jueves, 21 de enero de 2016

En la mitad de la vida



En el ínterin de la existencia,
donde la lucidez te asombra y la verdad  asusta.
Te encuentras expuesto en tu desnudez,
 a la realidad,
al espanto de tu nadería.

Cuando razonas con el corazón, 
no siendo este
ni músculo ni sangre,
sino esencia de tu entraña desgarrada.
Es entonces,
 cuando sollozas y te tiembla el pulso,
 y te arrinconas.

Sabiendo con certeza absoluta
 que la felicidad es quimera,
producida por los sueños y el deseo de los hombres.
Robado,
 el arrebatado sentir y sus impulsos,
en ecléctico pacto 
con el tiempo adjudicado fugazmente.

 Sientes, desazón al no estar donde quisieras,
la incertidumbre palmea tu espalda,
tu cuenco ahora rebosa de amargura.
  El alma se rompe en mil pedazos de impotencia,
pues ya no luchas ni contra ti ni contra nadie.
Te falta resolución,
ganas, y fuerza.

Y por dudar,
 y por temor a equivocarte,
vas derribando tus convicciones como naipes.
Te escondes tras la niebla, 
te secas como hoja, 
te esfumas como aire.

 Se acaba el tiempo, 
se te escurre entre los dedos,
se apaga el brillo de tu estrella.
 Pasas las horas iguales,
mudas y sordas, tristes y quietas.
te saliste a la cuneta.

 Donde nada te llama ni a esforzarte
 ni a llenarlas de alegría.
Lo que anduviste, lo que hiciste y lo que amaste,
 todo perdido
en un mar de incertidumbre,
con severo desarraigo.

Y ahora te hayas en un cruce del camino,
en un mal momento; 
que pasará como pasa todo en esta vida.
como la estación del año en que te encuentras,
abandonaste tu casa,
dejando puertas abiertas,
y ventanas sin postigos.

Sólo quedarán las obras
  no el esfuerzo ni el motivo.
Ni los jirones dejados durante todo el trayecto.
nada de lo que ganaste
y sí el amor que pusiste
durante el largo camino.

Nada es en vano.
 Todo deja algo de poso,
 que se imbuye en la memoria,
que da sabor, que adereza
igual que especia en el vino.

Tendrás que aprender doliendo
 de los fallos cometidos, 
mientras dure y mientras bregues 
por la vida fatigosa,
con las piedras del destino.

 Donde hay ciertos tramos rectos
y vericuetos oscuros.
que siendo honesto confiesas ,
no fueron enderezados
ni tampoco corregidos.

En la mitad del tiempo consumido
 que te fue asignado
caminas, reflexionas, y versas.
por el hecho de llegar a donde llegaste,
eres peregrino, trovador y sabio,
que sigue tras de su gesta.


Derechos de autor: Francisco Moroz




28 comentarios:

  1. Cuando razonas con el corazón,

    no siendo este

    ni músculo ni sangre,

    sino esencia de tu entraña desgarrada.

    Tendré que aprender doliendo
    de los fallos cometidos,
    mientras dure la vida fatigosa,
    las piedras de mi destino.

    Donde hay ciertos tramos
    que si lo pienso,
    nunca fueron enmendados
    ni corregidos.

    Un placer leerte, en la mitad de la vida...
    Re sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena forma de comentar. jajaja.
      En el alma besos

      Eliminar
  2. ¡¡Maravillosas palabras!!

    En la mitad de tu vida,
    cual mitad certera,
    nunca se sabe cuando la muerte llega.


    La juventud perdida nunca se recupera,
    pero la memoria se queda o vuela
    atrás dejamos los hechos y recuerdos.
    La niñez en el olvido llega.


    llegará con el tiempo
    si vivir la vida nos dejan
    amigo el ocaso siempre llega.

    ¡¡Un abrazo !! poesía al momento y sin corregir mala pero ahí queda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Versos sin premeditación ni alevosía. Espontáneos como tú.
      Me quedo con todos, pero los últimos en especial.

      Llegará con el tiempo
      si vivir la vida nos dejan.
      Amigo, el ocaso siempre llega... Yo le añado:
      Lo recibiré sin quejas.

      Gracias y besos versados.




      Eliminar
  3. Me da vergúenza pero no soy capaz de hacerte un comentario en forma de poesía, como las compañeras que me preceden. Así que tendrás que conformarte con mi prosa.

