miércoles, 10 de febrero de 2016

Disidente




Vivir a lo grande de los bienes gananciales siempre me pareció una premisa cuando empecé en el oficio.

Mi dedicación absoluta como conseguidor, comisionista, mediador y arribista, me proporcionó un alto grado de satisfacción y me dejó amplios márgenes de beneficios.

Me daba lo mismo la crítica de terceros ante mis actuaciones. La mala prensa, las protestas y los prejuicios de los indignados insatisfechos.

Sólo una cosa me impedía disfrutar de lo adquirido con mi trabajo:
" La conciencia"

Por eso abandoné la política. 



Derechos de autor: Francisco Moroz

33 comentarios:

  1. Me sorprendiste, !Qué buena sátira! ¿menos de cien palabras? Felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja. Me encanta sorprender, y mientras lo consiga seguiré escribiendo. Cuando no os llegue mi mensaje a lo mejor abandono como este del relato.
      Gracias María.

      Eliminar
    2. Bueno, si el lector no se sorprende es porque quizá no es lector para ese relato

      Eliminar
  2. ¡¡Buenísimo, Francisco!! Me encantan estos micros en que expresas tanto, tanto con tan pocas palabras. Me encantaría participar en algún certamen de este tipo, pero no tengo ni idea de en qué página lo hacen. ¿Puedes contarme dónde participas tu o es un apartado de tu blog? Como ves, sigo un poco perdida en este mundo.
    Un beso enorme, y felicidades por el micro, es estupendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Chari. es un certamen semanal que organiza la cadena Ser. Es muy difícil ser seleccionado por la cantidad de relatos que se presentan y la calidad de los mismos pero a mi me sirve como ejercicio y práctica.
      Como ves, lo hice un apartado en el blog: "Relatos a cien".
      un beso.

      Eliminar
    2. ¡¡Muchas gracias por la aclaración, Francisco!! Y por supuesto que sirve siempre de motivación y para practicar. Un beso

      Eliminar
  3. Fantástico micro, para hablarnos sobre el peso de la conciencia ante una infame conducta.

    Te agradezco mucho tu amable visita amigo, Francisco, a mi humilde morada literaria y además dejarme comentario.

    Comparto en mi perfil esta publicación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te doy las gracias a ti, pues te presentaste antes por aquí. no dudes en que seguiré visitándote y dejando alguna palabrica por allá, tu mundo.
      Ahora te falta quedarte junto a las personas interesantes del blog.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  4. Un micro de 10 Francisco, un político arrepentido. Es difícil en menos de 100 palabras conseguir un micro así.
    Un abrazo
    P.D. Te doy las gracias por tu ayuda y por que compartes mis trabajos. Si me dejas tu dirección en un correo te envío un Marca-páginas. A ver si me levantan la sanción y puedo yo compartir vuestros escritos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil sí, encontrar personas a las que su conciencia les impida beneficiarse de la bondad , la ignorancia y la confianza de los demás. Este debe ser de los pocos.
      Ya te mando un privado explicándote alguna cosilla.
      Besos

      Eliminar
  5. Qué inconveniente puede resultar la conciencia en ocasiones, verdad? Una fortuna obtenida de manera eficaz y sin escrúpulos que al final resulta incómoda. Me parece un justo castigo :))

    Muy ingenioso, Francisco.

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que pasa cuando se pasa por alto a esta señora tan honesta y cabal.
      Incluso es tan exigente , que a veces ni dormir te deja. Pero debe de ser que no viene de serie, y algunos ni la conocen.
      Menos mal que los que escribimos podemos inventarnos finales felices.
      Te agradezco tu comentario.
      besos

      Eliminar
  6. Mala la conciencia, le hace a uno esas faenas. Afortunadamente hay un montón de gente que carece totalmente de semejante lastre.
    Cuánto dices con tan poco!! Muy buen relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy, muy mala esta señorita.
      Eso de trabajar duro estafando para que venga la muy mojigata y no te deje dormir disfrutando de lo ganado...¡Manda narices!
      A buen entendedor, ya sabes, y tu eres inteligente Rosa.
      Besos

