lunes, 21 de marzo de 2016

Profesión de fe



Las palabras que ha aprendido por la noche son las que decidirán su muerte o su supervivencia. No hay esperanza para un cautivo después de haber sido apresado por el enemigo del autentico Dios; solo unas palabras a las que agarrarse después de habérselas escuchado a otro prisionero habiéndolas memorizado de forma mecánica en su cabeza.

Nunca tendrá la seguridad de un mañana, si no tienta a la suerte dirigiéndose a sus guardianes cuando le pregunten si está decidido a renunciar a su fe.

El les contestará entonces con seguridad fingida: “No hay más Dios que el Dios y Muhammad es el mensajero de el Dios”



derechos de autor: Francisco Moroz

28 comentarios:

  1. Ai Francisco,
    ¡Qué miedo dan los extremismos! en nombre de cualquier religión.
    Lo peor es que todos acabamos siendo víctimas. Para cuando llegaran los discursos moderados de entendernos todos, siendo como somos, creyendo en lo que creamos o sin creer en nada, simplemente viviendo en paz que no es poco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si señora, miedo dan. dicen que la religión es la que separa a los pueblos por llamar al mismo Dios con distintos nombres, por querer imponer nuestras verdad que es solo nuestra y no tiene que ser la de otros.Por querer hacer comulgar a todos con las creencias que no tienen que ser comunes.
      Los fanatismos son los que conducen a los pueblos al desastre, y la ignorancia tiene mucho que ver en ello.
      Besos.

      Eliminar
  2. Cuando está la vida en juego, uno dice lo que haga falta, cualquier táctica es buena y a un lado quedan las creencias. En esta vida, todo lo que se aprende, sirve. Por ejemplo, aprenderse con fe unos pocos temas, a veces salvan, no la vida, sino una oposición ;-)
    Genial, Francisco, ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es lo más sagrado y la defendemos a costa de lo que sea. Los conversos son un claro ejemplo de supervivientes que se amoldan a los vientos fuertes en vez de enfrentarse cerrilmente contra ellos.
      La fe no es algo de ritos sagrados sino más bien de cumplimientos personales y voluntarios.
      Besos

      Eliminar
  3. Las creencias nos hacen dudar de algo y creer en otra cosa. Y al fin y al cabo una creencia no es más que eso.
    Buen relato, corto pero con mucha profundidad por lo que da a entender.
    ¡Un abrazo, Francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fe no es algo malo, cada uno puede creer en lo que quiera. Las imposiciones en lo tocante a dogma es algo que ya no comprendo desde que me aficione a la historia, con la que aprendí a reflexionar sobre acontecimientos cruentos provocados por las religiones y dogmatismos y que nunca condujeron a nada bueno. Solo a exterminios, venganzas y sometimiento.
      Besos.

      Eliminar
  4. ¡¡Qué peligro estas creencias extremas!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los fanatismos lo son. En religión y en fútbol, hasta en moda, tendencias, gustos y política.
      Tú como profesor lo debes saber bien.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Que dirigido estaba esa persona a vivir o morir por su religión, un extremista así pensará . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los extremistas son capaces de reventar por sus creencias, nosotros no creo que lo hiciéramos. Creo que tiene que ver mucho con lobotomias, descerebrados y gente sin norte y sin nada que perder. La vida la respeta quien la valora en su justa medida. No creo que ninguna creencia merezca la pena si te induce al martirio.
      Besos

      Eliminar
  6. ¡Buenas noches! Francisco
    Lo que está claro es que cualquier creencia puede llevar al fanatismo y la superstición, lo cual produce auténticas tragedias humanas como el ejemplo que relatas en este interesante micro.
    Un abrazo de regreso a tu casa virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira tú por donde, hoy a ocurrido en Bélgica lo que no debería ocurrir nunca y se repite cada vez que estos fanáticos se les va la olla. Son acciones de gente desesperada que busca de forma violenta reivindicar unas ideas y unas creencias que quieren imponer a la fuerza.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Conversiones forzadas so pena de muerte o expulsión, como las vividas siglos atrás en España. Esperemos que no vuelvan a imponerse en ninguna parte de este mundo "civilizado".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es como en las películas de buenos y malos, cuando el segundo suele decir: O conmigo o contra mí.
      ¿No podríamos ir cada un o por nuestro lado y ser amigos, felicitándonos de coincidir en muchas cosas?
      Un abrazo. Tristemente hoy se repite de nuevo.

