miércoles, 24 de junio de 2015

La Concha y el mar

Mi aportación para el reto de:  #fraseletreando  






Hay por ahí un cantautor muy versado, por lo poético de sus letras que cantan al amor y al desamor, de sentimientos, de soledades y de esas pequeñas cosas. Enamorado del Mediterráneo y de una tal Lucía.

Desde niña uno de mis favoritos, y de esto hace nada, pues tengo 43 años de marras, dos hijos talluditos y un marido calvo. Esto no viene a cuento pero es lo que hay.

¡A lo que voy! Que toda la vida escuchando canciones de este señor y resulta, que una en particular la descubro recientemente gracias a una de esas comunidades blogueras literarias que proponen un reto para escritores; que consiste en incluir en un escrito una frase conocida de un autor o cantante como es el caso.

Me entró curiosidad y la busqué en Internet, panacea de buscadores. ¡Y la encontré!¡Y la escuché!¡Y aluciné con la letra!
Hilé fino con mis recuerdos animándome a escribiros mi historia.

Fue un verano de costa, de esos de playa, chiringuito y paellas al sol. Todo el día tostándome encima de una toalla con las gafas y el sombrero de paja propio de Guiris, untada de aceite como fritanga y rebozada de arena como croqueta.
¿Os hacéis a la idea?

Mi Mariano que es muy aventurero me propuso alquilar una piragua para dar una vuelta hasta el espigón, que no es una espiga muy gorda, si no las piedras enormes donde rompen las olas.

El caso es que nos embarcamos él y yo, que los chicos ya hacen vida propia; remando a todo remar para que la hora de alquiler nos cundiera y poder regresar sin coste añadido.
Todo iba bien con el ritmo, con la sincronización de los remos, con el equilibrio... Pero llegados al rompeolas divisamos en lo alto del mismo algo parecido a una estatua sedente de un buda tibetano. Según nos aproximábamos nos dimos cuenta tarde, que se trataba de un pescador. Lo que no vimos fue el sedal traicionero e invisible delante de nosotros.

Para no acabar sin cuello como la francesa Mª Antonieta, tuvimos que bascular nuestros cuerpos hacia estribor con el consiguiente vuelco de la embarcación y al menos la que esto escribe quedó cabeza abajo. Perdí los nervios y me puse a gritar y para ello a coger aire, algo del todo incompatible en el líquido elemento. Tragué agua cual sumidero de ducha y a partir de ese momento no recuerdo más que una luz al final de un túnel y la película de mi vida pasando ante mi rápidamente.
¡Qué digo yo!
Si no será la luz de un proyector en un cine de sesión continua y nosotros polillas atraídas por ella.

¡De repente! desperté de un sueño eterno echando agua por la boca como tritón de fuente ornamental; y delante de mí la cara sonriente de un muchacho guapiiiisimo con camiseta blanca y atractivo bronceado.
Hubiera querido pensar que estaba en el cielo, pero vi el bigote de mi marido que me apretujaba la mano, explicándome atropelladamente, como el socorrista me había salvado la vida utilizando el método habitual para estos casos; que consiste en insuflar aire a la víctima por vía oral.

Por tanto a partir de ahora cuando escucho esta canción me retrotraigo a esos recuerdos estivales y afirmo junto con el cantautor eso que dice:

"De vez en cuando la vida te besa en la boca".

 Conmigo lo hizo de forma literal, aunque después volviese de nuevo a mi rutina, agarrada a la calabaza de mi querido Mariano. 



Derechos de autor: Francisco Moroz

30 comentarios:

  1. Francisco:

    Me ha encantado tu escrito y me ha divertido mucho. Desde luego es una situación más que plausible en estos días veraniegos que se inician ahora.

    Un abrazo cordial y aunque te seguiré visitando en el blog te deseo unas felices vacaciones estivales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo. Perdona que te tenga un poco abandonado, pero me surgen cosas inesperadas que tengo que resolver si o si y no me da tiempo a realizar los comentarios en los blogs correspondientes entre ellos el tuyo.
      Pero estate seguro que te leo con el mismo interés que siempre.
      Gracias por tu comentario y visita.

      Eliminar
  2. Me has hecho reír con la calabaza de su querido Mariano. Me ha gustado mucho la historia. Muy visual. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues reto conseguido si te he hecho reír. me alegra era la idea. Crear una historia informal y diferente.
      Gracias por pasarte y dejar constancia con tus palabras.
      besos

      Eliminar
  3. Qué chispa tienes, Francisco. Un relato de lo más divertido y refrescante.
    Desde aquí hago una defensa de todos aquellos "Marianos" que con su calva y su bigote nos dan la mano y se preocupan cuando estamos desmayadas y además no se amilanan cuando un cachas morenazo nos acaba de salvar la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dura competencia tienen todos esos Marianos. Pero son buena gente seguro, pues saben estar al lado de quien les corresponde cuando les necesitan.
      Gracias por tus palabras querida mía
      Besos.

      Eliminar
  4. Que ingenioso relato de un hecho cotidiano. Narrado con un humor sencillo, pero divertido..vamos que te ries
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso consiste la lectura ¿No? en divertirse y pasar un buen rato.
      Suni gracias por valorar tanto lo que hago.
      Besos

      Eliminar
  5. Ay qué risa por favor con lo de "mi Mariano que es muy aventurero..." . Y vamos con lo de tragar el agua cual sumidero de ducha casi me habrán oído hasta los vecinos.
    ¡Qué relato tan chistoso, además de bien montado!
    Gracias por divertirnos, Francisco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jolín! ¡Te he oído! Eras tú la de las risas.
      ¡Como me gusta leer tu comentario. Placer en grado sumo el saber que os lo pasáis tan bien con mis cosas ( con las que escribo) ¡Cuidadín!
      Un beso enorme. Chelo.

