sábado, 29 de noviembre de 2014

Ser o no ser



Que seremos cuando no podamos ser:
los dioses todo poderosos, magnánimos, justos y protectores. Omnipresentes en todo momento de necesidad.
Los héroes valientes y aguerridos, victoriosos en cada batalla emprendida contra vuestro sufrimiento.

Que seremos cuando no alcancemos a ser:
los maestros eficientes, educadores, sabios de toda materia divina y humana, los que ponen fin a vuestras dudas y preguntas interminables repletas de porqués.
Los eruditos que os descubren los misterios de la vida inabarcable.

Que seremos cuando no sepamos ser :
Reyes magos que hacen aparecer regalos cumpliendo vuestros anhelados deseos, payasos de caras pintadas que os hacen reír, aventureros de película, capitanes intrépidos de fragatas piratas que  siempre encuentran el tesoro, los amigos insustituibles.
Médicos y enfermeros que curan heridas y mitigan vuestro dolor. Cuenta cuentos de mil y una noche de insomnio. Guardianes de vuestros miedos e incertidumbres.
Los que están siempre, llegan a tiempo y lo pueden todo.

Que seremos pues.
Cuando crezcáis  y sepáis de nuestras debilidades, injusticias y violencias. De nuestras limitaciones y ausencias injustificadas, de nuestros silencios cabizbajos y hoscos. De nuestros enfados,discusiones, gritos y regaños. 

Cuando abráis los ojos a la vida y esta os enseñe de la cobardía, de la derrota y las huidas cotidianas a la desesperación.
Os hable de la muerte y de la perdida inevitable de lo humano.
Os cuente de la cantidad de ídolos con pies de barro a los que adoramos y del tirano dinero que nos gobierna y esclaviza . Cuando perdáis la inocencia, os golpee el destino y os haga sangrar la injusticia. 

Cuando maduréis como jóvenes y entendáis de nuestra cortedad e ignorancia en muchas materias, de lo mucho que nos falta por aprender y lo poco que podemos enseñaros ya. Y sepáis de las   asignaturas que tenemos pendientes en nuestro curso vital. 

¿ Cuántos suspensos nos pondréis entonces ?

Descubriréis nuestros trucos baratos y estratagemas sin imaginación.
Los engaños para salirnos con la nuestra y por la tangente para escapar de la obligación que nos subyuga.
Cuando os deis cuenta de lo aburridos y rutinarios que podemos llegar a ser,  de nuestras evasiones por puertas falsas. 

¡ Que poca admiración os causaremos !

 Sabréis de las excusas para no enfrentarnos a la realidad... y aprenderéis que nuestra historia es una más de las que se oyen y no ciertamente la más original ni la más interesante; y que ahora amigos tenéis muchos de vuestra edad, bastante más divertidos que nosotros, que permanentemente arrastramos preocupaciones adornadas con ojeras y cansancio rancio.

Entonces quedaremos ante vuestros ojos como lo que somos.
Sin parapetos donde ocultarnos, ni ropajes historiados con los que vestirnos.  Desnudos, con nuestras verdades y mentiras, con todas las miserias o virtudes al descubierto.
Seremos lo autentico y lo falso. Lo cierto y cotidiano. Lo que es y  
lo que hay.
Veracidad cruda y dura

A partir de ese momento únicamente prevalecerá lo que hicimos con responsabilidad, dijimos en conciencia y os enseñamos con dedicación y entrega.

Quedarán: los juegos compartidos, los cuentos de duermevela, el sacrificio altruista y las lágrimas vertidas.
Desvelos infinitos, a veces desgarrados.
Ante todo quedarán ese montón de besos, abrazos y sonrisas sin medida; la sinceridad de los sentimientos y también la gratuidad del amor infinito recibido por vosotros.
 
Por tanto al final, solo tal vez, nos reste hacernos pequeños como niños, como los que fuisteis, y dejarnos hacer. 
Complacernos en lo que venga  y no esperar agradecimiento ni compensación, pues bastante satisfacción tuvimos mientras os vimos crecer, y ser, lo que queríais que fuésemos. Nos hicisteis grandes, enormes ante vuestros ojos infantiles.
Ahora nuestro sueño se basa en seguir estando para cuando nos necesitéis.

Pues ser padres es lo que tiene. Se aprende con los años y  lo aprendido no se olvida jamás. 
Una vocación a jornada completa con dedicación plena; sin limitación de tiempo, sin periodo de caducidad, que va añadiendo valor y sentido a lo vivido, duplicando lo compartido y restando al dolor su protagonismo infame.

Es ser todo gracias a los hijos.
Y no ser nada, cuando te faltan.

" Solamente dos legados duraderos podemos aspirar a dejar a nuestros hijos: Uno las raíces el otro, las alas."
                                                                           (Hodding Carter)


 


  

6 comentarios:

  1. Anónimo8:50 p. m.

    No nos olvidemos que nos han puesto a su lado como ayuda para que crezcan a todos los niveles.
    Solo podemos darles lo mejor de nosotros para que cuando encuentren su camino se lo lleven .
    Siempre lo mejor: nuestro amor y nuestras peticiones a nuestro Dios para que llegue donde nosotros incapaces no llegamos.
    Gracias por tu reflexion sincera de padre

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar. Creo que ser padres implica mucho más. Cada uno hace lo que puede y no siempre da buenos resultados.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Qué tremenda responsabilidad es ser padre y qué difícil es ser además de los buenos. Yo creo que el amor hacia los hijos es lo único que puede guiar a un padre en su cometido, igual que es ese mismo amor lo que puede hacer que un hijo, ya adulto, siga considerando a sus padres auténticos héroes de lo cotidiano (ahora sí, con conocimiento de causa).

    Precioso y sentido escrito!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia todo lo dicho por ti es cierto. Responsabilidad muy satisfactoria si lo sabes hacer con respeto y buena voluntad.
      Gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Precioso blog... me quedo por aquí¡¡¡ un abrazo¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer Francis. Siéntete como en casa.
      Bienvenido y gracias por tu apreciación.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...