miércoles, 4 de enero de 2017

¡Jamón, jamón!



Desde una viga del techo esperas el momento adecuado para complacer a tu verdugo, el mismo que te troceará morbosamente y con deleite al hacerlo. Mientras los demás ansiosos esperan la ocasión de devorar tu sabrosa carne. Es el ritual de todos los años por estas fechas.

Se reunirán en torno a una mesa y tú, junto con el caviar y el salmón, te convertirás en el plato estrella por excelencia. Serás acompañado con afamados vinos, después de haber sido degustado un caldo hecho con tus huesos. 

Siempre fuiste un cerdo poco vistoso, ahora eres un manjar con el que festejar otra comida del doctor Hannibal Lecter



Derechos de autor: Francisco Moroz



14 comentarios:

  1. ¿Un cerdo? Al Dr. Lecter no es el cerdo lo que más le gusta. No sé, no sé, pero me parece que hay cerdo, quiero decir gato, encerrado en este micro.
    Muy bueno, Francisco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo hay! ¡No encerrado! sino colgado de la viga del techo.
      Efectivamente a Lecter le gustan determinados manjares a los que no podemos acceder muchos de nosotros, entre otras cosas porque nuestros gustos no son tan refinados en asuntos culinarios.
      Un beso.

      Eliminar
  2. El manjar el jamón, pero si es para un caníbal quien sabe jajjajja, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dejamos todo colgado, pendiente de dos signos de interrogación, y que cada cual piense lo que le venga en gana. que en cuestión de gustos hay mucha variedad.
      Besos Mamen

      Eliminar
  3. Fíjate que tengo ahí la duda de lo que hay colgado en la viga, jeje
    Feliz Año, Francisco!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con eso estoy jugando en este micro que pretende decir más de lo que está escrito...¡Muy sagaz!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  4. Nunca pensé que por comer jamón me asemejara al más terrible psicópata de todos los tiempos. Me has dejado preocupada Francisco.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo depende de lo que penda de la viga del techo. Un jamón de pata negra puede ser diferente al de un "animal y un cerdo" ¿Humano?
      ¿Hay que decir más teniendo en cuenta la naturaleza del amigo Hannibal?
      Besos

      Eliminar
  5. El jamón es imprescindible en estas fiestas y... siempre. Jamón, pan, buen vino..., incluso algo de queso... ¡Buah, se me hace la boca agua!
    Creo que les voy a dejar a los camellos y a los Reyes unos montaditos de ibérico (je, je...).
    Que los RRMM sean benévolos contigo, Francisco y te llenen de deliciosos manjares
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imprescindible ¡Sí! Según que tajadas te gusten más.
      Yo desde luego a la mesa de este señor no me sentaría sobre todo si el primer plato fuera carne y menos me presentaría enplatado para que me degustasen los demás.
      Abrazo, amigo.

      Eliminar
  6. Jamón del medio tu relato, Francisco. Sorpresivo y sabrosón ;)!

    Un beso grande!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! tus comentarios también lo son.
      Otro beso de los grandes para vos.

      Eliminar
  7. También he sido un cerdo poco vistoso, pero a la espera de que me coma Jennifer Lawrence.

    Más saludos, Francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja tú lo que eres es un tío listo con deseos selectos de ser comido por alguien con más enjundia y elegancia. Pero creo que los juegos del hambre van por otros derroteros ¿No?
      Saludos Julio.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...