lunes, 30 de enero de 2017

Metafóricamente hablando





Este fin de semana he desconectado de la realidad, y no he encontrado manera más relajada de hacerlo que ordenando las estanterías donde cohabitan mis libros más queridos.

Mi biblioteca es un habitáculo donde los tomos cubren las paredes de parte a parte, remedio eficaz para no tener que pintarlas, pues quedan totalmente forradas con madera y cartoné, y toda la sabiduría de mis autores favoritos.

Algunos quedan a siete alturas sobre el nivel del suelo y necesito por tanto, una pequeña escalera para alzarme sobre ese dechado de conocimiento escrito y convenientemente empolvado.

De esta manera, puedo acariciar con un trapo húmedo y de forma personaliza a cada uno de los inquilinos depositados en las baldas, que parecen convertirse ante mis ojos, en gatos mimosos.

Me subo, limpio y doy esplendor como lo hace la Real Academia de la lengua española. Sacando brillo con tesón y empeño; hasta que por culpa de un descuido y algún tornillo flojo, y de forma estrepitosa, se me viene encima la sección de cuentos clásicos y cómics. La de novela contemporánea y la histórica, dando un nuevo significado a eso de: “La caída del imperio romano”.

En el suelo se forma un pequeño caos de efecto mariposa con ley de Murphy incluida. Hojas desparramadas sin ser otoño, portadas abiertas de forma impúdica mostrando sus textos más íntimos y… Unas telas revueltas de color vivo (a pesar del golpe) 

¡Gran misterio este!

Pues ignoraba que a parte de los marca-páginas y las flores secas que guardo entre folios para recordar renglones significativos; pudiera haber introducido tejidos tan voluminosos.

Me bajo del escabel, me acerco y descubro el misterio.

Las capas carmesí de Caperucita y Superman se mezclaron con las del emperador Tiberio en Ben-Hur y la del torero Espartero de la novela Sangre y arena. Y todas ellas con las de los capas rojas de…

…Voy a tomarme un café cargadito de azúcar y solucionaré el desaguisado. Daré a cada uno lo suyo, y “al César lo que es del César”.

¡Menos mal que el Quijote quedó en su sitio ¡ ¡Si no!
¡Menuda locura!



Derechos de autor: Francisco Moroz


Escrito presentado en la comunidad "Relatos Compulsivos" en el reto de tres palabras: 
Carmesí-Desconectar-Azúcar.
que ha conseguido el tercer puesto




25 comentarios:

  1. ¡Qué bonito! tan real lo de imaginarte ordenando las estanterías y tan mágico lo de encontrarte con esas capas. Esto debe tener algún significado, seguro.
    Habrá que ver qué puede unir (además de las capas) a Caperucita, Superman, Tiberio y Espartero. y ya solo les faltaba el Quijote ;-)

    Me ha gustado mucho, ¡enhorabuena por ese tercer puesto, Francisco!

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas todo lo que lees, eres imaginativa viéndome subido cual saltimbanqui encima de una escalera.
      mis libros los tengo descuidados, más de lo que quisiera ¡Ya me gustaría tener todo el tiempo del mundo para dedicárselo sin medida.
      Gracias por tu ensoñación desmedida. Lo de las capas pura fantasía.
      Besos Chelo.

      Eliminar
  2. ¡¡Enhorabuena!! Muy merecido al menos el tercer puesto porque es un relato muy bueno. Un precioso juego de palabras metaliterario. Me ha encantado. Llevas una temporada sembrado, amigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más interesante de participar en estos retos es el medirte con otras personas que escriben la mar de bien, presentando unos relatos la mar de curiosos e interesantes. Llegar a un primer, segundo o tercer premio ya es un logro que sirve de incentivo; pero el reconocimiento y la lectura que hacéis es lo mejor de todo. y por ello escribo entre otras cosas.
      gracias Rosa.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Lo primero es lo primero, Francisco: ¡enhorabuena por este premio a tu merecido ingenio! Siempre decimos que no hay mejor recompensa que los comentarios del lector, pero algún diploma de vez en cuando también sienta muy bien :D

    Aparte de eso, me ha encatado tu forma de contar este divertido e imaginativo episodio. Ya en cierta ocasión nos mostraste tu escritorio y estanterías, así que no me ha costado mucho imaginarte. Espero que tras el café todo volviera on facilidad a su lugar.

    ¡Un beso de lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente has certificado lo mismo que he respondido a Rosa con anterioridad: El mejor premio sois los lectores y vuestras opiniones.
      Por cierto ya he visto que estás de vuelta en tu blog, pero te indico que no hay lugar en él, para dejar un comentario a tus escritos. Y es algo frustrante.
      Besos amiga.