      Eliminar
  7. Conciencia y política no casan bien; es como el agua y el aceite, no pueden estar juntos.
    Fenomenal, Francisco. Qué bien resumes!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esta pareja nunca la veremos en el altar. Tristemente y como dices: el agua y el aceite no casan bien.
      Estadísticas y gráficos no, pero resumir se me da de perlas ¿Eh?
      Agradecido por tus palabras amiga.
      Besos

      Eliminar
  8. Si ya lo dice mi abuela, que tiene casi 94 años, que me acueste todas las noches con la conciencia bien tranquila. A ella le ha funcionado para vivir estupendamente todos estos años. Dudo que estos que se llaman "políticos" vivan esta tira de años...
    Está perfecto tu relato, Francisco
    ¡Un beso nada disidente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu abuela como la mía, que nos dejó con 99 años son y eran de esas personas analfabetas que guardaban más sabiduría y certeza que muchos otros cargaditos de carreras y "masteres" del universo.
      Con dos palabras o un dicho popular te dejaban reflexionando todo el día y con cara de tonto al no haber dado con solución tan sencilla y obvia.
      Y es que las abuelas de entonces no son como las de ahora je,je,je.
      Besos mujer fiel a tus principios.

      Eliminar
  9. Me gusta porque con tan pocas palabras se puede decir mucho. enhorabuena. un abrazo. TERESa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. el micro es lo que tiene, que has de moderar tus palabras contando algo que tenga interés.
      Te mando un abrazo Teresa.

      Eliminar
  10. Lo peor Francisco es que estamos tan acostumbrados a que política y conciencia no vayan de la mano que ya ni nos escandalizamos, lo toleramos cuando deberíamos exigir que quienes, se supone, que nos representan como mínimo eso lo tuvieran y no les exigimos, no les reclamamos, es uno más y ya ni nos afecta. Triste.

    Tu relato excelente para hacer reflexionar,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cierto es que nos acostumbramos a que nos traten como tontos e ignorantes. Al no reclamar responsabilidades, quizás estemos demostrando que lo somos y encima apáticos.
      Un beso Conxita y gracias por comentar.

      Eliminar
  11. Gran relato que si fuera verdad este país sería mejor. Hay que hacer las cosas bien si las haces.
    Un saludo amigo Francisco y espero que lo que dices se haga realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno estas historias chiquititas al estar tan condesadas encierran una pequeña moraleja, enseñanza o humorada, en este caso unja reflexión del personaje que no contaba con que la conciencia existe y nos controla como pepito grillo a Pinocho.
      Agradecido por tu paso y palabras Joselium.
      u abrazo.

      Eliminar
  12. Sensacional!!! Francisco. Más claro agua!!
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con pocas palabras basta para el buen entendedor. Por eso los políticos nos endosan mitines y discursos para confundirnos y no nos enteremos de nada.
      Abrazos

      Eliminar
  13. Jaja buenísimo, corto y preciso. No se necesita mucho para reírse de estos personajes, en sí mismos parecen más payasos que cualquier otra cosa, así que nos dan un muy buen pie para empezar con las burlas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho julio David: Payasos patéticos, pues al menos los payasos son profesionales que hacen reír, pero estos van de honestos,discretos, serios y responsables...Engañamundos que dice mi madre.
      Graqcias por dejar tu opinión.
      Un saludo compañero.

      Eliminar
  14. Corto, sin medias tintas. Que decir, a mi la política no me gusta y ni me molesto en entenderla. Pero el que es honesto lo es en cualquier profesión y el que no también. Un gusto leerte. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La honestidad no hace buena pareja con lo político. La honradez es virtud y cualidad personal, ni se vende ni se deja comprar.
      Besos Mariola y gracias como siempre.

      Eliminar
  15. Acertado relato para estos tiempos que corren..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y los que corrieron y correrán. El ser humano es incorregible.
      Besos

      Eliminar
  16. La conciencia es una voz imposible de acallar. ¡Genial Francisco!
    Me alegra saber que no siempre el poder y la ambición lo pueden todo.

    Besos, :)

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...