martes, 12 de abril de 2016

Último aviso




-El día que una ola salte más de lo convenido, podrá significar que el mar está cansado de tanto expolio y de tanta basura pegajosa y negra vertida en él.

El año en que el sol seque los campos y nos queme la piel en exceso, y el invierno nos escatime la lluvia, y el aire levante los tejados; será quizás la señal convenida para que vayamos preparando las maletas para mudarnos.

-¡Por Dios papá! Deja de asustar a tu nieto contándole esa historia de miedo.


-Miedo hija, será la última imagen que se verá reflejada en los ojos de los que vivan todavía, sin haber querido escucharla.


derechos de autor: Francisco Moroz

Código de registro: 1605087458011

36 comentarios:

  1. Hola Francisco.
    Tu texto me lleva a la siguiente reflexión: quizás sólo con buenas palabras, no se consiga concienciar a la población y a los gobiernos de la autodestruccion del planeta.
    Estamos muy cerca de llegar a un punto de no retorno en el expolio de los recursos naturales y la contaminación medioambiental.
    Estudios científicos publicados en'Science' alertan que o se toman medidas urgentes correctoras o el fin de la vida como la conocemos hoy está acabada.
    Tu con tu texto, lo dices todo.
    Un abrazo Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevamos mucho tiempo recibiendo aviso tras aviso, cada vez que la madre tierra se sacude con alguna catástrofe. Nosotros y nuestros gobiernos hacemos caso omiso a causa de los intereses económicos a corto plazo.
      No sé si nosotros viviremos el armagedon, pero las generaciones futuras no te quepa la menor duda de que lo van a pasar muy mal. Yo por si acaso no pienso reencarnarme por si acaso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Esa primera frase, me ha parecido muy apropiada para definir una grave consecuencia, que ocasionaría no cuidar al planeta, descuidarlo como parece se le está haciendo. Al igual que el compañero, Miguel, "con tu texto lo dices todo"
    Un abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera frase es la impuesta por los convocantes del concurso, a partir de ahí la reflexión implícita es cosa mía. Me pareció apropiado meter una cuñita a favor del planeta que nos sostiene.
      Un beso y gracias Mila

      Eliminar
  3. este aviso,al que no hemos prestado atención. Contundente!! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un aviso que alguna vez será irreversible, el último y definitivo.
      ¡Ya está bien! hemos girado muchas veces la cabeza como para no darnos por aludidos.
      Besos

      Eliminar
  4. Con ese futuro tan negro que le pinta el abuelo, pero muy real también, muy posible, ese nieto o sucumbe ante el miedo, o hace algo por cambiar su destino y el destino de la tierra. Que le sirva de aliciente, y motive a otros. A muchos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O el nieto se asusta un poquito ahora y va tomando conciencia o al final se horrorizará de los resultados al no poner remedio a la que se avecina de forma ineludible.
      Saludos Julio David

      Eliminar
  5. Yo que veo el mar todas las mañanas compruebo que si está plácido, es lo más bello que hay, pero cuando se enfurece da miedo y, como dice una canción que me viene a la memoria, no perdona ni al agua, ni a las algas ni a la sal.
    Ayer precisamente ví una noticia que hablaba de unos chicos australianos que han inventado un dispositivo para limpiar los océanos, es fantástica la idea, pero más importante es 'no ensuciar'.

    Me ha gustado mucho tu relato, Francisco, ciertamente es un último aviso.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos ingenios e inventos hay ya para limpiar las aguas, purificarlas y desalinizarlas, que se podría arreglar mucho de lo estropiciado por la mano del hombre. Pero por otro lado son tales los intereses de los gobiernos, petroleras, embotelladoras de agua, multinacionales y demás estamentos que concienciar a la población se convierte en pura utopía.
      Besos

      Eliminar
  6. Uffff que escalofrío. ¿Y todo eso no está pasando ya?
    Genial relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo eso y más es lo que está pasando ya. No hay ficción en esas pocas letras. El abuelo cuenta lo que pasa, el niño se asustará o no, pero es lo que hay.
      Y la madre es esa sorda que no quiere oír ni asimilar la dura realidad.
      Besos María

      Eliminar
  7. buenos días,

    Interesante entrada, pero como dicen poner los pelos de punta. Intento ser positiva y confiar en que sepamos rectificar a tiempo. Gracias por escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes.
      Depende solo de nosotros el corregir los desastres que se avecinan, está en nuestra mano no ensuciar, no consumir energía desaforadamente, reciclar, y evitar contaminar con el uso moderado del coche.
      Por ahí podríamos meter mano los ciudadanos de a pie.
      Gracias por tu visita. Has sido muy amable.
      Un abrazo y gracias por leerme.

