viernes, 29 de abril de 2016

Tu opinión sobre El Quijote

               ¿Qué haría hoy Don Quijote con los molinos?





Cervantes fue un escritor al que le faltaba una mano y que vivía en un siglo triste, porque todos iban vestidos de negro. Un día vinieron a visitarle las "musarañas" que eran como unas mujeres inventadas que te animan a hacer cosas y a Cervantes le dijeron que tenía que escribir algo famoso.

Y escribió: Don Quijote.

La novela empieza así: “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme” 
Pero que yo creo que era por la zona de Toledo o cerca, porque  a esto se le llama "La Mancha."

“El Quijote” era un señor que se llamaba en verdad Alonso y habitaba en un pueblo donde tenía como amigos a un cura y a un peluquero; también a un señor muy fuerte que le llamaban Sansón y  que estudiaba por entonces el bachillerato.

Le cuidaban una sobrina y una asistenta que le hacían para comer cosas que no apetecen: “Duelos” y “Quebrantos” por eso tenía un apodo cariñoso: “El caballero de la triste figura” porque estaba flaco como un caballo que tenía. También tenía una lanza en un astillero y una adarga antigua que no sé lo que es, y un galgo, que es un perro que corre mucho.

Se volvió loco de leer libros gordos como uno que se titulaba "Amadis de la jaula" que eran de fantasía, como el Señor de los anillos y Eragón; donde aparecen magos, hechiceros, enanos y otros personajes. Un buen día convenció a un señor del pueblo que era bajito y gordo que se llamaba Sancho, pero al que sus vecinos también conocían como “Bobalicón”, “Zoquete”, “Patán” y “Pánfilo” y  se marcharon de allí para tener "andanzas" y por eso iban por los caminos haciendo cosas raras.

Don Quijote además estaba enamorado de una señora a la que llamaba Dulcinea del Toboso que es un pueblo al que yo he ido dos veces o más. 
Pensaba que Dulcinea era guapa pero era una de las del pueblo que ni fu ni fa tirando para fea.

El iba montado en su caballo,  y Sancho en un pollino, que es muy parecido a los burros que tiene un vecino, que yo los he visto en un corral.
Tuvieron muchas aventuras los dos: Una vez soltaron a unos presos que iban atados y estos después les insultaban en vez de dar las gracias. Otra vez quiso luchar con un león como los del zoo que no te hacen caso y ni te miran porque están aburridos y cansados de estar encerrados todo el día en una jaula. 
Otra vez, estuvo toda la noche cuidando su armadura para que no se la robaran y le pudiera nombrar caballero andante el camarero de una posada.  En otra, vieron un rebaño de ovejas que estaban en medio del campo y las espantaron para poder pasar y los pastores les tiraron piedras.

Pero la que más me gusta es la de los molinillos de viento. Lo copio para que se sepa a la que me refiero:

“En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como Don Quijote los vio, dijo a su escudero: la ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla…”

Pero el Patán le dijo a Don Quijote que no eran gigantes  que eran molinos de viento. ¡Y sí, eran gigantes! porque yo he estado con mi padre al lado de unos que hay cerca del pueblo y me ha subido encima de sus hombros y no podía tocar las hélices que hay arriba. Son como columnas muy grandes con un motor arriba y se mueven para coger el aire y hacer electricidad con él.

No me imagino a Don Quijote subido en el caballo flaco y corriendo a pelear con ellos porque no hubiera servido de nada, no llegaba ni con la lanza. Estaba loco, pero sabía que eran torres gigantes que tocan hasta las nubes y Sancho le engaña y dice que son molinos de viento, y mi padre que es muy listo y sabe muchas cosas, me dijo que se llamaban aerogeneradores.

El día que yo los vi, había algunos que no funcionaban y estaban parados. Seguro que si Don quijote resucitara ahora, no pelearía con ellos, y llamaría a los dueños para que los arreglaran para que volvieran a dar vueltas; pues él decía que "desfacía entuertos" que significa, que arreglaba cosas que estaban estropeadas.

De todas las maneras yo opino que este libro es muy gordo y tiene las letras muy pequeñas y no tiene ningún dibujo ni fotos. También que Cervantes ponía palabras muy raras que yo no entiendo; porque Cervantes se murió hace 400 años porque era muy antiguo y por eso escribía raro, porque era como se hacía entonces, con tinta negra en vez de azul, y una pluma de pájaro en vez de bolígrafo.

Yo he leído trozos del libro, pero me he aburrido un poco…



Cuando la profesora terminó de leer el trabajo del alumno, se tuvo que secar las lágrimas que le rodaban por la cara; no sabía si de risa o de pena. Por muchos homenajes a Cervantes que se hicieran para conmemorar su nacimiento, su muerte, o su magna obra. Lo cierto era, que las historias del Ingenioso Hidalgo no se escribieron en su día para niños de 8 años.

