lunes, 8 de febrero de 2016

Cometas en el cielo





Cometas en el cielo





De: Khaled Hosseini







" He descubierto que lo que dicen del pasado , que es posible enterrarlo, no es cierto. Porque el pasado se abre paso a zarpazos."



Al pasar la última página de las 384 que tiene este libro me quedé con esa sensación de angustia por algo que se terminó, como si te encontrases involucrado en una despedida de alguien muy querido con el que has compartido deliciosos momentos inolvidables; intercambiando confidencias, contando de vuestras ilusiones, preocupaciones y sucesos.

Un buen amigo se despide cuando cierras la tapa posterior del libro, y es difícil que hayamos sido capaces en el tiempo que estuvimos leyendo, de retener esa furtiva lágrima a la que se refrió "Carusso".

La historia, es de esas que te dejan huella en el corazón, de las que te duelen en su propia esencia argumental, que por otro lado es de una sencillez narrativa que pasma; te deja indefenso, y te hace caer rendido ante el escritor que trazó tan sensibles emociones en tinta.

Como me suele ocurrir, siempre conozco a un autor por su última obra, y a este en concreto por no ser una excepción con su: -Y las montañas hablaron-  referenciada en el blog hace casi un año. 
Me quedé entonces prendado de su manera casi poética de relatar, en la forma de expresar una cotidianidad vivencial de unos seres humanos como nosotros, con distinta religión, costumbres e idiosincrasia; pero con los mismos pesares y sufrimientos, ilusiones y esperanzas .
Soportando ellos más padecimientos en unos pocos años, de los que nosotros  soportaremos en toda una vida.

"Khaled Hosseini" me atrapó  para su causa con ese título, y hoy vuelvo a él con este otro, pero esta vez desde el principio, con su primera obra, una, que valora la amistad desde las diferencias de casta y de condición; una, en la que se nos demuestra de forma sentida como alguien es capaz de soportar la traición y el abandono, y hasta el olvido. Sólo por pura y fiel amistad.

Historia que nos contará también, el padecimiento de un pueblo arraigado en lo más sagrado de sus tradiciones culturales y sus costumbres, pero respetuoso, hospitalario y sensible a pesar de su precariedad económica, social y cultural.

Si, "Hosseini" vuelve a contarnos de Afganistán, de sus cambios de gobierno como trasfondo traumático para la nación. De una monarquía, al comunismo exacerbado, y tras la expulsión de los soviéticos su paso por las consabidas luchas 
tribales, hasta el asentamiento de los violentos y extremistas talibanes, radicales capadores de toda libertad de expresión.

Pero este será tan sólo el escenario de otra historia cuajada de esperanza y de redención. De fidelidad, de sacrificio y de bondad.
Todo narrado en primera persona desde el punto de vista de "Amir", un niño pastún sunnita al que no le falta de nada, pues su "Baba" es un exitoso comerciante de alfombras. 
Este, contará sus correrías junto a su mejor amigo llamado "Hassan" el hijo del sirviente de su padre, un hazara chiíta. A pesar de sus diferencias de casta, son niños inocentes por encima de todo perjuicio y disfrutan de la vida compartiendo experiencias, lecturas, conversaciones y juegos.  Y sobre todo de algo que les une enormemente: ser los mejores voladores de cometas de todo Kabul.

Toda la armonía se rompe el 17 de julio de 1973, cuando, tras un golpe de estado, los soviets entran en el país y lo subyugan. Eso y un suceso que convierte, el que pudo ser el mejor día en la vida de ambos niños, en el contrapunto de una amistad que parecía inquebrantable.  Los celos, la envidia y el miedo, jugarán un importante papel en la consecución de este drama.




"Amir" empezará relatándonos los recuerdos de su pasada vida en Afganistan junto con "Hassan" y su padre "Alí" y "Rahim Kan", figura esencial este último en el desarrollo de la historia, pues es una llamada telefónica suya, la que pone en marcha el mecanismo de la memoria del protagonista.

Con una sola frase dicha por él ex-socio  de su "Baba", se trazará el destino del personaje principal y la trama argumental de toda una historia, donde la amistad será ensalzada; pero donde las antiguas traiciones, deslealtades, miedos, burlas y desprecios tendrán que ser expiadas para borrar la culpa.

" Hay una forma de volver a ser bueno... una forma de cerrar el círculo"

25 capítulos que como ya dije, te robarán el aliento con su intenso argumento. De la misma manera que nos trasmitirá un cúmulo de sentimientos encontrados con respecto a los diversos personajes.
Todo ello, junto a momentos y paisajes inolvidables pintados con una prosa fluida cual danza de letras que nos mecen. Mientras leemos, degustamos y visualizamos lo descrito, de igual manera que las especias en un sabroso guiso.