      Eliminar
  8. El fanatismo religioso no es nada nuevo. La creencia en Dios lleva pareja, por desgracia, el que muchos quieran adoctrinar a la fuerza.
    Cuando la fe llega la razón se marcha.
    Feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios no es el problema, ni la fe, ni las creencias. El problema es el hombre que piensa que su verdad es la única verdad, y sus razones para ostentarla siempre se sustentan con la violencia y la fuerza.
      El ser humano no aprende de la historia pasada donde todo se repite, hasta las acciones más execrables.
      Besos

      Eliminar
  9. Las religiones en forma de extremismo son muy peligrosas, para muestra por desgracia lo que están viviendo los belgas en este momento.
    Por otro lado cuando parece que tienes algún tema grave de salud parece que la fe te vuelve y te aferras a eso que creíste un día como un clavo ardiendo, lo he vivido muy de cerca, y la verdad es increible como lo que se dice que la fe mueve montañas muchas veces puede ser muy cierto. un abrazo. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy partidario de las religiones, ni de los fanáticos que quieren sustentarla a costa de la vida del resto de personas que no creen en lo mismo que ellos.
      Hay que creer y sustentar la vida, respetando a los otros crean lo que crean o aun no creyendo en nada, que tampoco tiene porqué ser pecado y exégesis.
      Besos.

      Eliminar
  10. Qué micro tan duro, Francisco. Creo que para salvar la vida cualquier Dios, si es realmente misericordioso, disculparía una conversión fingida. Somos los hombres los que a veces, en una locura incomprensible, llegamos a poner a nuestros semejantes en esa tesitura terrible...

    Corto pero impactante, con cien palabras te sobra para erizarnos el vello. ¡Muy bueno!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La religión impuesta no es algo que ligue con la tolerancia. queremos imponer formas de pensar y maneras de vivir, ¿También quieren imponernos las creencias?
      Creo que pretendemos hacer un mundo sin contrastes y eso deviene siempre en negros y dolorosos resultados.
      Si existe un buen Dios, no creo que castigue el querer salvar la vida, cuando la vida es lo más preciado de lo creado.
      Besos

      Eliminar
  11. Genial micro.Palabras muy bien usadas. La fe llega a los grandes extremos sin darnos cuenta.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier idea, verdad o creencia es peligrosa en sus extremos absolutos. El islam es un claro ejemplo con su ¿evangelización? a la fuerza. ¡O crees o mueres!
      Besos

      Eliminar
  12. Detesto los extremismos sean de la clase que sean, nadie es quien para decidir por otro, aunque entiendo tu relato y me gusta mucho. Duro sí, pero mucho arte en tus palabras para mostrarnos el afán de supervivencia del ser humano. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninguno es bueno. Nadie puede forzar a nadie para convencerlo de sus verdades que no tienen que ser las de todos.
      Besos

      Eliminar
  13. La religión y la fe no debería separarnos, nunca.
    Debería ir ligado al amor y este es bondadoso.

    Es muy dura y terrible tu micro Francisco.
    Fantástico como siempre, :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues precisamente dicen que hay tres cosas que nos separan: La religión, la política y el fútbol ¿Qué triste,no?
      El amor es otra cosa mucho más valiosa que no se debería mezclar con ninguna.
      Besos Irene.

      Eliminar
  14. Hola Francisco, en nombre de Dios ha habido mucha sangre.. la religión en casa de cada uno, no en para dominar al ser humano..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente alguien decía que: Cuando a Dios se le empezó a conocer por diferentes nombres empezaron los enfrentamientos.
      La fe debe ser íntima y personal, las religiones no son de mi gusto aún confesándome creyente.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...