Al menos, pensó, los molinos sí eran gigantes, no solo para la mente enferma del pobre hidalgo. 
Y es que es bien sabido, que únicamente los niños y los locos dicen cosas cuerdas y ciertas en un mundo disparatado.




Derechos de autor: Francisco Moroz

Código de registro: 1604297346231

29-abr-2016 11:35 UTC





33 comentarios:

  1. Excelente, Francisco. Me ha hecho reir y disfrutar.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo importante de contar un cuento, lo que más satisfacción da: El que alguien te lea y lo disfrute.
      Gracias por hacerlo.
      Un abrazo Ana.

      Eliminar
  2. Muy muy bueno, Francisco. Me he reído mucho con este ¿Francisquillo? de 8 años que como yo (con algunos años más) siempre he pensado que confundir molinos con gigantes nonestan disparatado pues si nos ponemos a su vera, de verdad que son inmensos.

    Como comprenderás, yo en este relato tuyo me identifico con la profesora por razones obvias.

    Un fuerte abrazo.

    PD.- Ayer pasamos una alegre velada, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tu dices que es bueno, me basta tu criterio para creerlo, señor profesor.
      Eso de que pretendamos hacer que los niños lean tan enjundiosa obra sin entender el concepto ni el ámbito, es un tanto incoherente, cuando nosotros mismos no somos capaces de hacerlo en tantas ocasiones.
      El de profesor tu papel en la escena; tantos en el papel del pequeño chaval.
      Un abrazo.
      Ayer fue un placer compartir el encuentro literario.

      Eliminar
  3. Buen articulo, lo cierto que es que me ha pasado lo mismo siempre leo trozos del libro y al rato termino aburridillo pero para el que no conozca la obra, o la conozca poco es una buena reseña ...
    saludos

    ResponderEliminar
  4. haaa se me olvidaba, buena frase final!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey chaval!¡Tú por aquí! me alegra verte y que te haya gustado el pequeño relato.
      Habrá que seguir intentando y poniendo empeño en la lectura.
      Eso es como dar pedales, una vez que empiezas no tiene fin.
      Un abrazo Cesar.

      Eliminar
  5. Leyó demasiada fantasía y la confundió con la realidad jajaja. Me resultó graciosa e ingeniosa esa opinión. Gracias por el buen rato que pasé, Francisco.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me alegro Mila que lo hayas pasado bien.Cuando leer mucho no creo que vuelva locos a los hombres, al menos no tanto como ver televisión ¿No crees?
      Abrazos amiga.

      Eliminar
  6. JAJAJAJAJAJA, me vuelves a sorprender Francisco, no hay quién te pille. Yo soy joven, y ahora mismo me estoy leyendo el Quijote, es fascinante. Me ha encantado el final, suerte en el concurso.
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres joven y estás leyendo el Quijote. Eso dice mucho de tu carácter aventurero, de tu tesón y constancia y el afán de realizar descubrimientos literarios.
      Yo me lo leí con 15 años ¿Te superé?
      Te deseo disfrutes al menos como parece que hiciste con mi relato, que no deja de ser un pequeño grano como aportación al homenaje de un genio de las letras tan celebre como celebrado.
      Un abrazo de caballero.

      Eliminar
  7. La sinceridad y frescura en las palabras de un niño son una maravilla y fiel reflejo de su forma de ver las cosas y de simplificarlas. Y no por ello están exentas de verdad y de valor.
    Me ha resultado una lectura entrañable y divertida. La verdad es que la primera vez que conocí esta gran obra de Cervantes la vi, más o menos, con esos mismos ojos.
    Me encanta la espontaneidad infantil y cómo la has sabido reflejar en este texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estamos empeñados en hacerles ver y leer cosas que por edad y falta de madurez y armas suficientes para entenderlas, no les corresponden.
      Con la escusa de conmemoraciones cervantinas, ya he visto como en las escuelas se intenta hacer pasar por el aro a los chavales que no tienen hábito de lectura alguno, y nada menos que con esta obra con la que que ni tan siquiera muchos adultos conocen.
      Pero su inocencia lo dice todo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Sólo un niño puede ver las cosas tan claras y explicarlas tan bien. Me has recordado al principito, con esa sencillez y ternura que sólo tienen los niños.
    Eres un niño grande, Francisco.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo soy, no te quepa la menor duda, incluso mi familia me lo dice.
      He querido dar un punto de vista infantil, sobre una lectura de tanto calado. Me inspiré en ese programa televisivo de hace muchos años y que se titulaba: Juego de niños.
      Besos

