jueves, 13 de octubre de 2016

Encuentros




Conducía con los ojos anegados en lágrimas de dolor, le habían avisado unas horas antes del accidente grave sufrido por ella y de su consiguiente traslado a urgencias.
Él conducía lo más rápidamente que podía, se podría decir que incluso con temeridad, no admitía el no estar a su lado en esos momentos de necesidad, ella seguro que le estaba llamando, diciendo su nombre perentoriamente. Debía llegar como fuera, no podía imaginar perderla y no estar presente.

Mientras su coche rodaba enloquecido por el asfalto de la ciudad, su mente le traía los recuerdos compartidos donde siempre eran protagonistas los dos…

... Cuando se conocieron por Internet, el primer encuentro con los nervios a flor de piel temiendo decepcionar al otro. El primer beso, los primeros planes de futuro. Todo el amor que se habían dedicado entregándose a la certeza de que lo suyo sería eterno. Eran jóvenes y tenían toda la vida por delante para amarse y enamorarse cada día el uno del otro, compartiéndolo todo.

Su palabra favorita era: encuentro, pues ellos sabían encontrarse en cada situación. Con las miradas, con las manos. Poseían la intuición de saber que era lo que el otro necesitaba a cada momento.

Encuentros en la intimidad con sus cuerpos, en público con sus sonrisas y palabras; su relación era un puro encontrarse a cada instante…Y ahora la maldita lluvia era la responsable de que ella estuviera en el hospital, postrada, sola, sin él, después de que su automóvil se saliera de una carretera comarcal y cayera a un barbecho pronunciado. Cuando la encontraron estaba inconsciente y su cabeza sangraba profusamente.

¡No! No quería recordar más los detalles que le contaron por teléfono desde el hospital.

Aceleraba cada vez más, necesitaba verla y cogerla de la mano para que notara su presencia, no iba a ser esta la única vez en que no se pudieran encontrar.
Un semáforo se encendió rojo, como la sangre, pero sus ojos solo veían su imagen, la de su amada que le esperaba.

Consiguió llegar al centro hospitalario, pero justo en el momento en que ella expiraba y abandonaba su cuerpo. Él gritó, pero no pareció oírle nadie, estaban todos muy concentrados en tapar el rostro de su chica y mover sus cabezas de izquierda a derecha como para confirmar que no había más que hacer.

Él les empujó para quitarles de en medio pero ella, le vio, le cogió de la mano y le miró a los ojos dándole a entender que le amaba, que no le había fallado, que estaba allí, acudiendo a su llamada desesperada.

La miró él a su vez, con tanta dulzura, que se sintió liviano como el aire, el mismo que les alzaba a ambos impulsándolos hacia arriba en un abrazo.
Como volutas de humo se fundieron en una misma alma para continuar viviendo su amor en lo ilimitado de la eternidad.

En un cruce de la ciudad un coche se saltó un semáforo y aparecía destrozado junto a una farola medio derribada. Algunas personas pedían ayuda, otros llamaban con sus teléfonos a los servicios de urgencias y los más, contemplaban en la distancia el cuerpo roto del único ocupante que aún a pesar de haber muerto violentamente, lucía en su boca una preciosa sonrisa de felicidad.

El encuentro se había consumado por última vez.



Derechos de autor: Francisco Moroz

57 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Carmen
      Otro saludo para ti, convertido en abrazo.

      Eliminar
  2. Precioso relato lleno de romanticismo, una de tus señas de identidad, querido compañero de letras y amigo Francisco, porque de lo que ya voy conociendo de tu estilo narrativo, puedo afirmar que este estilo romántico es el que sobresale por encima del resto y eso que sueles ser polifacético y muy cultural.
    El mensaje está lleno de dramatismo, la intriga poco a poco se desvela con facilidad, ya que se vislumbra ese terrible final plagado de emotividad. Hay algo también común con mi relato y es la presencia de estos dos espectros protagonistas con un final donde se deja claro al lector lo sucedido, que me parece estupendo por tu parte que te hayas arriesgado a hacerlo a tu manera y el resultado haya quedado genial.

