viernes, 9 de diciembre de 2016

8 de diciembre: De tercios y vírgenes.





No quiero dejar una “Mácula” en mi historial bloguero dejando de publicar esta entrada, aunque un día más tarde del acontecimiento festivo de ayer.

Todos, o prácticamente todos sabéis lo que se celebró, que no era otra cosa que el día dedicado a la virgen de la inmaculada concepción, tradición marianista cuyo origen está datado en el siglo IX y que llegó a ser un asunto controvertido, ya que había tanto defensores como detractores de esta idea que se debatía y en la que se proponía que la madre de Jesús hubiese sido concebida sin ese pecado original con el que nace el común de los mortales.
Se convirtió tras muchos años de polémica, en dogma de fe, y se hizo durante el concilio de Toledo convocado por Pío IX, allá por el siglo XI. 

Ya por entonces el rey visigodo Wamba era un reconocido defensor de la purísima concepción de María que es otra forma de llamar a la virgen Inmaculada. A este rey le siguieron otros como Fernando III, Jaime I, Carlos I, Felipe II y Carlos III. Muchos de ellos portaron en los estandartes de sus ejércitos la imagen con esta advocación. 

Desde 1644 fue fiesta de guardar en todos los reinos católicos pertenecientes a la corona española, declarándose igualmente dentro de la iglesia católica desde que el papa Clemente XI lo promulgó en 1708.

Fue el nombrado Carlos III, ese al que los madrileños llamaron “El mejor alcalde de Madrid” y que entre otras cosas mando edificar la famosa puerta de Alcalá; el que la nombró en 1761 patrona y protectora de la nación, creando para ello la real orden de Carlos III en su honor.

Pero ¿Por qué la celebración es el 8 de diciembre y no otro día?
Una respuesta nos viene de la propia iglesia que considera que la concepción de la virgen tuvo lugar en ese día y en este mes, 9 meses antes de la fiesta de su nacimiento: el 8 de Septiembre, y porque fue un 8 de Diciembre de 1854 en el que se proclamó el dogma por parte del papa.

Pero hay otra historia más épica, heroica y en parte milagrosa, de esos hechos que enaltecen a las comunidades que los protagonizan.

Fue el caso de tres Tercios españoles que fueron enviados a Holanda para dar apoyo a las poblaciones católicas asediadas por los protestantes en una isla de interior denominada Bommel , flanqueada y formada por dos ríos: el Mosa y el Waal.
En invierno se solían paralizar las actividades bélicas a causa de lo inapropiado de las condiciones meteorológicas, pero en esta ocasión ambos bandos decidieron aprovechar las circunstancias para socavar las defensas enemigas.

Las tropas rebeldes bloquearon las salidas de los ríos con naves, para de esta forma colapsar a los defensores y evitar que estos recibieran refuerzos desde el exterior. Abrieron las compuertas de los diques e inundaron canales, elevando el nivel de las aguas de tal manera, que los tercios quedaron en un aislamiento desesperado y sin posibles salidas.

La infantería española tuvo que concentrar su defensa en la colina de Empel. Para estos hombres, el hambre y el frío eran lo de menos, daban más importancia por entonces, al deshonor y la vergüenza que significaría perecer sin posibilidad de defenderse.

Se cavaban trincheras para resistir el asedio y los cañonazos desde las embarcaciones; y en una de estas fue encontrada por un infante, una tabla con la imagen pintada de una virgen inmaculada. Esta, posiblemente había sido enterrada por algunos holandeses católicos para evitar su destrucción o profanación por parte del enemigo.

Ya por entonces y como expliqué anteriormente, la advocación de la Inmaculada estaba muy extendida por todo el imperio y estos soldados, enfervorizados por este encuentro casual, interpretado como una señal del cielo;  se encomendaron a dicha Madonna, cantaron la salve y oraron con devoción para recibir una ayuda milagrosa.

Esa misma noche cayó una helada de tal magnitud, que las aguas que flanqueaban el reducto se helaron, y esto provocó que los barcos holandeses tuvieran que retirarse para evitar quedarse atorados por el hielo; circunstancia que aprovecharon los desesperados tercios españoles para salir de la trampa en la que se hallaban, y presentar batalla directa contra el oponente. Fue precisamente un 8 de Diciembre de 1585.

La victoria fue tan contundente, que el almirante de la flota holandesa se quejó de que en aquella ocasión "Dios se hubiera hecho español".
El historiador británico Geoffrey Parker calificó el suceso como “Helada milagrosa”.

