miércoles, 16 de diciembre de 2015

Muchos besos




Las besa con suma conciencia para no equivocarse.
Sabe perfectamente que con esto garantizará su futuro.

Si se equivoca puede trastocarse todo, si acierta tendrá un porvenir esplendoroso, donde no tendrá que preocuparse por nada material, siendo su amor ideal y avalado de por vida desde el primer momento.

Aún entrañando cierta dificultad el besarlas en la boca, -piensa para sí misma, ha sido más difícil atraparlas; y es que en el cuento no dan instrucciones para hacerlo.

Confía en que merezca la pena tanta entrega por su parte. Si todo sale bien, dará justo con la rana que se convertirá en príncipe.



                                                             Derechos de autor: Francisco Moroz

25 comentarios:

  1. Ayyy me ha encantado. Yo tuve muchos problemas con esta frase porque no se me ocurría nada. Pero tu micro viene que ni pintado. Genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendrías problemas al principio pero lo resolviste muy bien, además de manera muy tierna. A mi personalmente me encanto el tuyo.
      Agradezco tu comentario.

      Eliminar
  2. Ay!! qué bonito!! Venga y venga a besar. Le presto las mías. Como están encerradas en mi blog igual no las ha visto y resulta que tengo yo la solución a sus problemas.
    Un relatito muy bonito Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! ¡Podía haberte dedicado el micro, ¡Lástima! se me pasó Rosa, fallo mio,. Pero de todas las maneras lo puedes adoptar y hacerlo tuyo.
      Seguro que alguna de tus ranas es la buena, como tienes tantas y tan queridas seguro, seguro, que la nena encuentra a su príncipe encantador entre ellas.
      Besos para ti

      Eliminar
  3. Preciosa prosa Francisco. Me ha gustado mucho como destripas y simplificas a la vez, ese momento de incertidumbre entre me lanzo o qué hago?.
    Comparto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, prosa sencilla para contar una pequeña historia. Hay que elegir las palabras para que no falte ninguna y tampoco sobre.
      Gracias por compartirlo Marybel.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Dos palabras de lujo que me han dejado un regusto muy dulce.
      Grecias Suni

      Eliminar
  5. Es precioso. =) Aunque yo decidí quedarme con las ranas, me gustan más jeje Te paso este enlace a ver si te arranco una sonrisa. http://verpampiroladascavernicolas.blogspot.com.es/2015/09/cansada-de-besar-principes.html
    Un besote. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me pasé por tu blog y si se me escapó alguna sonrisa con tu poesía. La ilustración es genial y muy simpática.
      Y tu filosofía alternativa y práctica con respecto a las comparaciones entre batracios y humanos muy recurrente.
      Besos desde la charca.

      Eliminar
  6. No sé yo si sería capaz ni de besar a una tan solo, aunque si se trata de un amor avalado de por vida igual vale la pena pasar el 'mal rato...

    ¡Muy chulo, Francisco!

    ¡Croac!, digo, ¡muac! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te digo que a lo mejor te daría menos asco que besar a un baboso de esos que anda por ahí babeando...¡Puajj!
      En fin será cuestión de probar, o mejor no.
      ¡Mua, Mua! siempre ¡Mua!

      Eliminar
  7. ¡Qué bueno! Siempre pensé que besar a una rana era complicado por el asco que debe de dar pero nunca se me había ocurrido que lo realmente difícil es atraparla, jajaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de serlo, entre otras cosas porque a lo mejor a las ranas les da el mismo asco besar a humanos y por eso saltan y huyen despavoridas en cuanto nos ven.
      Gracias por venir a leer este micro.
      Besos

      Eliminar
  8. ¡Qué bonito!!! Encontrará el amor esperado en un encantador príncipe, y colorín, colorado... ;)(se despertó) jeje
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ilusión no se pierde. Hay también príncipes que te salen ranas y princesas brujas. je je je. En el mundo real nada es perfecto, pero en el de los sueños todo es posible.
      Gracias Irene por comentar y por los besos

      Eliminar
    2. jijiji ay qué ataque de risa con lo de brujas (pero no hay tantas) ;)

      Eliminar
  9. ¡¡Qué lindo relato y qué dulce!! Me encanta la reflexión de la niña, lo más difícil no es besarlas en la boca si no atraparlas, jeje.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta los renacuajos que pillaba yo de niño eran difíciles de atrapar, con lo cual me imagino que las ranas más.
      Besos también para ti, pero no de rana.

      Eliminar
  10. María y tú habéis hecho unos micros preciosos con esta frase. A mí no se me ocurría nada y no participé en esa ocasión. ¡¡Enhorabuena por tu mucha imaginación!!

    Ha resultado un micro muy dulce, con olor a cuento y a ilusión. Espero que atinara con el destinatario adecuado para su beso :))

    Un beso también para tí, aunque no seas una ranita!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué no se te ha ocurrido nada a ti? no me lo creo, ha sido por pereza ¡confiesa! jaja
      No soy una ranita pero me encanta recibir esos besos. Gracias Julia.

      Eliminar
  11. Un micro relato precioso Francisco, tanta entrega siempre acaba recibiendo. Seguro que encontró la ranita príncipe adecuada.
    Gracias por hacerme sonreír en este buen momento.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan esas sonrisas que os pongo en la cara cuando leéis y visualizáis lo que describo en los relatos. Eso recompensa sobradamente el empeño que pongo en lo que hago.
      Un beso de Viernes amiga Mila

      Eliminar
  12. Para conseguir el ansiado objeto del deseo hay quien es capaz de los más extraños comportamientos. Parece que, en este caso, el fin justifica los medios.
    Hay que reconocer que la tenacidad merece ser recompensada de algún modo. Si no logra su propósito, siempre le quedará la vana esperanza de hallar su príncipe entre los humanos no hechizados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños, ya se sabe,se creen todo lo que aparece en los cuentos, al menos entonces, cuando nosotros lo eramos. Ahora parte del encanto se ha perdido y nos quedamos nada más que con lo tangible; los sueños se olvidan cada vez antes.
      El micro interpreta esa inocencia e ingenuidad que todos portamos alguna vez.
      ¡Ojalá! la ilusión prosiga y como bien dices encontremos príncipes, princesas, hadas y elfos que nos alegren la vida de vez en cuando.
      Gracias Josep por tus palabras.
      Un gran abrazo.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...