    Mis felicitaciones y te deseo mucha suerte en el concurso.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso comprobar como en dos relatos tuyos y dos míos ha habido esa especie de interconexión en la que los parecidos son pura casualidad o causalidad.
      Me hace gracia que me digas que mi estilo es el romántico; ya te confirmo que soy muy malo escribiendo romances y erotismo, no es mi fuerte. Por otro lado tampoco frecuento la lectura de ese género en que todo me parece en exceso ñoño y edulcorado o demasiado dramático ¿Será porque me recuerda a los culebrones venezolanos?
      Agradezco infinito tus apreciaciones,sabiendo cual es o fue tu profesión. Con ello me inyectas confianza en lo que escribo.
      Te mando un abrazo amiga y también compañera.
      Nunca dejes de pasar por aquí.

      Eliminar
  3. Un relato que en concurso vas a subir mucha nota. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el listón lo subimos entre todos los que participamos...Y lo sabes.
      Besos, Mamen

      Eliminar
  4. Muy buen relato, Francisco, como todos los que salen de tu pluma cibernética.
    Me ha encantado esas vidas llenas de encuentros, tanto en la vida como en la muerte, hasta el punto de arrancar uns última sonrisa a nuestro desventurado protagonista.
    Te has hecho esperar, compañero, pero ha valido la pena.
    Un saludo y mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena, y de momento los "Musos" y no los de escuadra, me acompañan y están a mi lado para inspirarme.
      una sonrisa como la del protagonista, es la que debería acompañarnos a todos durante el proceso de la vida hasta la muerte.
      Te mando un abrazo y te deseo la misma suerte para el concurso compañero.

      Eliminar
  5. El encuentro que siempre les mantuvo unidos, les hará permanecer, eternamente, siendo uno.
    ¡Maravilloso!
    Francisco, me angustió su llegada y verla que había partido sin él, pero devolviste la sonrisa a mi corazón, con ese descenlase.
    ¡Te felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leer comentarios en los que decís que el relato os ha hecho vibrar de alguna manera, o sonreír o soltar una lágrima.
      Eso para un servidor es la mejor de las recompensas, te lo puedes creer.
      Gracias por tu paso dejando huella amiga Viana.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  6. Enormemente hermoso es un gran relato de amor y merecía la pena,
    sería el momento eterno de dos almas que en su amor siempre estarían
    juntas, inseparable en la eternidad. Felicidades...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por este comentario y tu sentir con respecto a él.
      Un abrazo esperando verte en más ocasiones por aquí, tu casa.
      Un abrazo Isidoro.

      Eliminar
  7. Oh, qué bonito final! Hasta me erizaste la piel... lograron su último encuentro :)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las cosas que escribes en tu blog tan... sentidas, yo me convierto en aprendiz.
      Por ello con tu breve comentario me basta parta sentirme orgulloso de lo escrito.
      Mil besos.

      Eliminar
  8. Un amor infinito nada ha podido separarlos ni siquiera la muerte.
    No deja sensación de perdida todo lo contrario es eternidad.

    Un relato precioso Francisco.

    Muchísima suerte, compi!
    Besos, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando existen ese tipo de sentimientos tan profundos, el desarraigo es doloroso, la distancia infinita, y el dolor insoportable. La mejor salida de estos dos amantes únicamente podía ser esta.
      Gracias por estar por aquí y dejar tu comentario siempre tan deseado por el que escribe.
      Besos y sonrisas.

      Eliminar
  9. Una historia de amor más allá de la muerte, excelente elección has hecho, Francisco. Y la has contado con una prosa que nos mantiene el interés, expectantes hasta el final. Te felicito, has construido un bello argumento y lo has sabido desarrollar en un texto acotado en modo muy natural. Te mando muchos saludos ¡Mucha suerte!
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quedo agradecido por esas maravillosas palabras dedicadas al relato.
      Las historias e amor no es que sean mi fuerte a la hora de escribirlas, pero concibo que son de las pocas que merecen ser contadas con intensidad.
      Un abrazo y suerte también a ti.

