lunes, 20 de junio de 2016

Tiempo de cambio




Cuelgan de las cuerdas de la del quinto, como si nada hubiera pasado en realidad.

Un guiño en el ascensor, una provocadora sonrisa, un galanteo, una cita en su piso, unos escarceos en la cama, la entrada de un hombre enfurecido en el cuarto, un cuchillo inesperado, y unas sábanas llenas de sangre.

Después de deshacernos del cadáver hicimos la colada y hoy cuelgan blancas como la nieve en las cuerdas del tendedero de mi nueva, peligrosa y apasionada compañera que ha cambiado de amante.


derechos de autor: Francisco Moroz


28 comentarios:

  1. Todavía me quedan dos o tres vueltas que darle... Pero me gusta la sensación que provoca eso en mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo puedes leer y darle las vueltas que quieras María. Puedes sacarle tres o cuatro sentidos al argumento je,je. Me encanta provocar sensaciones encontradas.
      Gracias y besos.

      Eliminar
  2. Estimulante microrrelato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita palabra para un micro.
      Besos y bien hallada

      Eliminar
  3. Sobrio, breve y contundente.
    Vaya vecinos que te han tocado, jeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos vecinos que no son partidarios de dejar mácula alguna en sus devaneos amorosos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Si es que cambiar de amante como quien cambia de sábanas es lo que tiene.
    Muy bueno, Francisco, aunque le he tenido que buscar los cinco pies al gato, que nos vas subiendo el nivel para que no te pillemos ;-)

    ¡Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ahí le has dado! Para algunas cambiar de amante es como cambiar de sábanas. U buen detergente y por supuesto una buena coartada. Con eso se aseguran una vida sexual la mar de completa y libres de problemas de celos e infidelidades. ja,ja.
      Besos

      Eliminar
  5. Increíble, la historia tan redonda que uno puede montarse en tan pocas líneas. El lenguaje, gráfico y directo. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo de que la historia es redonda.Tu eres buena entendedora y por ello te sobran palabras innecesarias.
      Gracias Ángeles. Todo un placer tenerte por aquí.
      Besos

      Eliminar
  6. A esa pareja, y dado que ella es proclive a tener amantes que tan mal acaban, les aconsejaría que emplearan sábanas de color pues las manchas de sangre en las blancas son complicadas de quitar. O que me digan qué detergente usan....
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te lo dijo Rosa: Lejía.
      Pero quizás debería quemarlas directamente y comprar juegos de sábanas nuevas al por mayor, como hacen los hoteles y hostales. Así ahorrarían agua y detergentes.
      Besos.

      Eliminar
  7. Lejía, Kirke, lejía. Por eso lo mejor es que sean blancas.
    Buenísimo, Francisco. Yo también le he tenido que dar algunas vueltas. Gracias por dejarnos pensar e imaginar.
    Mua, mua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ir estrujándose la mollera para no dejarlo todo en bandeja. Creo que con este he conseguido que lo leáis dos o tres veces para encontrar uno o dos significados (Que los tiene)
      Y efectivamente: Lejía, como en la mili que no había tantos jabones ni suavizantes para mantener unas sábanas nimiamente decentes.
      Besos

      Eliminar
  8. Es cierto que hay mujeres que cambian de amante como yo de sábana ... Me da hasta un poco de envidia ;)!

    Muy buen trabajo, compañero. Siempre un placer venir a leerte. Besos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te de envidia Fer. Los hombres dan muchos problemas al igual que las mujeres. Es mejor uno bueno para toda la vida...Pero claro a lo mejor una aventurilla por descuido. Pero después te tocará hacer la colada.
      Besos compañera.

      Eliminar
  9. Un buen final para cambiar de amante. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo que la protagonista me montaba una lavandería industria. je,je. No da a basto.
      Besos

      Eliminar
  10. Que se prepare el protagonista, el amante de turno, que el día menos pensado puede ser su sangre la que estampe esas sábanas. Y ella lo va a olvidar tan rápido como lava la ropa sucia.

    Más saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto que donde las dan las toman. y si eres colaborador quizás estés abonando tu propio final. ¡Aunque claro! si mueres con la sonrisa en la boca no es tan terrible final ¿No?
      Un saludo compañero.

      Eliminar
  11. Pues que vaya con cuidado el nuevo amante porque la prota tiene métodos expeditivos para acabar con sus relaciones, y no se conforma solo con el cambio de sábanas.
    Qué difícil contar una historia en tan pocas líneas y tu lo consigues con una aparente facilidad casi pasmosa.
    Mis felicitaciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La protagonista corta las relaciones de raíz. Nos faltaría saber como se deshace del cadáver, pues la colada con un buen programa en caliente, te resuelve la mitad del problema, pues no se trata de calcetines que pueden perderse de forma casi mágica, y tú me entiendes ¿A que sí?
      Besos amiga.

      Eliminar
  12. Francisco me encantan las pastillas que tomas, diré la marca porqué no es publicidad directa, se llaman las píldoras de la imaginación, por cierto si te sobra una cajita, me las mandas.
    Un abrazo y felicidades por el texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has asustado Miguel cuando has nombrado las pastillas... Me imaginé las azules esas que sirven para lo que sirven. ¡Yo de esas de momento no!
      Por otro lado no creo que te hagan falta píldoras imaginativas amigo, tus reseñas son bien realistas y detalladas.
      Un abrazo y gracias por pasarte a comentar.

      Eliminar
  13. Menuda historia te ha salido, y encima después de todo, cambia de amante.
    Genial.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. ¡Ea! hay que echarle píldoras imaginativas como dice arriba Miguel. Las frasecitas iniciales se las traen.
      Gracias.
      Recibe un beso

      Eliminar
  14. Qué buen detergente usa esta muchacha... jeje ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le salen caras las artes amatorias a esta mujer ¡Claro! que más caras les salen a sus eventuales compañeros.
      Besos también para ti Flora.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...