viernes, 22 de abril de 2016

Mamá

Hoy es el día de la tierra, y aunque ya escribí pequeñas cosas con anterioridad sobre ella; en este su día quiero dedicarle estas letras que escribo como narrador, para definir el enfado de nuestra madre común.
Sería un bonito detalle regalarle nuestra conciencia y deseos de cuidarla para que sufra lo menos posible, y tenga un futuro menos imperfecto

¡Feliz día de la MADRE TIERRA!






Mamá tiembla de indignación, sus hijos no la respetan y la maltratan de continuo.
Ruge en su interior con la fuerza de mil volcanes, se remueven sus entrañas con la fuerza del mar.

Ella es dura a la vez que frágil, superviviente de muchos cataclismos y desastres sufridos a lo largo de millones de años. De pérdidas devastadoras, de epidemias y enfermedades, de guerras, incendios y armagedones.

Ella sigue adelante siempre, dando una nueva oportunidad a sus hombrecitos para que corrijan los errores cometidos y prosperen con su ayuda.

Siempre fue generosa, nunca escatimó la ayuda material que necesitaron para construir su futuro, nunca le importó que cogieran lo necesario. Pero ahora, ahora, roban y esquilman y encima a ella que es vieja como el universo la explotan y la exigen más, cuando sus recursos no son infinitos, y ella está tan trabajada y cansada.

¡La hieren! ¡Si! ¡La hieren sus propias criaturas! a los que ella alimenta y cobija; y sus heridas cada vez más grandes, cicatrizan más lentamente, pues por ellas se le escapa la vida en lágrimas de manantiales y ríos.

Siente que la están consumiendo con sus continuas exigencias, se han vuelto egoístas. Ambiciosos que acaparan sin freno ni control hasta lo que no les pertenece.

Por si fuera poco no colaboran en casa,  la tienen toda llena de basura, mugre y podredumbre. La casa madre que les sustenta se está convirtiendo en un muladar, en una escombrera llena de despojos.

Se revela y avisa de vez en cuando, porque ella lleva sangre antigua de lava y fuego, sabe defenderse del depredador gritando como vendaval y tornado.

A pesar de su piel agrietada es recia como las montañas y amonesta de vez en cuando con sus quejidos. Cuando sus lamentos no son oídos se revuelve en espasmos que rompen y desgarran, cuando no se atiende a su susurro, golpea como huracán y tsunami  ya que a sus criaturas no les conmueve su gemido de brisa.

Madre de muchos hijos: suave y pródiga, bella y misteriosa llamada "La Pachamama" que significa: Madre tierra. De ella se trata y no de otra. La madre de todas las madres.


Y mamá, aunque paciente, es fogosa cuando se enfada, cuidemos de ella pues si no quizá algún día se canse de tanto despropósito y se nos sacuda de encima como corpúsculos molestos.

Huéspedes e incordios en que nos hemos convertido para el planeta que habitamos. Cáncer que se extiende por la piel de la madre común, y que la está matando.


                                                                                              Derechos de autor: Francisco Moroz

                                                                                                Código de registro: 1605087457908

18 comentarios:

  1. Como buena madre nunca le importó "que cogiéramos lo necesario", pero es que ya entre todos la estamos desvalijando, somos unos malcriados.
    Sí que nos conmueven las desgracias que con sus 'quejidos' se ocasionan. No sé realmente si es difícil evitarlas o que ya es tarde para ello.

    Bonita felicitación a esta madre de todos, ¡un beso y feliz fin de semana, Francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como los saqueadores de tumbas en la antigüedad, que esquilmaban las riquezas bien guardadas para beneficio personal; así somos los hombres: saqueadores de riquezas que encima no comparten ni reparten.
      Egoísmo es la palabra y muchos calificativos para los que no tienen ni remordimientos ni conciencia haciendo lo que hacen.
      Besos

      Eliminar
  2. Sin duda alguna es una gran felicitación y como tú bien dices, hay mucho que no se preocupa de cuidarla como es debido y algún día pagaremos todos el descuido de unos cuantos, no hay derecho lo que la tierra tiene que sufrir.
    Recuerdo un camping al que fui en Segovia y habia un pequeño riachuelo que cruzaba el camping, pues tal riachuelo estaba todo lleno de basura, en fin la gente no respeta absolutamente nada, y luego nos sorprendemos cuando cada verano hay incendios si es que no me extraña la gente tiene muy poquito respeto por nuestra tierra y la naturaleza, en fin ojala las generaciones venideras tomen mas conciencia que algunos d elos que hoy se dedican a maltrarla así yo no pierdo la esperanza. un abrazo. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De alguna forma tenía que señalar el día en mi blog y hacer un pequeño homenaje o regalo a esta tierra tan maltratada por nuestra parte.
      Lo que cuentas es todo un testimonio de lo que hacen los ciudadanos de a pie sin conciencia, no me quiero imaginar lo que hacen las grandes potencias económicas.
      Teresa, siempre son de agradecer tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Excelente reflexiòn, la tierra nos habla y nos pide auxilio. Hay que escucharla porque muy pronto serà irreversible el daño. ¿Cuàntas especies extintas a causa de la caza indiscriminada? La contaminaciòn, la deforestaciòn, la basura sin procesar, ahì calentàndonos las agua, la capa de ozono... es de miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Arethusa.
      Nos grita, nos pide auxilio, clama al cielo y se desgarra. nosotros miramos para otro lado, cuando llegue el punto sin retorno será el rechinar de dientes y el rasgarse las vestiduras.
      De miedo es. tú lo has dicho.
      Besos

      Eliminar
  4. Buena reflexión Francisco,
    Es eso lo que tienen las madres que son muy generosas, mucho y es de agradecidos devolverles lo que nos dan, aunque solo sea un poquito, en forma de agradecimiento y sobre todo cuidándola, lo que ahora no hacemos. No es finita y no la podemos agotar, porque aunque no nos preocupe por nosotros, si se lo debemos a nuestros hijos, a sus hijos y a los hijos de estos, les debemos un futuro en condiciones.