    Este poema me ha hecho recordar una conversación con una amiga de mi misma quinta, refléxionábamos en aquella ocasión sobre ese meridiano de la edad en el que estamos instaladas y ella comentó que en la primera mitad de la existencia nos dedicamos a ganar, a recoger cosas y en la segunda mitad es cuando empezamos a perderlas, no todas pero sí muchas. Es triste pero así es la vida.
    Me has dejado muy melancólica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida te regala y te da, pero llega el momento en que te resta y te quita.
      Por ello debemos mantener la cabeza alta por lo conseguido, por lo logrado, por lo que somos, por lo gozado y compartido. por ser las personas que somos junto a otras que nos ayudaron a ser.
      Efectivamente es una poesía llena de melancolía y cierta tristeza al recordar lo pasado y ante la incertidumbre del porvenir.
      Pero aquí seguimos, después de la crisis esa que llaman : de la mitrad de la vida.
      Gracias por estar a mi lado entre líneas.

      Eliminar
  4. Hermoso poema, aunque muy triste. Afortunadamente, las malas épocas siempre pasan, aunque a veces nos dejen heridas de por vida. pero, como dices, aprendemos doliéndonos.
    Un beso. Y ánimo, sea lo que sea pasará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar... que decía el Machado ese que hacía poesía mucho más lograda que esta. Pero en definitiva venía a decir lo mismo.Somos efímeros como para darnos tanta importancia e ir de sobrados por la vida. Cuando reflexionamos sobre lo conseguido en esa primera mitad, te das cuenta de las muchas oportunidades perdidas, y dudas si el camino elegido fue el adecuado. Los afortunados que tenemos un apoyo afectivo, logramos pasar la barrera que nos ponen a la mitad en forma de crisis, otros se quedan por el camino o cambian radicalmente su forma de vivir.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Acabo de toparme con una frase de Hemingway: "El mundo nos rompe a todos, y después muchos se vuelven más fuertes en los lugares rotos". Que quede entre nosotros, pero no me incluyo entre esos muchos que se vuelven más fuertes. Ojalá tú sí, Francisco. Y, si no, pues nada, seguiremos caminando, llenos de grietas. Mientras haya camino, ¿qué otra cosa podríamos hacer? Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sabes rellenar esas grietas con un buen cemento hormigonado de certidumbres y amores. Quizás sí, te vuelvas fuerte. Otros se desmoronan justo por esas grietas de tiempo y desgaste, erosión inapelable del viento de los años.
      Seguiremos caminando, que remedio. ¿Qué podemos hacer? acompañarnos con personas interesantes y buenas conversadoras.
      Besos mil, peregrina.

      Eliminar
  6. Oh Francisco, cuanta tristeza en tus bellas palabras.

    Ese camino en mitad de la vida y esos dolores que la vida produce mientras se vive, pero es la vida... porque al final es en ese vivir que somos plenos, en los buenos y en los malos momentos, y mientras las alegrías nos pasan en un suspiro, las penas parecen eternizarse, no acabarse nunca... pero al final todo pasa y ese dolor convive con nosotros mientras recordamos los momentos felices y poco a poco, toca seguir avanzando aunque con otra heridita en nuestro corazón, pero decididos a disfrutar de las cosas buenas que siempre llegan, de lo que tenemos y de lo que queremos.

    Y eso que cuando estás en los principios no piensas, cuando avanzas en ese camino...se va haciendo más presente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ahhh! tus comentarios pueden ser introducción a las entradas que hago. Siempre tan juiciosos y completos; desarrollas y explicas, complementas y llenas los vacíos.¡Es genial! reflexiones llenas de sabiduría.
      "Walk of life" ese sigue y nosotros caminaremos hacia el horizonte y el ocaso, como los vaqueros.
      Un placer tu compañía presentida.
      Besos

      Eliminar
  7. Palabras desgarradoras y con una gran carga de emotividad, son, a la vez hermosas. A mitad del camino se tiene recorrido un buen trecho, para pensar en aquellas cosas, personas y situaciones que dieron valor y dimos en la vida. Valiente es, el que sabe discernir entre lo pasó y lo que se le queda por compañía. Siempre hay una razón para todo, y las experiencias son lecciones de vida que nos muestran claridad en los siguientes pasos.