"Las casas blancas de tejado plano de Wazir Akbar brillaban a la luz del sol. En los patios, las coladas colgadas en los tendederos bailaban como mariposas, animadas por la brisa del mar."

"Yo veía su sonrisa interior, ancha como los cielos de Kabul en las noches en que los álamos se estremecen y el sonido de los grillos inunda los jardines."

"Amparado por la oscuridad, recorrí con la mirada las líneas paralelas de plata que trazaba en la pared la luz de la luna que se filtraba por las persianas."

Pero el escritor no nos privará de escenas duras como la propia realidad de aquellos momentos de invasión y guerra. 
Nos describe los hechos ocurridos en un país que retrasó sus relojes hasta la edad más oscura. La de la muerte de todos los derechos y la de los propios ciudadanos a manos de la más violenta de las intolerancias fundamentalistas religiosas. 

Aún en estas vicisitudes " Khaled Hosseini" nos demostrará su buen hacer literario a la hora de contarnos con pocas palabras, pero muy bien elegidas, los horrores a los que fueron sometidos los Afganos.

"En Afganistan hay muchos niños pero poca infancia"

" En Kabul el agua caliente se había convertido, como los padres, en un bien escaso."

"Quiero alejarme de este lugar, de esta realidad, izarme como una nube y desaparecer flotando, fundirme con esta húmeda noche de verano y disolverme en algún lugar lejano, por encima de las montañas."

Como comprobareis me he explayado con las citas, y es que, cuando un libro tiene profundidad y enseñanzas en su interior, no hay manera mejor de comprobarlo que a través de ellas.

En esta historia todos los personajes encierran una gran personalidad, trazada con mayor o menor detalle y maestría; algunos se erigen como protagonistas de la trama, haciendo entradas en la historia narrada casi irrelevantes; pero todos ellos con una frase, un comentario, un pequeño dialogo que los convierte en fundamentales para el que sepa captar los mensajes esenciales.

"Los niños no son cuadernos para colorear. No los puedes pintar con tus colores favoritos"

"El robo es el peor pecado. El denominador común del resto de pecados.
Cuando matas a un hombre, le robas la vida. Le robas el marido a una esposa y el padre a unos hijos. Cuando mientes, le robas al otro el derecho a la verdad. cuando engañas robas el derecho a la equidad."

Extenderse en más apreciaciones con respecto al libro se hace del todo innecesario con lo cual, terminaré diciendo que no sólo disfrutareis de una lectura apasionante que os ayudará a reflexionar sobre muchos aspectos. También paladeareis la forma de sentir de los personajes, sus motivaciones no siempre nobles, a la hora de actuar. Inquietudes, ilusiones y dudas.

Gozaremos de una manera de relatar de la que son auténticos maestros los escritores orientales que hacen, que hasta la miseria humana parezca algo asumible y necesario para formarnos como auténticos seres en plenitud.

Novela que de la misma forma que el cuento o la parábola, nos dejará una enseñanza, una inquietud desbordante, que nos hará volver la vista atrás como al personaje, evaluando sobre si nosotros dejamos en su momento cosas por hacer o
hicimos las correctas.

Aunque como un buen amigo le diría a otro:


"¡Por ti lo haría mil veces más!"



32 comentarios:

  1. Leí el libro hace muchos años. Entonces, fue un libro que regalé bastante, por lo interesante del tema y lo bien contado que estaba. Hoy, con el tiempo pasado, este comentario me ha emocionado profundamente. Me ha hecho revivir muchas emociones que sentí entonces, y no puedo menos que escribir esto para que sepa el autor de esta crítica, que ésta es la sensación que ha generado en mí su lectura. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el autor que es un servidor, te da las gracias por este comentario tan sentido y te trasmite el gran honor que significa el que me lo comuniques.
      Estos pequeños gestos son los que dan sentido a lo que hago.
      Muchas gracias Emilio y espero que hasta pronto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Has captado lo mismo que yo capté cuando leí este libro. Yo empecé por el principio y esta fue la primera novela que leí de su autor. Me dejó noqueada. Luego he leído en riguroso orden de salida todas las demás y, aunque no puedo decir que me haya decepcionado pues todas sus novelas me han gustado mucho, nunca he vuelto a sentir lo que sentí al leer este libro. Es tan bueno, que dan ganas de llorar. Por cierto, hay una película que también merece la pena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay una película que veré próximamente. La tenía reservada para la ocasión, y la ocasión era el término de la lectura del libro. Habrá que proponer a nuestras amigas el Al-alimón consabido para nuestro regocijo.
      Una lectura se podría definir, con inclusión de lágrimas, llena de sentimientos como la tristeza, la impotencia, y la rabia.
      Su segundo libro -Mil soles esplendidos- dicen que lo supera. ¿Tú crees?
      lo leeré también.
      Besos

      Eliminar
    2. Es muy bueno también, pero nada ha superado las cometas. Al menos para mí. Ya me dirás. Y sí, las amigas del alimón disfrutarían y nos darían una alegría.

