta por falta de documentos históricos cual fue el día y el mes en que Jesucristo llegó realmente al mundo. Los estudiosos eruditos de las sagradas escrituras proponen que sobre Marzo o Abril y nunca en Diciembre.
Con lo cual el hecho de poner esta fecha en concreto, fue una maniobra logística de la antigua iglesia para eclipsar las antiguas creencias en favor de las propias ¿Y qué mejor día para celebrar el nacimiento del hijo de Dios que el mismo en que nace el astro rey en todo su esplendor y en el que las esperanzas de la humanidad se renuevan en un nuevo ciclo?
El decreto lo promulgó un papa llamado Liberio y con ello se aunaron las celebraciones de todos los pueblos paganos evangelizados, que entraban en la órbita de la cristiandad.
La palabra Navidad  proviene del latín “Nativitas” que significa nacimiento, también se conoce a estos días festivos como Pascua y no solo es celebrada por católicos, también la festejan las comunidades protestantes, anglicanas y ortodoxas.
Por cierto la palabra Christmas tiene el significado de: "Misa de Cristo" aunque sea traducido como navidad.

Lo importante de todo este discurso es comprender que la esencia del hombre ha cambiado poco, y que nuestro espíritu ha de ser festivo. Celebrar la vida y sus acontecimientos, al igual que los pequeños momentos que nos son dados para encontrar la felicidad que con formas diferentes, llama a nuestra puerta para que la festejemos.


¡Felices Fiestas! 


Continuará...



Derechos de autor: Francisco Moroz

18 comentarios:

  1. Algo sabía y otro algo intuía, pero lo bien documentado que está tu post excede a toas mis sabidurías e intuiciones. Como siempre, muy interesante, amigo. Nos instruyes y deleitas a la vez.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias rosa. Vamos aprendiendo juntos no te quepa ninguna duda.
      Besos.

      Eliminar
  2. Al final se demuestra que el hombre es igual ahora que siempre.Qué más da ser romano, griego o persa..., las estaciones del año, las creencias antropológicas son las mismas hoy que ayer.
    Pero lo mejor de todo lo que cuentas es lo bien que lo cuentas. Ya espero con ganas la continuación.
    Un abrazo y ¡¡Muy Felices Pascuas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hombre es un ser que repite su conducta para lo bueno y lo malo. heredamos costumbres de nuestros antepasados que no sabemos bien de donde vienen y a qué se deben. Lo malo no es hacerlo, si no el no preguntarnos por el motivo de su realización.
      Un abrazo Juan Carlos.

      Eliminar
  3. Una entrega didáctica e interesante, querido Francisco. Sabía acerca de la inexactitud de la fecha del verdadero nacimiento de Cristo, pero como la Navidad llega a mí de la mano del verano, el calor y la luminosidad, nunca me sentí demasiado identificada con la imagen del Santa Claus muy vestido, entre renos y nieve. Navidad es para mí fiesta de luz, tiempo de mirar descalza aquello que puedo hacer nacer en mi vida y la de los míos, y también, al coincidir con el fin del año, tiempo de balance. En ese balance, este año, tengo la dicha de contar con tu presencia y con tus letras, cosa que agradezco y valoro profundamente. Te deseo una hermosa Navidad, en compañía de los tuyos, en paz y con mucha, mucha luz. Tu blog está precioso así de festivo ;)!

    Un beso grande!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre me pregunté lo mismo con respecto a como celebraríais por allá las fiestas que nos han pintado siempre con nieve y frío, papás noeles en trineo y árboles de navidad propios del invierno. Pero la navidad es ante todo fiesta de luz, como bien dices y lo demás son aditamentos, decorado, y adorno superfluo. lo importante es la predisposición y el espíritu con el que nos enfrentemos a esta época de posible cambio.
      Agradezco tu amistad inusitada y me alegro por ello. Te mando desde aquí un fuerte abrazo virtual junto con el deseo de toda la felicidad de la que seas merecedora, que seguro es mucha.
      Gracias por todo amiga.