Aquellos infantes imbuidos de esa renovada fe, en la virgen que les había proporcionado la salvación con ese milagroso acontecimiento, fueron extendiendo su entusiasta devoción a otros tercios, que adoptaron con el tiempo a la inmaculada como patrona de todos ellos, y por ende, en el año del Señor de 1892 y por real decreto de la reina regente María cristina de Habsburgo, lo llegó a ser de la actual infantería española, cuyos capellanes castrenses visten la casulla azul cuando celebran la eucaristía en este día dedicado a ella; que por otro lado es protectora de la academia general de cadetes, del estado mayor, cargos jurídicos, interventores, veterinarios y farmacéuticos; y venerada en muchas poblaciones españolas, portuguesas, italianas e hispanoamericanas.

En Sevilla se la rinde culto con especial entusiasmo y es prueba de ello que un famoso pintor barroco la dedicara muchos de sus cuadros. Estoy refiriéndome a Bartolomé Esteban Murillo que llegó a plasmarla en más de 20 de sus lienzos, siendo el más conocido el que se puede contemplar en el Escorial.

Por cierto, el primer templo edificado en honor a la inmaculada fue el del monasterio de san Jerónimo, sito en Granada. 

Yo ya dejo puesta mi pica en Flandes.




Derechos de autor: Francisco Moroz



26 comentarios:

  1. Muy buenas , tardes Francisco , gracias. Un fuerte Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iván.
      Gracias a ti por leerme.
      Un abrazo de Martes.

      Eliminar
  2. Toda una lección de historia amigo Francisco, desconocía que tenía que ver la Inmaculada con ser la patrona de la Infantería. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La misma historia es la que nos da las lecciones. Solo hay que preguntarse, indagar y descubrirlas.
      Besos.

      Eliminar
  3. Sabía que la Inmaculada es la patrona de la infantería pero no sabía por qué.
    También sé que es la patrona de los farmacéuticos porque la celebrábamos en la facultad todos los años y porque se la representa pisando una serpiente, y en el escudo de Farmacia la serpiente simboliza el veneno (la enfermedad).
    Gracias por estas pinceladas de cultura general.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie posee todos los datos, pero para eso está San Google patrono de los que buscan.
      Gracias por dejarnos esos apuntes sobre los símbolos del escudo de farmacia.
      Agradezco tu interés.
      Besos

      Eliminar
  4. Francisco eres como la wikipedia, sabes de todo. Lo que me parece alucinante es que todos unos Señores Doctores de la Iglesia hayan dedicado tiempo y energías a discutir acerca de si la mujer había sido concebida con pecado o sin pecado original. Eso es lo que se tenía que poner como ejemplo de discusión estúpida y no el sexo de los ángeles.
    Dicho esto, añadiré que de todo lo que cuentas en esta entrada, lo único que sabía es que el 8 de diciembre se celebra la fiesta de la Inmaculada. 😂😂 Y además me ha encantado leerte.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, uno hace lo que puede a la hora de aprender recopilando datos de interés de los que saben más que un servidor.
      Lo de las discusiones eclesiásticas sobre ciertos temas absurdos queda reflejada en la frase de "Son discusiones Bizantinas" en las que se debatía ese tema que has nombrado sobre el sexo de los ángeles en vez de sobre su existencia.
      Besos Rosa y gracias por acompañarme.

      Eliminar
  5. Te iba leyendo y te estaba imaginando, ya no de profesor, sino de esos guías que van ilustrando con su magistral sabiduría a los turistas. Muy aleccionador todo lo que has contado, ya que desconocía todo: tanto la 'versión' religiosa como la épica con esa "helada milagrosa".

    Y hablado de la InMACULAda es imposible que tu blog se quede sin esta MÁCULA por lo menos ;-)

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Yo como Cicerone? ¿Magistral sabiduría? me sobrevaloras inmerecidamente. Soy muy normalito en mi sapiencia que no es tanta.
      Pero me encanta que te guste leer lo que escribo sobre temas tan variopintos de los cuales al conocerlos, el primer sorprendido soy yo.
      Besos

      Eliminar
  6. Francisco me has dejado anonada, más que nada porque una debería saber más de la patrona de la que lleva el nombre y yo no tenía ni idea, menos mal que tenía tu blog que me ha ilustrado y me voy yo contenta sabiendo que tengo un nombre tan "ilustre" jajajaja.
    Muchas gracias por esta sapienza.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me puedo creer que teniendo ese nombre no conocieras su procedencia! ¡Eso se llama falta de interés! Ja,ja.
      Pues me alegro de haber contribuido a que valores un poquito más ese nombre que adorna tu bella persona.
      Besos.

      Eliminar
  7. Me gusta mucho entrar a tú blog y ver tanto y tanto como se puede aprender, aunque algo recordaba ya que mi padre que en paz descanse, le encantaba la historia, era un enamorado, y había oído contar la historia. Muchísimas gracias por aportar tanto saber que no viene nunca pero nunca mal. un abrazo. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la intención Teresa: Que aquél que entre pueda llevarse algo nuevo en su bagaje.
      y me alegra que te pases por aquí dejando siempre algo de ti y tus recuerdos.
      Besos

      Eliminar
  8. ¡Muy interesante! No conocía la historia de la helada, y no sabía que la Inmaculada era tan importante en España (aunque debería haberlo sabido, supongo :P). En Argentina se celebra, pero no sé cuán popular es; en Buenos Aires, hasta donde sé, las más populares son la de Luján (que tiene su leyenda, aunque no tan espectacular como la de los tercios) y la del Rosario de San Nicolás.

