martes, 8 de agosto de 2017

Mis íntimas amigas






Lo que de mi mejor tengo
no son los atributos, ni los rasgos,
ni el color de mis ojos,
ni la fuerza,
o la rala raigambre de mi escasa pelambrera.

El estilo de ropa que visto y plancho
o lo que en mi maleta porto.
A donde voy tampoco importa
y menos de donde parto.

Nada de eso os interesa
estoy seguro del todo.
Es aburrido, muy visto.
Escenario, bambalina, trampantojo.
De necio fijarse en ello.

Soy uno más entre tantos,
Vaya con prisa, o despacio.
allá a donde van mis pasos.
No me diferencio mucho
de cualquier otro ser humano.

A veces me río y otras,
pues me enfado. Lloro, sufro, rabio.
Critico al vecino sino es de mi agrado.
“Mísero de mí” si no lo confieso.
con la mano puesta sobre el corazón.

Acaricio una piel,
 en unos ojos me pierdo
al igual que pierdo la calma
con los malhadados y los deshonestos.
Y en ambos extremos
 utilizo siempre la misma pasión.

Ya os he dicho antes que soy del montón.
Y así os lo demuestro.

Pero tengo algo,
un secreto a voces
que enseño al amigo,
al amor de siempre,
y a alguien bien querido 
que se acerque a verme.

Ellos me comprenden si me ven tocado,
confuso, tristón
medio evaporado.
Me leen entre líneas,
y por eso siento
ser afortunado sin ser necesario el "euromillón".

Estos son merecedores de ser presentados
a estas mis amadas,
que poseen carisma,
sugerentes curvas,
y perfiles gratos cuando se insinúan.

Ellas solas saben
seguirme los pasos,
transcribir las cuitas y enjugar el llanto.
Compartir momentos
con sensible tacto, garbo y discreción.
Ellas me enamoran.

Abrazan muy fuerte,
eso sobre todo,
si estoy arrugado como folio escrito
tirado en el cesto
de las soledades y los abandonos.
mustio o abatido.
Sin inspiración.

Son mis compañeras dignas anfitrionas
del que esto suscribe.
Del que las adora, el que las escribe.
Ellas son mis letras
mis fieles amigas.
que con sumo gusto os traigo hasta aquí.

Las que ahora os desnudo
sin ningún pudor,
vergüenza o malicia.
Si quieres leerme sin gesto forzado,
ademán adusto,
o paso obligado.
Si es que consideras estos garabatos
cosa de valor.

Serán portadoras de perfecta excusa
para mil encuentros
que tengamos ambos.
Y así conocernos literariamente
mientras nos leamos,
si hay ocasión.

Sabrás mi verdad,
mi esencia narrada con sinceridad.
por amados trazos que sangran. que hieren,
que sienten congoja.
Que ríen y sueñan.
Ellas son sin duda
 de mi, lo mejor.

Derechos de autor: Francisco Moroz


10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Igualmente para ti mi amiga.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Preciosas letras del alma, Francisco.
    Que seríamos sin ellas, nos desnudamos entre palabras, abriendo el corazón con suma necesidad y por una vez sentimos que somos libres, para ser y mostrar.
    Me has emocionado.
    Un besazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Serán más o menos acertadas pero son las mías y así las siento. letras que son palabras que forman frases que hablan de uno y le presentan en público para bien o mal.
      Y te dan esa libertad como bien dices, que todos queremos disfrutar. libertad de expresión.
      Si te ha emocionado ya tengo un motivo más para sentirte compañera de letras.
      muchos besos.

      Eliminar
  3. No hay mejores amigas, ni más fieles. Ellas siempre estarán ahí. basta con que las dejemos entrar en nuestro mundo.
    Un poema muy hermoso para tan gratas e imprescindibles amigas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No las hay, ni tan fieles y constantes en dar tanta satisfacciones tanto escribiéndolas como leyéndolas.
      Me alegra que hayan sido en esta ocasión también de tu gusto.
      Un beso querida Rosa.

      Eliminar
  4. A todo lo que expones en este texto, yo, también, adhiero.

    Saludos y saludes, Francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compañero de letras.
      Saludos.

      Eliminar
  5. A ellas como a las demás hay que cuidarlas, claro que sí. Y tú, querido amigo, las cuidas cada día más y las haces crecer ante nuestra vista continuamente. Cada día es más grato leerte.
    Un fuerte y septembrino abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos, confías mucho en mi. Las letras son fieles cuando las convocas, lo difícil es ponerlas en orden para que trasmitan algo válido.
      Si tú como otros amigos y seguidores, me leéis, seguirá mereciendo la pena esforzarse.
      Un gran abrazo.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...