      Eliminar
  3. Me encanta tu reseña Francisco porque se nota que te sale de dentro, que el libro te llegó y lo entiendo y lo comparto. Hay emoción en tus palabras que también son las del libro, un libro que te toca, al menos a mi, muy dentro.
    Yo descubrí al autor con este libro, me gustó, me emocionó, me hizo sentir, me hizo llorar y me enganchó en cada una de sus líneas. Y he leído Mil soles...y aunque me gustó, el primero me pareció insuperable.
    Excelente como siempre tu reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, veo que con este te adelantaste, que pena que tu no reseñes, con lo bien que lo harías.
      Es difícil decir lo contrario con un libro que realmente te llena y te deja sensaciones tan intensas.
      Yo lo descubrí un poco tarde y gracias a un familiar, ahora tengo el segundo en parrilla de salida a no tardar mucho, o eso espero.
      Besos sentidos como siempre, mi amiga.

      Eliminar
    2. Francisco, ¿Reseñr yo? imposible, no sabría ni por dónde empezar, las reseñas las dejo para vosotros los profesionales, esas que nos haces disfrutar un montón leyendo y sintiendo lo que nos transmites

      Por cierto, acabado Martyrium...Ahora oy a por el último. Excelente recomendación, me gusta. Gracias.
      Feliz martes y resto de semana

      Eliminar
  4. Francisco, conocía el título pero no lo he leído. Desde luego el sufrimiento del pueblo afgano es inmenso, aún siguen así y desde 1973 -dices en tu magnífica reseña- cuando los soviéticos entraron llevan con problemas.
    Desde luego este libro que reseñas -y más al leer las citas tan esclarecedoras- merece ser leído. Muchas gracias por reseñarlo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas no han cambiado mucho en este triste mundo de absolutismos, fanatismos e intolerancias.
      La historia va más allá de todo eso, describiendo un conflicto personal y un sentimiento de culpa que devora al protagonista.
      Si te gusta la buena literatura no pierdas la ocasión de leerlo.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Una muy buena reseña, a la altura de esta novela en donde se mezcla la fatalidad y la ternura, el odio y la amistad. Hace muchos años ya que la leí pero la historia permanece viva en mi memoria. Luego vi la película y, como suele suceder en estos casos, me decepcionó, a pesar de ser bastante fiel a la novela.
    Después leí "Mil soles esplendidos", otra pequeña maravilla en la que describe la situación de la mujer en Afganistán.
    Podrías dedicarte a la reseña de libros. Se te da genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja. No se gana dinero haciendo reseñas y si se cobrara por ello no creo que lo disfrutara tanto como lo hago ahora; que me recreo en lo leído y meditado. No me gusta tanto describir la técnica de escritura como la de trasmitir las emociones y sensaciones que me ha causado la lectura del libro reseñado. En este caso se nota mucho que me ha llegado muy hondo ¿No?
      Gracias por tu comentario Josep.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Leí esta novela hace años y con tu reseña he vuelto a revivir muchas de las sensaciones que me transmitió. No conocía al autor y el libro lo tomé prestado de la biblioteca porque me atrajo la portada, ya ves tú. Nunca podía pensar que me iba a emocionar como lo hizo. Es una historia conmovedora y, al igual que a otros comentaristas, me hizo llorar y eso que yo, ya lo he mencionado más veces, no soy de lágrima fácil.
    Mucho después leí "Y las montañas hablaron" que también me gustó mucho aunque no me emocionó tanto. Desde luego Hosseini es un gran contador de historias.
    Gracias por hacerme recordar con tu reseña este maravilloso libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que algunas os habéis adelantado. Cierto que es un libro editado hace muchos años, pero es que falta tiempo para tanta lectura y reseña.
      Entre novedades y libros pendientes se acumula trabajo y quedan muchos ahí, en el limbo de la sala de espera.
      La mayoría coincide en que este supera a los otros dos, no obstante completare ese trío de buenos libros.
      Un beso Kirke

      Eliminar
  7. A mí hace tiempo que ningún libro me roba el aliento porque se ve que tengo muy mal criterio a la hora de elegir qué leer.
    De éste había oído hablar por no tan bien como tú ahora lo has hecho; me han atraído, tanto los valores que se ensalzan como que el relato sea casi poético, pues me han parecido sublimes las frases que has transcrito.
    Así que, a por él voy. ¡Gracias, Francisco! Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una maravillosa novela, Chelo. No dejes de leerla. Si no te roba el corazón, me corto... un poco el pelo.
      Kirke, Chelo, qué tal un alimón con esta obra? Soy mala... muy mala.
      Besos.

