lunes, 6 de febrero de 2017

El refugio






El armario donde acaba de encerrar a su muñeca no es solo un mueble más. Es el mismo donde la abuela se metía de niña cuando sus padres discutían; el mismo donde escondía a papá cuando era pequeño y el abuelo venía borracho y violento.

Un armario que parece proteger a los seres indefensos de las personas malas que les hacen daño.
Ahora está a la espera de que toquen al timbre de casa para refugiarse en él, junto a su queca.

Hoy viene el amigo de mamá, ese que juega con ella haciéndola daño y después le dice que no se lo cuente a nadie.




Derechos de autor: Francisco Moroz

30 comentarios:

  1. uf vaya relato frente al maltrato, ese que por desgracia aparece diariamente, buen relato, duro pero bueno. un abrazo. TERE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y te has llegado a preguntar si el supuesto amigo maltrata a mamá o a la niña? Entonces es posible que la dureza del maltrato sea peor y signifiquen otras cosas más execrables .
      Gracias por tu lectura Teresa.
      Un beso

      Eliminar
  2. Francisco, últimemente juegas a arrugarme el alma y lo consigues totalmente. Qué micro tan bueno. Y tan terriblemente real para muchos pobres indefensos.
    Y yo sí me he planteado lo peor. Soy así de malpensada y suelo acertar. Además te conozco y además tú escribes y yo interpreto y además...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como lectora habitual ya intuyo que te pones en lo peor cuando lees alguno de estos micros. Todo lo relacionado con los niños me resulta sensible de ser denunciado.
      A esos monstruos que son capaces de hacerles daño solo para satisfacer sus gustos enfermizos les ataría una rueda de molino y los tiraría a un río profundo. Ni tan siquiera merecen el calificativo de personas y menos de humanos.
      Y es la triste realidad de una sociedad tremendamente hedonista y egoísta.
      Un beso Rosa.

      Eliminar
  3. Un armario que simboliza refugio frente al maltrato y el abuso de varios miembros de una familia a través del tiempo. Imagino las malas vibraciones que debe albergar en su interior, y me dan escalofríos. Lo más terrible de tu relato, querido Francisco, es que no tengo duda de que existe algún armario así en el mundo real. Triste pero muy bueno :)

    ¡Besos de lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un armario donde debería haber toda una institución velando por la integridad física y psíquica de nuestros pequeños. Triste ¿Verdad?
      Ese armario debería haber sido quemado con los malvados dentro y de esta manera reducir a cenizas a los maltratadores y abusadores de inocentes.
      Besos de Jueves.

      Eliminar
  4. Con tu relato me has recordado a la película (-ya sabes que yo soy de pelis-) "La habitación", donde únicamente aparecen tres personajes: la madre, la niña y el amigo de la madre. Y también hay un armario. No cuento más por no hacer spoiler, pero tampoco creo que sea necesario.
    Si encerrarse dentro de unas maderas es la única 'salida' para algunos a través de generaciones, algo falla repetidamente desde hace mucho tiempo, ¿no?
    Muy, pero que muy preocupante y triste relato, Francisco.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es verdad! Esa película la vi hace tiempo y me la has traído de nuevo a la memoria. El protagonista era un pequeño niño y su madre y un ser desaprensivo. Esa película me dejó un mal sabor de boca sobre todo porque los malvados nunca la pagan del todo.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. El principal aliado del maltrato es el silencio. El silencio de las víctimas que siempre se sienten culpables. El silencio de los cercanos que callan por una falsa educación. Es bueno romper el silencio. ¡Buen relato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. Mahatma Gandhi lo resumió en dos frases muy claras: "Más que los actos de los malos, me horroriza la indiferencia de los buenos.” “Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena”.
      Más que romper el silencio diplomático y educado es gritar, denunciar y actuar ve forma personal, implicándose si fuera necesario, enfrentándose a los cobardes que son capaces de hacer tanto daño.
      Gracias por pasarte y por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Terrible historial de violencia. Lástima que ese armario todavía sirva para esconderse del mundo.