      Eliminar
  6. Muy ingenioso. Me gusta la forma de explicar lo que le ocurre con comparaciones.
    Me ha hecho reír.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te haya gustado Moflets Martín.
      Un beso

      Eliminar
  7. Ainssss qué sería de nosotros sin ciertos recuerdos... y ya puestos sin las canciones, la playa o los socorristas :))

    Me ha gustado mucho tu relato, tiene un punto nostálgico y un punto humorístico que le dan frescura y naturalidad. Nada de rememoramientos grandilocuentes; a veces una experiencia más o menos cotidiana puede ser lo que necesitamos para sonreir y suspirar en un día que se presenta con pocos alicientes. Confieso que yo también tengo algún recuerdo así.

    Un beso, Francisco, y feliz jueves!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con poca cosa nos conformamos la gente corriente. Cualquier recuerdo divertido puede ser un gran acicate para seguir viviendo ilusionados.
      Doy por seguro que eres persona con mucha vida y experiencias gratas ¡Seguro!
      Un besazo amiga

      Eliminar
  8. Como siempre un muy original relato bien estructurado y como ya han mencionado antes, muy divertido. Esta claro que tu eres una de esas personas a las que no les cuesta nada crear historias ingeniosas y entretenidas. Un abrazo, y grandioso relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno amigo Yawaraka, te pasas poco por aquí pero cuando lo haces me regalas los oídos y mi autoestima se viene arriba.
      jajaja, merece la pena tener seguidores como tú.
      Espero tenerte siempre cerca.
      Un abrazo enorme y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  9. Madre mia Francisco estas que te sales. Que historieta más bien redactada y realizada. Muy divertida, sobre todo me ha hecho gracia la parte última de la calabaza de mi Mariano.
    Un abrazo, y sigue con tu grandioso ingenio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno,bueno grandiosas palabras las que dedicas a mi escrito. Te lo agradezco de veras. Con que te haya resultado divertido me basta.
      Gracias por leerme y dejar tu comentario.
      Abrazos

      Eliminar
  10. Ahhh que bonito relato y que nostálgico. Me ha gustado mucho. Ehhh aprovechando ¿Donde quedará esa playa con socorristas de esa descripción?. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Calla,calla mujer! si lo revelara esa playa dejaría de ser santuario tranquilo de veraneantes para convertirse en club masivo de fans enloquecidas de los pobres chavales que se ganan unos euros extras en verano vigilando nuestra integridad e impericia con el agua salada.
      Gracia por leerme Mendiel y un beso aunque no sea de uno de esos socorristas.

      Eliminar
  11. Te he nominado al premio Liebster award discover new blogs. Aunque se parece al Liebster award, he considerado que son distintos. He puesto las mismas preguntas que en el otro y así trabajamos menos, tú y yo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias! por volver a pensar en mi blog a la hora de nominar.
      Pondré la entra en cuanto tenga tiempo, Ya te comenté que ando bastante ocupado con otros asuntos, pero no me olvidaré en absoluto
      Recibe un abrazo fuerte y de nuevo gracias amiga Rosa

      Eliminar
  12. Divertido e ingenioso relato de las clásicas vacaciones de todo españolito en nuestras costas amadas contado con extraordinaria originalidad. Me encanta que lo amenices con la referencia de Serrat y su obra con el Mediterráneo de fondo. Lo del viaje de luz al final del túnel, una graciosa anécdota que acaba bien, como suele ocurrir en estos casos y el pobre Mariano ejerciendo de marido abnegado y buena gente...Esas son las vacaciones diferentes que todos queremos tener, jajaja. Me he reído con ganas, me has hecho muy feliz y también he sentido nostalgia por el pasado y mil batallitas, reflejadas en esta encantadora historia. La rutina habitual no sería nada sin estas incursiones veraniegas, como en Verano Azul, jeje.
    Magníficamente descrito y desde el humor inteligente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuantas cosas nos has traído a la mente con tus palabras. Esa era mi pretensión que algunos os sintierais identificados con las situaciones cotidianas que no dejan de ser las magnificas historias que contar a los hijos y nietos. Y si además te lo has pasado bien, me dejas la mar de contento.
      Un besazo.

      Eliminar
  13. Muy divertida la historia. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado mucho, Francisco y muy divertido e ingenioso. Enhorabuena Besos

    ResponderEliminar
  15. Francisco me ha gustado mucho tu veraniega historia.

    Ya he empezado a leerla un poco ganada, me encanta la canción, su autor y me apasiona mi mar. Después conforme he ido avanzando en la lectura no he podido dejar de reírme con la gráfica historia que estabas dibujando. Ahora que se acerca el verano, cuantos aventureros como los tuyos nos deparan las playas.

    Felicidades, el humor en la escritura yo lo encuentro muy difícil, escribir historias que hagan reír creo que es complicadísimo y tu lo has conseguido. No sé en qué conste el reto, pero desde luego para mi tu lo has ganado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gusto cuando algo escribes y el que lo lee disfruta de ello.Es todo un regalo el que una escritora como tú me diga que has sido ganada desde el principio por Serrat y su Mediterráneo y más tarde por la retranca de mis letras.
      Sabes que es todo un orgullo tenerte como amiga.
      Un beso

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...