      Eliminar
    2. Ya decía yo que me estaban pitando un poco los oídos. Por mi, non problem. Si veo peli, seguro que ya no leo el libro, pero no me importa si a Kirke le parece bien.
      Por cierto, Francisco, se está muy bien aquí de charreta en tu casa ;-)
      ¡Besosss a tod@s!

      Eliminar
    3. Se me olvidó..¡gracias, Rosa!

      Eliminar
    4. Yo te digo como Rosa: Si este libro no te atrapa, te emociona y te causa cierta congoja, cierro el blog por vacaciones indefinidas y por no haber sabido trasmitiros esas sensaciones que causa su lectura.
      Yo que tú iría a lo seguro con esta historia, después me vería la película y más tarde convencería a la compi Kirke para hacer una limonada de esas tan refrescantes que hacéis entre las dos.
      Besos guapa

      Eliminar
    5. Encantado de teneros a las dos, falta la tercera del cuarteto. Estará haciendo estadísticas y porcentajes gráficos. je,je. ¿Un café?

      Eliminar
    6. Pues sí que estaba haciendo estadísticas y gráficos, me empezáis a conocer mejor que yo misma, es preocupante.
      Por mí no hay problema en volver a leer "Cometas en el cielo" y además la peli no la he visto. Vosotros pedid por esa boquita que para mí vuestros deseos son órdenes. A mandar.

      Eliminar
    7. Hola, chico y chicas. Gracias por el café. Con un chorrito de orujo, por favor.
      Y Chelo, no dejes de leer el libro aunque veas la peli, ambos merecen la pena mucho.
      Besitos a los tres.

      Eliminar
    8. Vale, Rosa, te voy a hacer caso. Kirke, ya bajé a la tierra; ya lo hablamos.
      Y Francisco, que sea un café con leche con un croissant, please ;-)
      Besos a los tres y felicísimo miércoles a todo el mundo.

      Eliminar
    9. ¡¡¡¡Biennnn!!!! "Habemus Al Alimón"

      Eliminar
  8. Me ha gustado mucho la reseña de este libro y como lo comentas. Pues este mes es mi cumpleaños y en mi casa siempre me regalan un libro , lo pediré sin dudarlo y lo leeré. Un abrazo

    P.D. Muchas gracias por compartir mis relatos que tengo tres para sacarlos a la vista. Sin vosotr@s ahora que estoy vetada por Google y no se porqué, seria muy difícil ser visible. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes. seguiremos compartiendo.
      Habrá que investigar el porqué te ha sancionado Google y poner remedio a ello.
      Sin dudarlo pide el libro como regalo que será un tesoro a guardar en tus recuerdos y felicidades anticipadas ya que no pones el día en concreto.
      Besos

      Eliminar
  9. Desde luego con tal reseña anima a leer el libro primero por supuesto y a ver la pelicula después y desde luego también me haré con el resto de libros de este autor, dan ganas, fenomenal post y gracias por transmitir tanto y tan bien. solo una pregunta es un libro apropiado para un adolescente? un saludo cordial TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro apropiado y perfecto para cualquier persona con conocimiento.
      Trasmite valores importantes y enseñanzas inolvidables; pero muestra la realidad pura y dura de forma muy correcta, sin recrearse en escenas trágicas, pero describiendo esas situaciones complicadas que son tan dramáticas en países en conflicto.
      Aunque has de saber que eso como telón de fondo. Realmente cuenta una historia de amistad.
      Yo los compraría sin dudar.No creo que te equivoques.
      Un abrazo Teresa

      Eliminar
  10. Interesante libro. Desde luego, a partir de la década de los cuarenta los soviéticos empezaron a tiranizar el este de Europa con sus invasiones. Después la represión talibán. El afgano es un pueblo que no se merece eso. Bueno, ningún pueblo del mundo. Además el libro refleja la vida costumbrista del muchacho en forma de flashback y otros múltiples aspectos y eso también le da un trasfondo personal que promete amenizar los ratios de lectura con un excelente contenido, pues parece una historia que engancha emocionalmente, muy completa.
    Me encantó la reseña, Francisco. Siempre es un placer leerte porque es que reseñas muy bien.
    Un beso, amigo!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hala! como sabes regalarme con tus comentarios, parte de enriquecer la entrada con tu opinión.
      El libro desde luego no tiene desperdicio y el arte del escritor es, que precisamente no sientes esa sinfonía con el protagonista por actuar como actúa, al menos durante la primera mitad.
      Te doy las gracias como siempre por tus fieles visitas y tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  11. Lo leí hace tiempo y me encantó. La niñez, la amistad, la bondad, la culpa, la evolución de esos niños. Un libro precioso. Me alegro que te haya gustado. UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente un libro a tener en cuenta dada la calidad y cualidad de lo relatado.
      Un abrazo

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...