      Eliminar
  8. Lo triste es que nos lo estamos cargando sin darnos cuenta, algunos, otros a conciencia primando intereses presentes que hipotecan el futuro. Como el abuelito, creo que se debe educar a los niños y también a los adultos desde el respeto por lo que nos da la naturaleza, cuidarla porque ella nos cuida.
    Un saludo Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la casa donde vivimos y no tenemos a otro lugar a donde ir.
      Lo de "Hacer las maletas" lo puse con un poquito de mala baba, pues aunque las preparemos, creo que nos quedaremos con cara de bobos si llega el caos sin tiempo para reaccionar ante la catástrofe.
      El cambio climático del que algunos se ríen todavía, creo que es uno de los avisos de que lo estamos haciendo, pero que muy mal.
      Un besos enorme Conxita.

      Eliminar
  9. Hola moroz como estamos?
    Me ha gustado mucho como reflejas esa llegada a la destrucción de nuestro hogar, muy cercano parece ser. Aunque cambie todo ahora, el mundo está harto ya de nosotros y nos expulsará de el como un parásito, porque al fin, somos eso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento estoy bien, mientras el planeta tierra me aguante. Yo haré lo posible por contarles a mis nietos(Cuando los tenga) la historia que cuenta el abuelo, con la esperanza que esas generaciones aprendan y pongan remedio, si es que para entonces todavía nos soporta la "Pacha mama"
      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  10. Muy buen relato Francisco, corto, pero contundente. Como tiene que ser.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no nos meten un poquito de congoja en el cuerpo somos como muertos vivientes que no reaccionamos ante los acontecimientos que nos están abocando a un futuro imperfecto.
      Besos

      Eliminar
  11. En fin...a mí tampoco me gustaría que el abuelo asustara así a nietos pequeños. Curioso relato. Un pelín negativo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nadie le gusta pasar miedo, pero lo prefiero mientras haya tiempo en buscar soluciones a los problemas, antes que vivir aterrado por lo que se nos viene encima.
      Un abrazo también para ti Zarzamora.

      Eliminar
  12. Muy bueno tu relato y nos avisa de que la naturaleza se está destruyendo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos avisa y nos manda continuas señales de alarma. El problema es, que no las queremos escuchar para no tomar conciencia de algo que nos atañe en primera persona.
      Besos María.

      Eliminar
  13. Tantos avisos nos está dando la Naturaleza que ya ni nos damos cuenta. Mucho me temo que cuando nos dé el último ya no tendremos tiempo para reaccionar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo que tu has dicho, no se puede añadir más.
      Y el planeta se está hartando de avisarnos por activa y por pasiva.
      Besos.

      Eliminar
  14. A saber si no nos ha dado ya el último aviso y todavía seamos nosotros los que veamos el final, y si no es así menudo panorama estamos dejando. Muy bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creemos que esto no se acabará nunca y estamos colmando el vaso de la paciencia.
      Seamos asertivos y colaboradores. tomemos conciencia de lo que dejamos a nuestros hijos.
      Besos Mariola.

      Eliminar
  15. Suena a terrible profecía. Estoy convencido que, tarde o temprano, acabará sucediendo. Lo que no sé es si quienes sufran esas consecuencias estarán preparados para huir. El hombre se ha esforzado a lo largo de su historia más en curar que en prevenir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo diría que no reaccionamos hasta que sucede lo que ha de suceder y después ponemos las tiritas y los remiendos.
      El ser humano es un "Ñapas"
      Un abrazo amigo y de ocurrir mejor que no nos pille a nosotros ni a los nuestros.

      Eliminar
  16. Me ha parecido muy apropiada tu adaptación, Francisco, a partir de esa frase inicial para el concurso, ya que el tema medioambiental merece la atención y concienciarnos a todos de esos posibles riesgos si no cuidamos nuestro planeta. Habría que añadir también los oscuros intereses de las multinacionales que son, a mi juicio, quienes más peligro potencial representen en todo esto.

    ¡Suerte y un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mensaje que he querido trasmitir es justo ese que has interpretado: Llegará el momento que la ambición y explotación desmedida del planeta lo agoten de tal manera que el sustento necesario para los que habitamos en él sea imposible generarlo. Por otro lado no tenemos donde ir. La extinción es el único camino para liberar esta casa de sus rebeldes hijos.
      Un abrazo también para ti Estrella.

      Eliminar
  17. Con tu relato, el mundo adquirirá conciencia para que no se destruya este hermoso planeta, la Tierra? Espero que sí..
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con nuestros pequeños aportes no creo que se salve un planeta si la inmensa mayoría de nosotros no dejamos de vivir con la indiferencia que ocasiona tanto perjuicio a la sostenibilidad de nuestro mundo.Tanto derroche de energía y consumo desaforado... Estamos perdidos amiga. Puede más nuestro egoísmo y la búsqueda del placer inmediato.
      Besos

      Eliminar
  18. Un texto con conciencia y un mensaje que debería ser escuchado.
    Cerramos los ojos a esta realidad y cuando al fin decidamos ver ya será muy tarde.

    Muy bueno Francisco.
    Besos, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto que los avisos son cada vez más acuciantes. El calor de este verano no ha sido nada normal y todavía no ha empezado a llover. Harán falta cataclismos para que los gobiernos y las personas tomen conciencia, aunque parece ser que no ponemos mucho interés en aportar soluciones.
      Besos Irene. Que placer verte de nuevo.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...