      Eliminar
  10. ¡¡¡Ay, qué bonito!!! Muy romántico y con un punto de fantástico y negro. Aunque esta vez me esperaba el final, me ha encantado lo bien escrito que está y lo tierno que lo describes. Precioso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contigo, que esperas los finales de antemano, es más difícil la sorpresa.
      Al menos el romanticismo que guardas en tu corazón se ha dejado embargar con la historia.
      Muchas gracias Rosa, eres un encanto de mujer.

      Eliminar
  11. Gracias , Francisco. Un fuerte abrazo de Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme Iván.
      Desde España otro fuerte abrazo hermano.

      Eliminar
  12. Me asombra tu pluma por la diversidad de las temáticas que aborda, por su sello inconfundible de ternura y de hondura, así como por su prolífica laboriosidad. Un relato entrañable de encuentros que van más allá de la vida que conocemos.

    Un beso grande, compañero ;)!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces me bulle la cabeza de historias imaginadas, lo difícil es transcribirlas en letras que tengan ese sentido que encuentro en las ensoñaciones. de vez en cuando hilo fino y salen cosas de estas.
      Cuando entráis y opináis me subís el ánimo creativo.
      Por tanto gracias amiga.
      Para vos un besos grandote

      Eliminar
  13. Un relato cargado de romanticismo trágico o de tragedia romántica, da lo mismo. Sus almas estaban unidas desde un inicio y tenían que volar juntas hacia el infinito. Una bella historia de amor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los grandes amores como el de Romeo y Julieta se escribieron como tragedia griega, de esas que terminan en muertes inesperadas y drama familiar y de amigos.
      En este relatito, la tragedia es adaptada a los tiempos que corren, pero con una salida a la esperanza y la felicidad de los dos amantes.
      Un abrazo agradecido por tu comentario.

      Eliminar
  14. Francisco, está visto que soy una romántica, ¡Qué bonito y qué triste! pero al menos se han encontrado. Te ha salido una historia de amor de esas que trascienden al tiempo, dónde todo es posible por estar con el otro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al igual que tú, yo también lo soy y empedernido que es peor.
      Y es curioso, porque son las historias que menos me gusta leer y escribir.En vista de vuestros comentarios tendré que afilar las teclas y aprender a escribir este tipo de relatos.
      Besos Conxita

      Eliminar
  15. Precioso y triste a la vez. Un final romántico pero trágico.
    Muy bonito.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ea! copiando de los clásicos y de ese tipo de amores que nunca terminan bien.
      En este caso el final no es absoluto.
      Besos María.

      Eliminar
  16. Apasionante carrera hacia el encuentro predestinado. Un relato veloz que te agarra desde el inicio y no te suelta hasta el mágico final. Con el corazón desbocado y la mente en otro lugar, el protagonista corre hacia los brazos de su amada, para despegar juntos.
    Mucha suerte en el concurso, aunque con un relato tan bueno, la suerte es lo de menos.
    ¡Abrazo, compañero de letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como decía Cesar: la suerte está echada, y algunos de los relatos presentados son francamente buenos.
      No obstante yo siempre os digo que me bastan los comentarios tan amables que dejáis para que yo me sienta suficientemente recompensado.
      Compañero, es un placer recibirte. otro abrazo para ti.

      Eliminar
  17. Solo te puedo decir una cosa: Enhorabuena. Es un gran relato, porque has descrito muy bien el amor con mayúsculas, ese que es de verdad y ese en el que los dos no saben vivir el uno sin el otro. Un abrazo. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando tu corazón está predestinado a entregarse a otra persona, no puedes oponer resistencia, y no eres capaz de vivir sin ese ser que te complementa, sin él nada tiene sentido.
      Besos y gratitud amiga.

