lunes, 27 de marzo de 2017

Difícil elección






Esta noche se ha desbordado el límite de mi paciencia. Creo que mañana dormiré en otra cama.

Y me da verdadera lástima acabar la relación con esta joven y bella mujer que tantas satisfacciones me ha dado. Pero es que después de nuestros encuentros amorosos no puedo pegar ojo con sus ronquidos. Parece un tractor al ralentí.

Hoy mismo llamo a mi mujer y le comunico que vuelvo casa esta noche. No puedo ser infiel a costa de mi salud. Además: 
“Más vale malo conocido que bueno por conocer" 
Mi esposa también ronca pero al menos sabe cocinar. 



Derechos de autor: Francisco Moroz

22 comentarios:

  1. Yo soy la mujer y le cierro la puerta en las narices. Muy bueno, los ronquidos son horrorosos. Te dejan sin dormir y te levantas ya enfadada.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tipo caradura e los muchos que llevan doble vida. mucha culpa de las mujeres fieles que lo permiten.
      Besos.

      Eliminar
  2. ¡Uy, que malote es el personaje esta vez! Pero es divertido, sí señor

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que quitarle hierro a la actitud del personaje para darle la nota de humor necesaria, pero yo si fuera mujer no se la pasaría por alto.Como dice alguien por ahí: Un rodillo a tiempo en toda la cabeza.
      Un abrazo Juan Carlos.

      Eliminar
  3. Francisco que trueque tan desigual. Cambiar una mujer que ronca y cocina por otra que sólo ronca. Vuelve a casa ya.
    Muy bueno. Fresco, desenfadado, con humor y con final sorprendente como no podía ser menos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este hombre es un oportunista que se cree con el libre derecho de andar con quien le parece más adecuado a cada momento. El humor va de eso, de ver los sucesos dolosos como mero entremés de comedia "Lopediana"
      Besos amiga.

      Eliminar
  4. ¿Quién es este tipejo? Si la mujer es lista, ya habrá comprendido de lo a gusto que está sin él. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo: Un tipejo sin vergüenza y cara dura. Yo desde luego con mis letras dejo la duda si la legítima le recibe. Y de que manera si lo hace.
      Un abrazo Marisa.

      Eliminar
  5. Cuánta magia desaparece cuando lo cotidiano como puede ser el roncar irrumpe en nuestras vidas. De todas formas veo a tu protagonista un poco jeta. Espero que la esposa también elija y decida cocinar para alguien menos egoísta y le mande lejos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ronquido como otra clase de aire que sale de orificios más oscuros, pueden romper el encanto de un sueño, de un romance o una bonita relación. No te quepa duda.
      Hay mujeres que se conforman con lo que tienen en casa, algunas se quieren muy poco ¡Lástima!
      Besos casi doctora.

      Eliminar
  6. Difícil pero sabia decisión por su parte. Ahora falta conocer cuál será la decisión de su esposa, la oficial, la que cocina tan bien. Yo, en su lugar, no estaría muy seguro de que me esperara con los brazos abiertos, sino más bien con el rodillo de amasar en la espalda.
    Haber puesto a Homer Simpson como imagen, me parece acertadísimo. Le creo totalmente capaz de hacer lo mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre tú y yo Josep: Este tipo no llega a tipo, es más bien tipejo. No se merece una buena mujer, cuanto menos una buena cocinera como parece ser la suya.
      Si es inteligente no creo que lo reciba ni tan siquiera con el rodillo de amasar ¡Allá se pudra entre los ronquidos de la amante! ¿No te parece?
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Curioso personaje, humor fresco el tuyo. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso sí, pero algo más... ¿No crees?¿Tú le abrirías tu corazón y tu puerta? No creo.
      Pero unas risas si te podrías echar con él.
      Besos amiga Marijose

      Eliminar
  8. un placer leerte
    encontrarte
    descubrirte
    un abrazo desde mi madrugada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mutuo en el encuentro, en tu presencia y en tus letras dedicadas a un servidor.
      Nos fundimos en un abrazo.

      Eliminar
  9. Vamos yo creo que la mujer lo tiene que dejar en la calle por lo menos, vaya caradura.
    El tema de los ronquidos da para muchos relatos de terror.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le haría sufrir un poquito antes de dejarlo en la calle y tirarle las maletas por la ventana.
      ¡Ahhhh! Si es que los hombres somos unos perdidos.
      Besos Conxita.

      Eliminar
  10. ¡Menuda jeta que tiene tu prota! jajajajaja. Como suele decirse a veces la realidad supera la ficción y en una ocasión un amigo que le fue infiel a su pareja, trataba de convencerla de que lo dejara probar con la otra por si le iba bien, pero que no se fuera lejos por si no era así y volvía con ella. El decía con total naturalidad, ¡impresionante!

    Un micro muy diver, Francisco. ¡Gracias por las risas!

    Un beso de viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego hombres y mujeres de esta calaña existen pero no me figuraba ni en sueños que tú conocieses a uno de ellos. Al menos van con la verdad por delante, pues los que abundan son los que lo hacen a espaldas de la pareja llevando doble vida; eso me parece triste, lo otro simplemente divertido. Y a partir de ahí que cada uno tome sus decisiones.
      Besos querida Julia.

      Eliminar
  11. Anda que humor no te falta, pero vaya personajillo, pero si me lo permites, menudo personajillo, vamos infiel y encima tiene la cara de volver con su mujer porque ronca pero que mas da si cocina, ains vaya y vaya.
    Un abrazo. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo elemento ¿Eh Teresa? Como para darle de comer, pero aparte.
      El humor lo dominamos en este país de pandereta donde nos reímos hasta de nuestra propia sombra.
      Besos

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...