martes, 24 de mayo de 2016

Tú y yo






La anterior relación le había roto el corazón y la cara en más de una ocasión. Ella recordaba aquellos amargos años en los que el sufrimiento, el sometimiento y el miedo, hacían mella en su espíritu, en su autoestima y en su cuerpo.
Noches de insomnio a su lado, temiendo despertar su violencia y su deseo perturbador de posesión instintiva.
Días de encierro, horas grises deambulando por la casa como prisionera aterrorizada por el regreso de su carcelero.

Todo ello son recuerdos del pasado, piensa aliviada, y mira a su nuevo compañero, sentado a su lado. Con él se siente segura. La protege y la cuida con sumo amor; la entrada en su vida fue el bálsamo que curó progresivamente todas sus heridas. Fue disuasorio para que su agresor se alejara.

Ella aprendió a amar y confiar de nuevo en alguien. Era el compañero, el amigo, el confidente de los momentos pausados mientras tomaba el café.
Le encantaba mirarle a los ojos, esos tan llenos de expectación, de adoración y de fidelidad por ella, solo por ella.

Lástima que no pudiera hablar, y que sus besos fueran húmedos lametones; pero le bastaban para demostrar todos sus sentimientos.



derechos de autor: francisco Moroz


Relato que participa en:




34 comentarios:

  1. Como siempre le das el giro inesperado al relato. Muy bueno Francisco. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mamen, soy animal de costumbres.
      Un beso amiga.

      Eliminar
  2. Un amigo incondicional que nunca la traicionará. Lástima que no pudiera hallar el mismo amor y compañía en un ser humano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelen ser más fieles que muchos amigos que e precian de ello.
      Con razón los califican como los mejores amigos del hombre y naturalmente sin duda, también de la mujer.
      Un abrazo Josep.

      Eliminar
  3. Una genial cura. Me ha encantado. Precioso, lleno de sentimientos.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarme tus palabras María.
      Un besos grande.

      Eliminar
  4. Muy bueno, Francisco. Y esta vez para nada lo había adivinado. Me ha gustado mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno mantengo el tpo como puedo para que no pilléis en un renuncio y siga acaparando vuestro interés.
      te doy las gracias por leerme y compartir tan generosamente.
      Un beso...Ya queda menos para conocernos.

      Eliminar
  5. Precioso relato de amor verdadero, me encantó.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor con mayúsculas en muchas ocasiones no nos viene dado por las personas.
      besos para ti también

      Eliminar
  6. ¡Qué bello e incondicional amor por fin encontró nuestra protagonista al lado de esta mascota, que en lugar de maltratarla la ama con la mirada!
    ¡Un abrazo y suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encontró el remedio a tanto desamor, y seguro que a los dos cura, pues me figuro que ella adoptó al compañero que también fue abandonado. la generosidad es una prueba de lo mucho que se ama.
      Un abrazo y mi gratitud por tus deseos. lo mismo para ti Estrella.

      Eliminar
  7. Francisco,
    A veces no se necesitan palabras, ese amor desinteresadoo de los animales que ayudan y mucho, sobre todo en momentos que se tiene lastimada el alma como le pasa a la pobre protagonista que ha vivido esa pesadilla del maltrato. Ha encontrado a un compañero fiel que la ayudará a sanar, a volverse fuerte y a reencontrarse con esa autoestima que se pierde en esas relaciones tan nocivas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente las palabras disfrazan un sentimiento que no es auténtico. los animales con tan solo la mirada demuestran más inteligencia y emociones que muchos humanos y además todas auténticas. nosotros envidiosos lo llamamos instinto animal.
      La verdad es que muchas mujeres necesitarían compañeros que las amasen y cuidasen como en este caso.
      Gracias por tu presencia Conxita.