      Eliminar
  18. Amor verdadero el de la pareja, el que cuesta tanto de encontrar y mantener vivo. Destinados a volar juntos y continuar amándose en otra dimensión, si quieren.

    A veces internet consigue conectar a las personas adecuadas entre sí.
    Me conmovió el relato, y gustó la parte espiritual, esotérico, del mismo.

    Suerte en el concurso, amigo.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Mila, en este caso la parte trascendental queda reflejada claramente como una continuidad de lo que ya existía de antemano: uno fuertes lazos de unión entre dos seres entregados el uno al otro.
      Gracias por tus deseos amiga.
      Un placer recibirte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Un relato tristísimo pero muy hermoso a la vez, Francisco. Dicen que el amor es capaz de todo, que no entiende de fronteras, y en tu historia queda claro que ni siquiera la frontera entre la vida y la muerte es capaz de segarlo cuando es su sino seguir en flor. Precioso, creo que nos has dejado a todos suspirando :))

    ¡Besos de viernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te agradezco esos suspiros que son parte del tipo de premio que yo busco cuando escribo, y en el que entran a formar parte cualquier tipo de sentimiento provocado por la lectura.
      Además tú que eres especialista en escribir historias de amor conflictivas, ardientes, eróticas, apasionadas tienes mucho que enseñar a este aficionado.
      Con lo cual tu opinión cuenta mucho al respecto.
      Gracias amiga.
      Besos de martes.

      Eliminar
  20. Un final triste y a la vez esperanzador. Mal que bien los amantes se encontraron y consiguieron estar juntos.
    Genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un final que no es final para las almas de esos enamorados que vivirán su amor en otro plano trascendental.
      Tengamos la esperanza a que esto pueda ser posible.
      Besos Paloma.

      Eliminar
  21. Una forma de morir que vale la pena. El encuentro final y la idea de que ya nada los va a separar. Has tocado mi rinconcito romántico Francisco. Me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tu rinconcito romántico es grande y lleno de luz.
      Es triste pensar que todo acaba con la muerte, al menos tengamos abierto ese canal trascendente que nos llena de esperanza a aquellos que encontramos el amor y queremos seguir abrazados a él.
      Un abrazo también para ti compañera.

      Eliminar
  22. Algo tarde pero aquí llego para comentar jeje. Ya estoy leyendo los relatos que quedaban para el concurso y aquí me encuentro con una "muerte" que ofrece el consuelo de que no llega en soledad a pesar de que ambos enamorados hayan terminado sus vidas terrenales en diferentes lugares. De las miles y miles de formas que hay de morir, al menos aquí no puede negarse la bondad del final. ¡Un abrazo y suerte para el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde cuando se llega a tiempo, y tú llegaste después de mucho sin verte.
      La muerte suele ser una buena musa inspiradora de historias terroríficas y macabras, de duelo y espanto. Pero también como buena dama, aún oscura, tiene lugar para lo romántico. Yo aproveché esa faceta y veo con sorpresa que es de vuestro agrado lo cual me complace, para que engañarnos.
      Te mando un abrazo y los mismos deseos de fortuna con el concurso.

      Eliminar
  23. Un relato genial Francisco, enhorabuena! Me ha encantado como lo has construido y como narras esa relación especial, tanto, que no tardan en volverse a encontrar para ascender juntos hacia el infinito, hacia un hueco relegado al mas puro amor verdadero. Un abrazo y mucha suerte en el concurso! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo como tú Ramón que todos somos seres de luz, todos vivimos sin pensar en la trascendencia de lo que podemos llegar a ser si nos esmeramos un poquito.
      La energía no es algo que se crea y se destruye, es algo que se transforma ¿En qué? ahí tenemos campo abierto a la imaginación. Creo que el amor con mayúsculas tiene mucho que ver.
      Un abrazo y mi gratitud compañero. Yo te deseo igual suerte.