    En cuanto al tema de la discusión, si bien puede parecer totalmente inútil, hay que pensar que, por esa época, todavía se estaban decidiendo cuestiones que definen a la religión católica tal como es. Si se considera que los medievales se la pasaban peleando contra los que ellos consideraban herejes, que planteaban cuestiones religiosas de diversa índole (no sé cómo explicarlo), se entiende por qué el tema era tan controvertido. De hecho, todavía en el Renacimiento seguían con eso, debido a que el surgimiento del Protestantismo cuestionó parte del dogma, lo que obligó a revisar cosas que se daban por sentadas. Que alguien me corrija si me equivoco, no soy experta en historia, pero el tema me apasiona XD

    ¡Saludos, Francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mujer, no tienes por que saberlo todo. Yo por ejemplo no sabía que a la que más devoción profesan los argentinos fuera la de Lujan. Nombre que procede de España, concretamente es devoción de los sevillanos. Y no deja de ser una virgen inmaculada que no permitió ser llevada en carreta a otra localidad y quiso quedarse en esa pequeña localidad argentina.
      Gracias por aportar al blog datos de interés que son muy bienvenidos.
      Besos compañera.

      Eliminar
  9. Eres muy versado en muchos temas, Francisco, te agradezco que me hayas enseñado de "La Inmaculada Concepción" historia que desconocía. Gracias.
    Un abrazo-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy ningún versado, más bien soy harto curioso y me gusta saber sobre cosas que incitan mi interés. Pero te agradezco el cumplido aunque me venga grande.
      Pero lo que más agradezco es tu presencia y comentario.
      Besos Mila.

      Eliminar
  10. Desde luego, lo tuyo es la historia bien contada. Una narración ésta culta e impecable, con un estilo narrativo que atrapa. Cuentas los hechos de una forma muy didáctica y entretenida.
    Muchas costumbres y advocaciones religiosas (tanto a la virgen como a Jesús) tienen detrás sus historias y leyendas, muchas de las cuales desconocemos. En la catedral de Barcelona, por ejemplo, se venera al Cristo de Lepanto, una imagen cuya peculiaridad es que tiene su cuerpo ligeramente ladeado. Según la leyenda, un barco cristiano llevaba esta efigie del crucificado como protección en la famosa batalla contra el turco. El milagro se produjo al esquivar la imagen un proyectil lanzado desde un barco enemigo. ¿Mitos, leyendas, milagros?
    Hoy, gracias a ti, sabemos algo más de la historia de la Inmaculada Concepción, lo que es de agradecer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te acepto lo del estilo narrativo que sí que es mio, e incluso sobre ese interés por la historia que denoto. Pero no creo que en cuestión de cultura llegue a la altura que otros si tenéis por edad, profesión y estudios. Pero me congratula que el contenido de lo que presento os resulte didáctico y constructivo. Eso por si solo ya incita a seguir escribiendo e esa forma que dices. Je,je.
      Un abrazo Josep.

      Eliminar
  11. Gracias por toda esta información, tan bien contada y tan bien documentada. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De nada! Disfruto escribiendo lo mismo que vosotros leyendo. Un regalo que me otorgáis.
      Un abrazo Marisa

      Eliminar
  12. Muy interesante, Francisco. Sabía la relación entre la fiesta y la guerra de Flandes, pero no los detalles concretos del asedio y la helada milagrosa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me congratulo entonces de que te hayas llevado alguna cosa nueva de este blog que te da la bienvenida compañero.
      un abrazo, Gerardo.

      Eliminar
  13. Me ha gustado mucho esta entrada, Francisco. Vaya crak de la historia estás hecho, si señor. Me ha parecido bastante desternillante el debate sobre si la virgen era tal cosa –inmaculada concepción– o no, jeje. Pero el dato de los tercios españoles me ha resultado increíble, es una de esas maravillosas anécdotas históricas que me fascinan, y que en muchas ocasiones, descubro en tus cultas y amigables letras. Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde cuando la respuesta es buena. Y tal comentario es de respuesta obligada.
      Ni estudioso ni culto ni nada que se le parezca. Curioso que potajea en libros y rebusca en San Google datos de interés y anécdotas varias. Como a ti, la historia me apasiona, y más esos pasajes desconocidos que se van transformando en leyenda.
      Refrescar nuestra memoria es un ejercicio la mar de saludable, sobre todo cuando quedamos sorprendidos y satisfechos.
      Te agradezco el comentario compañero.
      Un abrazo.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...