      Eliminar
  9. Precioso. Me ha conmovido la ternura que pones en ese pobre niño de ocho años a quien alguien, más loco que Don Quijote, encargó leer el libro. Sus conclusiones son de lo más lógico que puede caber en una mente infantil enfrentada a tan compleja historia y queriendo darle un significado acorde con su mundo moderno.
    Gracias por tan bella historia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he puesto en la piel de uno de ellos, es un ejercicio muy sano verse de nuevo como niño y pensar, describir e imaginar; incluso interpretar palabras y pasajes desde sus puntos de vista.
      ¿Te he conmovido? Pues gracias amiga por decírmelo.
      Besos

      Eliminar
  10. Esa ternura descrita desde la visión de un niño del Quijote me ha llenado y no poco, gracias por este magnifico homenaje. Cada vez me gusta más asomarme a tu ventana. un abrazo. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Teresa por asomarte a esa ventana y querer hacerlo. No sabes lo que me gusta que lo hagas amiga.
      Por cierto: ¿Sabes algo de Chari?
      Besos

      Eliminar
  11. Me ha encantado. Para ser un niños muy pequeño se sabía el Quijote de memoria, jejeje.
    Genial la visión del niño, me ha encantado.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esos niños pequeños se les meten las cosas con calzador, cuantos profesores o padres les hacen realizar cosas que no corresponden con su edad.
      Leer el Quijote puede ser muy dañino en una mente sin herramientas suficientes para comprender la historia que narra.
      Otro beso para ti María.

      Eliminar
  12. Muy divertido Francisco, mucha suerte en el concurso.

    Tu lectura me sugiere una reflexión sobre los libros que se recomienda u obliga a leer a los niños. Cada libro tiene su momento y su edad y un buen libro en un mal o inadecuado momento, hace que no se disfrute con la lectura ni ayuda a despertar esa afición que tanto aporta y que está en horas bajas compitiendo con vídeo juegos, youtube, e imágenes espectaculares.

    Un saludo de sabado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente tu lo has dicho como yo lo he comentado más arriba. Coincides en mis apreciaciones de que no todo es adecuado para los pequeños. Otra cosa son las versiones y las adaptaciones que se hacen más comprensibles para sus pequeñas cabecitas.
      Un abrazo Conxita.

      Eliminar
  13. Me ha encantado tu personaje y su visión infantil del Quijote, como a su manera ha descrito a la perfección lo que te dirían muchos adultos. Ciertamente el Quijote no es libro para infantes, ni hecho para ser leído por obligación como antaño, sino para ser disfrutado.
    Una entrada ingeniosa, original y divertida. Mucha suerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he metido en la piel del personaje.
      ¿Qué es lo que contestarías tú, si te dijeran que opinas del Quijote?¿Y con que palabras?
      Me alegro que te haya gustado.
      Besos

      Eliminar
  14. Has vuelto a ser niño para poder explicarnos ciertas cosas como lo haría un crío, aunque no estoy muy segura de que su punto de vista coincida exactamente con el del autor, ji, ji.

    Un recurso original y yo diría que también entrañable, Francisco. Me ha encantado el texto y espero que tengas mucha suerte en el concurso. Ya nos contarás ;)

    Un beso de domingo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo parecido a eso que dices: ponerse en la mente de un niño e intentar comprender la historias que nos dejó Cervantes.
      Creo que es un reto no solo para los niños.
      El autor hubiera al menos sonreído.
      Besos

      Eliminar
  15. Maravillosa la forma en que captas la visión de un niño de 8 años. He disfrutado mucho tu relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mila.
      Yo me lo pasé muy bien escribiéndola, soltando alguna carcajada da lo que iba imaginando sobre la marcha.
      La ignorancia es muy temeraria.
      Besos.
      Besos

      Eliminar
  16. Pues el Quijote de "ruta" por Consuegra, Campo de Criptana, el Toboso y otros lares, pues muy bien, ahora leerselo... mucha paciencia..Personalmente creo que su celebración es un tanto excesiva... y otros, que también hay escrito novelas de caballería, olvidados ,aparte de otr@s escritoras y escritores con libros excelentes...
    Y en cuanto a tu entrada, como siempre con tu buen hacer de las palabras..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ninguna celebración ni recuerdo es excesivo para un autor tan abandonado por los de su siglo. Nos tenemos que poner al día en reconocimiento a su genio.
      Gracias por tus palabras Suni
      Y besos naturalmente.

      Eliminar
  17. ¡Que casi me pierdo este post tuyo tan divertido! Qué fácil es entender a los niños y qué difícil, a veces, a los adultos. Ésta es la moraleja que yo saco del mismo, Francisco.
    Además me has recordado que en un viaje familiar a Cuenca me animaron a degustar, sin saber qué era, los Duelos y Quebrantos (mejor no te cuento qué pasó cuándo me dijo el camarero en qué consistían).

    ¡Mucha suerte y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y los zarajos sabes lo que son?¿Y el morteruelo? ¿Y las gachas?
      Los niños son más sabios que muchos adultos y mucho más sinceros sin duda alguna.
      Menos mal que al final no se te pasó, sino no te la paso.
      Besos amiga.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...