      Eliminar
  4. Una entrada muy interesante, de la cuál algo sabía ya que te he mencionado muchas veces mi padre era un enamorado de la historia.
    Gracias como siempre por deleitarnos y que aprendamos cosas nuevas. un abrazo. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu padre seguro que disfrutaba indagando sobre ciertos temas la mar de curiosos. La historia es vibrante y sorpresiva, sobre todo cuando vas descubriendo aspectos de nuestra actualidad que no nos inventamos nosotros sino que nos vienen heredados de nuestros antepasados.
      Gracias por estar a mi lado.
      Un abrazo Teresa.

      Eliminar
  5. Me ha encantado esta entrada, Francisco. Ya conocía algunas de las cosas que comentas, aunque he descubierto otras nuevas. Y como siempre, todo aderezado con tu buen hacer para explicar historias. ¡Muchas gracias por tus buenos deseos y felices fiestas a ti también! Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a todos nos suenan ciertas costumbres. Nuestros padres o abuelos nos hablaron sobre ellas, añadiendo cosas de propia cosecha. De hecho toda la sabiduría popular se debe a la trasmisión oral de viejas prácticas que ya se daban en la antigüedad, como es el caso.
      Me alegra tu presencia compañero de letras.
      Un abrazo reiterando mis buenos deseos.

      Eliminar
  6. Lo que yo diga, tus dotes didácticas son buenísimas, Francisco. Yo me quedo con lo de hacer balance cuando termina el año (con los propósitos de enmienda incluídos si hace falta) y con que todos llevamos un niño/a dentro. Es quien nos lleva a vivir con alegría estas fechas.
    Gracias por el post, ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja. Me tienes en alta estima. Ya te digo yo que no es para tanto. yo transcribo lo aprendido, y como siempre hay cosas nuevas que aprender me desfogo escribiendo sobre ellas. Ni más ni menos.
      Pero es bonito leer lo que otros aprendéis con ello.
      Yo te doy las gracias a ti por leerme y estar siempre cerca.
      Un besazo y la felicidad que te mereces.

      Eliminar
  7. Una entrada cuyo tema has desarrollado con la meticulosidad a la que ya nos tienes acostumbrados. Cultura y entretenimiento a la par. Me ha encantado.
    Que pases unas muy felices fiestas.
    Un abrazo navideño.
    P.D.- Yo creo que el uso de las tarjetas navideñas de felicitación ya están bastante en desuso y van siendo sustituidas por los mensajes de texto, correos electrónicos y WhastApp. A mí me gustaba recibirlas y depositarlas, a modo de muestra, en la bandeja preparada para ello. Pero últimamente solo aparecía la de El Corte Inglés, La Caixa, y poco más, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Y tantas cosas quedan en el tintero, que llegarán las fechas señaladas y no habré terminado de contarlo todo. ¡Pero bueno! la intención es lo que cuenta y en el empeño estoy poniendo el ahínco necesario.
      Yo sigo siendo de postal de navidad para la familia lejana, para los cercanos más de llamada telefónica o fiesta compartida. El whasapp para grupos en general.
      Te deseo unas felices fiestas amigo, junto con mi abrazo.

      Eliminar
  8. Después de leerte he llegado a la conclusión de que ya está todo inventado pues hasta la Navidad ya era 'celebrada', aunque por otros motivos, antes incluso de que naciera Jesús. Qué cosas.
    Gracias por culturizarme.
    Un beso navideño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi todo Paloma, casi todo. De vez en cuando el ser humano da un pasito hacia adelante en cuestión de ciencia, técnica o comunicación pero al ser animal de costumbres, estas, las repetimos como monos que imitan lo que los primeros simios sobre la tierra hicieron. El fundamento de todo ya está grabado en nuestros genes lo demás es aprendizaje gradual.
      Lo importante es no perder la visión del camino andado hasta ahora para poder corregir errores pasados y no tenerlos como lastre.
      ¡Y sí! yo creo que en cuestión de fiestas, están todas inventadas.
      Besos.

      Eliminar
  9. Efectivamente, siempre hay fechas comunes en todas las culturas para las celebraciones, y todas las tradiciones son válidas: Reyes, Papá Noel, Nacimiento, árbol, coronas de adviento, paricipaciones de lotería... Todo evoluciona de forma natural y hacen mal los políticos cuando intentan cambiar a golpe de lo que ellos entienden como políticamente correcto algunas tradiciones. Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Feliz Navidad, Francisco!! siempre estás aquí para recordarnos lo que significa la Navidad a través de la Historia. Seguiré leyendo los siguientes partes.

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...