      Eliminar
  8. Hola Francisco, giro inesperado y cautivador.
    El amor más fiel. Mucha suerte y gracias por
    compartir tus relatos. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Miguel, el giro es lo de menos en este caso y en esta historia. Lo que debemos de ver es que los animales nos superan en muchas facetas y que a causa de la deshumanización gradual de la humanidad de los hombres, ellos parecen serlo más que nosotros. (Menudo trabalenguas)
      Un abrazo compañero.

      Eliminar
  9. Una vez más, una mascota mostrando más humanidad que el propio humano. Dejándonos en vergüenza con su cariño sano, transparente e incondicional.

    Más saludos, Francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más y tantas otras veces, nos han demostrado que saben dar lo que nosotros no sabemos y encima sin pedir nada a cambio de su amor y entrega.
      Un saludo compañero.

      Eliminar
  10. Dada la poca facilidad de palabra que tienen algunos humanos para expresarse y las tonterías que dicen, casi se agradecería que no supieran hablar.
    En este caso un buen lamentón puede ser mucho más expresivo y su dueño mucho más amoroso que una persona.
    Besos
    PD. Visitando tu blog tengo la sensación de vivir en Canarias, voy con una historia de retraso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja,ja. Que gracejo que tiene mi niña. Es que se acumulan las historias y no quiero dejar ninguna en el tintero; siento llevarte tan aprisa dado el tiempo limitado que tenemos todos.
      Ya sabes que soy de los que espera tus visitas como agua de mayo.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Y en el último momento, me provocaste una sonrisa inesperada. Ojalá hubiese más historias reales con este tipo de final.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te quepa duda que las habrá, solo hace falta preguntar a esas personas que son hurañas para sus congéneres y sin embargo se rodean de animales a los que adoran.
      gracias por tu sonrisa.
      Besos

      Eliminar
  12. Un micro muy hermoso. Es genial cómo pasaste de la oscura realidad, de una angustia palpable a un alivio dulce y amoroso. Con sorpresa y una narración cautivadora.
    ¡Abrazo, Francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya palabras que me dedicas amigo. Da gusto tenerte cerca, animas a seguir escribiendo pequeñas historias de este tipo.
      Gratitud y mi abrazo fuerte.

      Eliminar
  13. Muy bonito el micro, con ese final inesperado que lo hace mucho más interesante. Muy muy bueno. Suerte en el concurso! Un abrazo (de libro) ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra te guste Artza. La misma suerte te deseo compañero.
      Un abrazo no solo de libro.

      Eliminar
  14. El amor más incondicional viene con nariz húmeda y cuatro patas, aquel que te acompaña en los peores momentos sin juzgar. Lindo micro Francisco!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido por tu paso y palabras Mendiel.
      Cierto que el amor nos viene cuando más lo necesitamos y de quien menos te esperas.
      Besos compañera.

      Eliminar
  15. Ellos, casi siempre, saben demostrar más sentimientos que la mayoría de nosotros.
    Un besito, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, solo piden de vez en cuando una muestra de cariño en forma de caricia. Son un ejemplo en muchos casos.
      Besos Sue

      Eliminar
  16. Un giro inesperado, imaginaba que había encontrado otra persona a quien amar, pero a buen seguro que su nuevo compañero le será más fiel. Muy buen micro. Saludos y suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Hubiera sido mejor otra persona? quizás sí, pero después de la experiencia vivida por la protagonista, cualquiera se arriesga a caer de nuevo en el pozo de las miserias humanas.
      Gracias por tu paso y palabras Jose.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Un amor incondicional, los animales nos muestran humanidad y afecto.
    Tienen un don especial que logra sanar.

    Es precioso Francisco, tus letras tienen una sensibilidad especial, transmiten emoción.
    ¡Felicidades por el premio!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es de agradecer también tu sensibilidad para dedicarme estas palabras en tu comentario.
      Todos somos sensibles, el problema es, que algunos se empeñan en disfrazarse con armaduras para evitar que les hagan daño.
      El premio es vuestra lectura apreciativa.
      Besos mil amiga

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...