    Más saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo único que parecen tener estas víctimas que por generaciones han heredado no solo el mueble sino la violencia del maltrato.
      Otro saludo para vos Julio.

      Eliminar
  7. El armario se ha utilizado como símbolo de ocultamiento de secretos, no solo de personas.
    Ojalá nadie necesitara de ellos para esconderse de la realidad.
    Muy buen micro!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que es un elemento que siempre ha sido asociado al ocultamiento. De hecho los homosexuales que se atreven a declarar su condición se les dice que han salido del armario. En el siglo XXI se siguen dando paradojas de este tipo. Estamos muy retrasados en pensamientos y libertades. O eso o que somos muy hipócritas.
      Gracias como siempre Josep por tu acertado comentario.

      Eliminar
  8. ¡Menudo armario! En mi casa nunca ha hech falta ningun como ese, y espero que siga siendo así.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo general María, en ninguna casa hay armarios de este tipo. Lo que no es habitual es que los haya.
      Hay una frase que desde que la oí me impactó y dice así: "¡Ojalá! el mundo no fuese redondo, de esta forma los niños nos podríamos esconder en las esquinas"
      Besos de jueves.

      Eliminar
  9. Impactante relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata Suni, de remover conciencias y despertarlas de su adormecimiento, para no dejar de recordar que los niños y las mujeres y muchos ancianos, siguen siendo maltratados, abusados, ignorados y explotados.
      Besos amiga.

      Eliminar
  10. Hay ciertos males de los que ningún mueble nos ampara. Un fuerte y contundente relato. Muy buen trabajo, compañero.

    Un beso.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El único elemento que puede amparar al indefenso es la ley y la justicia resolutoria y efectiva. Pero sabemos todos que, aunque haya denuncias por medio, las mujeres y los niños siguen siendo carne de cañón para estos hijos de mala madre.
      Besos compañera.

      Eliminar
  11. Un relato breve que no necesita mucho más para transmitir emociones. Me ha gustado mucho, Francisco! Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quedo muy agradecido Ramón por tu apreciación.
      Un abrazo compañero.

      Eliminar
  12. Un relato muy intenso. ¡Cuántas emociones despierta! Me ha encantado pasar por aquí y me quedo un ratito con tu permiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas llegado hasta aquí. Espero verte más a menudo y tienes libertad absoluta para trastear y curiosear por esta casa. Quédate si quieres.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Un micro escalofriante, qué horror y cuanto dolor y silencios teñidos de culpas por culpa de esos personajes que se aprovechan de la inocencia de los niños.
    Terrible, este tema despierta mi lado más intransigente y me enfurece, asi que imagina si me han transmitido tus letras.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa como a mí: Cada vez que me cuentan o leo en las noticias algún caso nuevo de violencia de género o de una red desarticulada de pederastas, me exalto de tal manera que si me pusieran en ese momento delante a los agresores no creo que saliesen indemnes del bis a bis.
      En este caso el micro no es un cuento.
      Besos, amiga.

      Eliminar
  14. Tremenda realidad, Francisco, mucho más cotidiana de lo que puede parecer. Casi jugando hiciste una denuncia que debiera abrirnos los ojos para proteger a tantas criaturas.
    Me gustó este micro. Muchas gracias y
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quedo muy agradecido Egle por tu visita que espero se repita.
      Aunque escribir es un divertimento para un servidor, en este tipo de relatos o micros pongo mi conciencia en la punta de mis dedos para que lo que salga no deje indiferente ni a quien lo ha escrito. Por tanto si te llegó la historia, significa una motivación personal para seguir escribiendo de esta manera.
      Otro abrazo sentido para vos.

      Eliminar
  15. En pocas líneas describes magníficamente algo que sucede más a menudo de lo que pensamos y consentido por quien debiera proteger.
    Intenso.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo honestamente que hay situaciones, que los que debieran velar por la seguridad e integridad de los menores son los más interesados en mantenerlas.
      Besos

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...