martes, 8 de marzo de 2016

Protocolario



Serán solo cien palabras o menos las que podrá pronunciar en su encuentro con el rey,  pues se trata como comprenderá, de un acto oficial  muy selecto donde muchos de los presentes al igual que usted, querrán formularle alguna pregunta a su majestad; y el tiempo es limitado.

Su alteza debe asistir a continuación a una comida con diplomáticos extranjeros servida en este hotel.

Así me informó el jefe de protocolo de la casa real.

Llegado el momento de hacer las preguntas levanté la mano y con voz muy profesional interpelé al monarca:
¿Qué prefiere que prepare? ¿Carne o pescado?...


Me sobraron 93 palabras.


Derechos de autor: Francisco Moroz

25 comentarios:

  1. Hay preguntas que son importantes, aunque solo tengan siete palabras. A buen seguro que el monarca pudo contestar con total sinceridad y mucho "gusto" :D

    Un micro muy ingenioso, Francisco. Las buenas esencias, ya se sabe... :))

    Un beso de martes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvo que responder pero quizás un poco tarde, para que al Chef le diese tiempo de complacer sus deseos, tanto protocolo no debe de ser muy bueno.
      Gracias y besos como siempre.

      Eliminar
  2. Como siempre y aunque venga preparada me llevo la sorpresa final. Muy ingenioso y a la vez divertido. Como siempre excepcional. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre el placer de seguir escribiendo es tener la capacidad para seguir sorprendiendo.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. A buen entendedor pocas palabras bastan, jajaja
    A veces el protocolo excede a las necesidades reales (en doble sentido, jeje)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno ese juego de palabras, se nota también tu buen hacer con las letras.El protocolo es algo tan artificial como hipócrita, nunca acorde con las verdaderas necesidades "Reales"
      Todo un honor tenerte cerca compañero.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Sorpresivo relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi alegría, el que te haya gustado.
      Gracias y besos Suni.

      Eliminar
  5. Cómo me gustaría que algunos conferenciantes a los que suelo escuchar tuvieran la capacidad de síntesis de tu protagonista; me ahorraría mucho tiempo perdido oyendo disquisiciones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. disquisiciones supongo, muchas veces innecesarias que no conducen a ninguna conclusión. A algunos les gusta hablar por el simple placer de oírse.
      Besos

      Eliminar
  6. Un relato que no sobran palabras como al final pones que te sobran 93 palabras ? jajajaja he contado y has usado 96, es broma se coge la indirecta en el momento. Buen relato. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja,ja,ja. Muy aguda, pero es al cocinero al que le sobran esas 93 palabras. efectivamente yo utilicé 96.
      Gracias por indagar ¡Eso si que es leer el relato y contarlo!
      Besos

      Eliminar
    2. Estoy acostumbrada a contar y no pasarme de 100, o de 200, o de 600, jajajja. Un abrazo

      Eliminar
  7. Impecable, Francisco. A ti tampoco te sobran ni te faltan palabras. En su justa medida. Felicidades!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo exigible, si me dejaran yo me explayaría un poco más contando detalles y vicisitudes. Aunque bien sabes que no soy muy dado al relato por entregas, me gusta más ir al grano.
      Besos Rosa

      Eliminar
  8. Genial, Francisco, un micro ingenioso y con un final divertido. Me ha encantado. Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres toda amabilidad, me estoy acostumbrando a los halagos y eso no puede se bueno cuando tenga algún tropezón de esos tan humanos. je,je.
      Te quedo muy agradecido de esas palabras Chari.
      Besos

      Eliminar
  9. Pues va a ser que iría muy bien que se fuera más escueto y se dijera las cosas que importan, igual nos iba un poco mejor.
    Ingenioso micro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y decirlas con el tiempo suficiente para poder realizar la acción. Tanto protocolo no puede ser bueno en unja vida cotidiana.Cosa de reyes , políticos y diplomáticos.¡Bah!
      Besos Conxita.
      Ya me dirás algo sobre resultados de concurso con tu relato...

      Eliminar
  10. Ni que decir tiene que no hacia falta decir nada más. Lo más importante estaba dicho en pocas palabras, y bien entendido.
    Un gusto leer tu ingenio divertido, Francisco.
    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, eso del ingenio se lo dejamos para Cervantes que era mucho más preclaro que yo. Por mi parte me quedo con lo de divertido. teniendo humor se sobrevive más fácil.
      Besos Mila.

      Eliminar
  11. Las preguntas sostienen genio e ingenio, pero a veces destiñen lo pre+establecido sacando detalles a pecho descubierto.

    Un saludo de luz ✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida luminosa Luz.
      De momento te agradezco esas palabras que me has dejado, pero espero poder verte y responderte a muchas más. Eso querrá decir que tendré más visitas por tu parte.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Escueto y claro, jajaja
    Nada de conversaciones superfluas.
    Muy bueno Francisco.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El jefe de protocolo así se lo había dicho, y él sigue las reglas protocolarias al pie de la letra ¡Faltaría más!
      Besos querida Irene.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...