    Ojalá nos demos cuenta a tiempo que la tenemos que cuidar.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las madres, si son buenas, son generosas de veras. Pero la paciencia tiene un limite, y el de esta está tocando fondo. Y es que los humanos somos a la par que desaprensivos muy pero que muy cansinos.
      Gracias como siempre Conxita. y besos

      Eliminar
  5. No sabía que hoy se celebraba "el día de la Tierra", así que gracias por hacérmelo saber. Y gracias también por este hermosísimo texto en el que con imaginación y originalidad nos cuentas lo que ya deberíamos saber pero parece que olvidamos, que nuestra Madre Tierra es un ser vivo y que la estamos asesinando entre todos. Cierto que nos hemos vuelto egoístas, avariciosos y ladrones de todos los recursos que se nos dieron generosamente. Quizás si no paramos muy pronto lo tengamos que lamentar...

    Me ha parecido un homenaje maravilloso, Francisco. Ojalá fuera de obligada lectura para todo el mundo.

    Un abrazo y feliz tarde tarde de viernes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy contra reloj Julia, muchas cosas en el tintero y en el magín. Proyectos varios y entradas que no terminan de cuajar ni desarrollarse en la medida de las expectativas puestas en ellas.
      Quiero llegar a todo y no puedo, se me juntan eventos y celebraciones. una locura, pero una locura que me mantiene activo y me hace feliz; sobre todo si recuerdo ciertas celebraciones tan importantes para todos los seres.
      Un besazo de los mios

      Eliminar
  6. El planeta está herido de muerte y grita su agonía, con sequías, deshielos, inundaciones, terremotos, tsunamis, huracanes y otros, pero el hombre no escucha sus mensajes, porque lo ensordece el sonido del dinero que saca al depredar los mares, desforestar los bosques, extinguiendo animales, contaminando las aguas, ensuciando el aire, perforando la capa de ozono y recalentando el planeta. Nuestro mundo es la única casa que tenemos y la estamos destruyendo. La humanidad se extinguirá, no por acción de los fenómenos naturales, sino por la avaricia de los que no les importó destruirla y por la indiferencia de los que no hicimos lo suficiente para evitarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo mi bienvenida, estrecho esa mano tendida y agradezco infinito ese rico comentario que me dejas, que queda como testimonio en el blog
      Un abrazo y quedo a la espera del reencuentro.

      Eliminar
  7. Pero todos suspiramos por la recuperación económica y el fin del la crisis que traigan consigo el fin del paro y de los recortes sociales y estamos deseando que la "economía crezca" para solventar esos problemas. ¿Nos damos cuenta de que la economía sólo crece a base de extraer más recursos y emitir más residuos? ¿De que para mantener la Tierra en un estado pasable (más ya es imposible) la economía, al menos la de los paises más desarrollados debe decrecer?
    Hasta aquí, mi aportación pragmática. Perdona si con estos temas me pongo un poco insoportable pero llevo más de quince años impartiendo una asignatura que se llama "Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente" y estoy muy sensibilizada.
    Tu aportación literaria muy buena. Mamá Tierra ha consentido mucho a sus hijos dándoles más caprichos de los debidos y estos, como bien dices, en lugar de agradecerlo, han abusado hasta lo indecible.
    Un beso. Enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que estés tan concienciada con el tema y me parece bien que te explayes en tu comentario, sabes que aportas riqueza a lo que es la entrada en si misma.
      Muchas como tú hacen falta para mover al personal y educarlo en materias medio ambientales.
      Un beso Rosa

      Eliminar
  8. Me encantó este homenaje. La madre Tierra como cualquier madre, cariñosa, amable... pero al mismo tiempo se enfada, ruge. Creo que en este caso nuestro planeta ha sido una malcriadora que nos ha dado demasiado, nos ha consentido en demasía y ahora paga el pecado, lo peor que sus hijos en vez de defenderla y cuidarla para que sane seguimos azuzándola. Esperemos que aguante y que todos tomemos conciencia que es lo que vamos a dejar a los que vengan detrás.
    Un excelente relato.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen importarnos poco los que vienen detrás. Todo lo que no nos repercuta directamente parece no importarnos en absoluto. Tenemos poca vergüenza a la vez que poca conciencia.
      De vez en cuando mereceríamos un pequeño susto que pusiera las cosas claras y a los malcriados en su justo lugar correspondiente.
      Un beso y gracias por dejarme de regalo tus palabras.

      Eliminar
  9. Una madre que cada vez está más enfadada con el comportamiento de sus hijos. Cualquier día de estos nos abandonará y entonces quedaremos huérfanos, desamparados y abocados a la extinción.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que antes se sacudirá como potro herido o perro mojado, y saldremos todos despedidos como pulgas.
      ¡No sé! merecemos algo muy malo para que abramos los ojos de una puñetera vez y pongamos remedio, si es que todavía lo tiene.
      Besos

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...