      Eliminar
  24. Si, como dices, se entregaron a la certeza de que lo suyo iba a ser eterno cuando se conocieron por internet, para nada se equivocaron. Cuánta tensión y desasosiego transmite ese querer ir en búsqueda de ella, en vida y aún después del trágico suceso, ¡desgarradoramente bello!
    Me ha fascinado, Francisco y te deseo, como amigo que eres, la misma suerte que quiero para mí.
    ¡Un besazo, feliz tarde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo por tus bonitas palabras.
      Sabes que los amigos se desean suerte a pesar de competir entre ello, pues en sí no es un ser más que el otro, sino en poder compartir una experiencia enriquecedora.
      Besos y mis mejores deseos.

      Eliminar
  25. No diré que me ha gustado, me ha fascinado. Me has hecho vibrar, llorar, emocionarme...has tocado el corazón. Creo que me expliqué y sobran palabras.
    Mucha suerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu fascinación. Esas simples palabras ya me han dejado pasmado en el sitio.
      Como bien dices: sobran todas, por lo cual te diré solo que te quedo muy agradecido por ellas.
      Besos ya sabes que especiales para ti.

      Eliminar
  26. Vaya vaya vaya... (déjame recuperar el aliento)... si hoy por hoy tuviese que darle un premio a las historias de amor más tristes (aunque no es ético ni aceptable que todo se valore según un premio), esta historia ciertamente merece estar entre los diez primeros lugares. Es que es innegable que al lector, por morbo o por simpatía, por un "algo misterioso", le gustan las historias tristes. Nos cautiva, ya sea para bien o para mal.

    Mientras reflexiono el por qué, te mando un saludo, compañero de letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bueno! Julio David, no se si será para tanto, pero desde luego que acepto con mucho gusto tus elogiosas palabras, no se si le sentarán bien a mi modestia, pero me hacen feliz al comprobar que el relato ha sido de vuestro agrado.
      Somos un tanto morbosos los seres humanos, el que nos guste lo triste es porque de esta forma apreciamos y valoramos más los pocos momentos agradables y felices.En el contraste y la evaluación radica la aceptación de lo que tenemos en realidad como tangible.
      Un saludo y gracias por tu gran comentario.

      Eliminar
  27. Durante el periplo de tu relato le he repetido continuamente al protagonista que no le pisara tanto. Parece que veía venir el encuentro eterno. Aún con mi rabia de ser ignorada por tu personaje, je,je, he podido entender que quizás era la única salida para llegar a tiempo. Como, por desgracia, Disney todavía sigue haciendo mella en mí, los finales románticos me pirran, je,je. Será que la vida ya es jodida como para quitarnos el aliciente de que por amor todo se puede y se hace. Me encanta ese juntos para siempre, hasta se me está olvidando que ambos se han ido para el otro barrio. ;)
    Un besote. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja me encantas amiga. Osea que eras tú la que pisabas el freno del coche del protagonista...
      Disney a dejado como legado muchas historias lacrimógenas en las que las mamás y los papás morían, los amigos eran infieles y traicioneros en algunas ocasiones y en las que el mundo ideal no lo era. Pero por ello habremos de agarrarnos a lo tangible de nuestra realidad y vivirla a tope. Siempre nos quedará el teclado para inventarnos las historias que nos gusten con los finales que apetezcamos ¿No te parece?
      ¡Que alegría verte por aquí? ¡Repite!
      Besazos mi reina.

      Eliminar
  28. Néstor Ravazza9:12 p. m.

    Un relato cargado de vida y de romanticismo. Es el tipo de historias que le provocan un gusto agridulce al lector. Desde ya que tiene tristeza pero en el fondo una cierta luz. Me parece un excelente trabajo. Y perdón por mi demora en responderte Francisco. Soy muy nuevo en esto de Google+ y los blogs. Estoy tratando de adaptarme. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes de que disculparte amigo. lo importante es que has llegado y has participado con tu comentario por el cual te quedo muy agradecido.
      No seguimos leyendo Néstor
      Un abrazo mientras tanto.

      Eliminar
  29. Un final sorprendente, Francisco, y optimista, a pesar de la tragedia. Muy bueno!!!
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...