      Eliminar
  4. ¡Enhorabuena! Es curioso, una de las cosas que más me relajan es exactamente lo mismo. Ordenar mi librería de libros y comics, darle vueltas a la sección Marvel, DC, comic europeo... Narrativa clásica, moderna, filosofía, historia, ciencia. Puedo pasarme tres días, en realidad podría estar mucho más pero mi mujer comienza a ponerse nerviosa por el lío de libros, revistas y comics. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mujeres es que se ponen excesivamente celosas cuando te ven acariciar libros; es como si las hiciéramos de menos y no es así ¿Verdad? A cada uno lo suyo, que es lo que dice el protagonista en el relato.
      Me alegra el verte por aquí compañero, dejando huella en tu paso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Zorionak, Francisco! por el 3º premio. Has hecho un relato muy entretenido y a tu estilo que es el que me gusta leer. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eskerrik laguna. un placer me leas y valores
      Ese tercer premio me llena de satisfacción, pues son muchos los que se presentan con relatos de calidad.
      Besos también para ti.

      Eliminar
  6. Más allá del relato, no me cabe duda que le tienes un cariño tremendo a tus libros, tus amigos, y el abrazo que recibes a corazón abierto cada vez que abres uno para leerlo.

    Me alegro por ese tercer puesto que conseguiste.

    Más saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya lo creo! No te voy a decir que son mi vida, pero me salvan de muchas situaciones de las muchas que nos encontramos en la vida, dándome refugio y consuelo, no te quepa duda que son auténticos amigos. por ello son los protagonistas de algunas de mis historias.
      Un saludo compañero.

      Eliminar
  7. Felicidades por ese premio y sobre todo por esa imaginación desbordante, ¿qué decir de los libros y el amor por ellos? te atrapa desde la más tierna infancia y te convierte en un auténtico devorador de letras y esa adicción se reconoce también en otros adictos que miman con igual cariño sus libros y es que ¿cómo se puede vivir sin libros y sin leer?
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son como la droga: una vez que te atrapan es difícil pasar sin una dosis de ellos a diario.
      Los libros físicos, que no los digitales, tienen todo un universo girando en torno a ellos con su peculiar magia. Me puedo pasar muchos minutos contemplando y apreciando libros encuadernados manualmente y de buena edición. son auténticas obras de arte.
      Gracias por tu felicitación, eres una buena amiga.
      Besos

      Eliminar
  8. Jajaja. Pues has logrado componer una historia de lo más simpática. Los libros encierran un sinfín de historias y todo tipo de atrezzo literario. Quizá sea ese el momento de poner orden y releer alguna de esas joyas que llevaban tanto tiempo arrinconadas.
    Lo de las portadas abiertas de forma impúdica mostrando sus textos más íntimos es para sobresaliente. No sabes cómo me ha hecho reír.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, enhorabuena por el premio.
      Otro abrazo.

      Eliminar
    2. Cuando escribo, de vez en cuando me sobrevienen ese tipo de frases originales con las que poder significar cosas de manera metafórica y solapada que lectores avezados como tú, pilláis al vuelo y sabéis apreciar.
      Por lo tanto mi agradecimiento por esa atenta lectura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Me ha encantado. Esa manera de describir los libros me ha envuelto en el olor de viejos libros. Precioso.
    UN besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese olor a papel y tinta... A los que no les gusta leer no saben lo que se pierden y dirían de nosotros que estamos un poco chiflados con lo que decimos de ellos, de los libros ¡Fetichistas! sería lo más suave.
      Besos para ti María.

      Eliminar
  10. Merecido premio por ese abrazo abierto a tus amados libros. Un placer espiar tu biblioteca de vuelta de mis vacaciones, querido amigo.

    Un beso.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estabas perdida en tus vacaciones, es ya hora que te incorpores con tus escritos. los que te leemos echamos de menos tus letras y tu presencia Fer.
      Besos y adelante con fuerza.

      Eliminar
  11. ¡Enhorabuena Francisco! Merecido el premio, sin duda. Me ha encantado el relato y me ha sucedido como a Julia, después de ver la foto de tu estudio no me ha costado nada imaginarte limpiando la librería y dando ese maravilloso salto hacia la magia que solo las letras atesoran. Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que entras me dedicas unas letras la mar de amables y asertivas. Me voy a acostumbrar mal y cuando reciba críticas no las voy a encajar bien ¡Ya te aviso!
      Tu imaginación desborda, yo me subo poco a limpiar libros, falta de tiempo, pereza...vete tú a saber.
      Un gran abrazo compañero.

      Eliminar
  12. En primer lugar mi felicitación por el merecido premio. Que decirte del relato, me ha parecido una mezcla de genialidad y divertimento al mismo tiempo. Soy de las que si quien escribe es capaz de llevarme a ese estado visualizo lo que voy leyendo y te vi ahí con el plumero, pañuelo en la cabeza, hasta cantando y sí me reí, no te pediré disculpas por ello, al contrarío ahí van mis felicitaciones no todo el mundo es capaz de dar esa patina a sus personajes. Aunque si te pasó eso lo mío es la crónica de una muerte anunciada como los estantes digan de caer jajaja.
    Mi enhorabuena nuevamente esta vez por el magnifico relato.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya capacidad la tuya. Ese personaje no soy yo, pero no me importaría serlo aunque solo fuera para que mis libros estuviesen un poco más mimados. La visualización de las estanterías hasta el techo si es real y que se necesita una escalera para llegar hasta los de arriba también.
      Me alegro que te haya gustado y te agradezco esa felicitación por la tercera clasificación.
      Besos relatora.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...