    Nada es en vano, y hay que continuar pese a todo, a ser posible con la mejor de las sonrisas.
    ¡Feliz fin de semana Francisco!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Todo lo que se escribe con la tinta de las venas tiene que ser sentido como el pálpito del corazón que la bombea"
      Eso lo decía un poeta y yo me aplico la frase.
      Es imposible expresar con letras algo que no has sentido, pero cuando lo has hecho es imposible no hacerlo desde lo profundo.
      Feliz fin de semana. ¡Disfruta de la vida!
      Besos

      Eliminar
  8. Un poema precioso, aunque el contenido es muy triste. Coincido con Mila cuando dice que tiene una gran carga de emotividad, se nota que son palabras sentidas, supongo que basadas en la propia experiencia.
    Todos los momentos que vivimos, de dolor o de alegría, nos convierten en lo que somos, por eso merece la pena recordarlos. De todos se aprende.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando escribes es inevitable poner algo tuyo en las letras. al menos el sentir de lo vivido, de lo gozado y padecido.
      La experiencia es la madre de toda ciencia, ¿No? por eso como bien dices: somos lo que somos gracias a nuestro pasado.
      Un beso y gratitud Chari.

      Eliminar
  9. Creo que es humano pensar QUÉ hubiera sido de nosotros si hubiéramos andado por otros sitios en el camino de la vida, y eso es algo que nunca jamás sabremos.
    Si tuviéramos una segunda oportunidad, seguro que todos rectificaríamos cosas, borraríamos otras, desearíamos volver a un determinado punto en el tiempo...pero así y todo no acertaríamos. Como alguien dijo: "Yo tampoco sé vivir, estoy improvisando" .
    Es por eso que lo mejor, después de la profunda reflexión que has hecho, es asumir, sí, asumir y continuar el camino por donde nuestras 'torres de control' (corazón y razón) nos guíe.

    Me ha encantado que digas "La felicidad es quimera,producida por los sueños y el deseo de los hombres", ¡¡pues a soñar y a desear se ha dicho, Francisco!!

    ¡Un besazo de sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi blog y yo te echábamos de menos. Tanta ausencia no puede ser buena, pero la tuya fue justificada y como ya te leí, muy satisfactoria.
      ¡Pues sí! Cuando vas eligiendo las direcciones a tomar en los cruces, debes dejar uno atrás, que nunca sabrás si hubiera sido mejor que el elegido. Ahí radica la sorpresa de la existencia.
      Por otro lado nuestras decisiones acertadas o no son las que van configurando nuestra propia vida; quien sabe si de otra forma, hubiéramos llegado a conocernos.
      Besos Chelo

      Eliminar
  10. Me resulta complicado comentarte esta entrada, aparte de decir que es bella y que como la vida es escuela donde cada uno ha de ir aprendiendo la lección que nunca es igual para nadie. Un saludo y gracias por estas maravillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te doy las gracias por esas palabras que me dedicas.
      La vida es maestra sabia, pero tantas veces duras e injusta que nos revelamos contra ella.
      Aceptar lo que toca es difícil, pero al fin y al cabo terminamos aprendiendo por las buenas o las malas.
      Un abrazo sentido.

      Eliminar
  11. Es muy triste cierto, pero también es muy realista, y la verdad para no ser muy de poesía, aunque he de confesar que si la practico últimamente, quiero decir que escribo y leo algo, ay los cincuenta es lo que nos da, me ha gustado mucho. Me seguiré pasando. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta ser ni poeta ni de poesía. Con que seas sensible y leas con los sentidos puestos te basta.Creo que reúnes tales condiciones.

      te agradezco tu presencia Teresa.
      Y naturalmente cuento con tu paso de seguido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. La madurez trae la sabiduría, o eso dicen, pero también el vértigo de la lucidez, la perspectiva, la clarivedencia de muchos aspectos de la vida. No hay que angustiarse, pero si uno se para a pensar en todo lo que quedó en el camino y en todos los sueños que no verán ya nunca la luz, da un poquito de nostalgia...

    Un poema muy hermoso, Francisco :)

    Un beso en prosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta frustración ¿Verdad?
      A veces nos sentimos tan impotentes que nos dan ganas de llorar, de tirarlo todo por la borda, y la toalla, y los trastos a la cabeza a más de uno.
      Pero al final todos entramos por el aro de los años. Peor o mejor, en eso consiste el envejecer y el madurar.
      Los que no lo consiguen se quedan en un purgatorio del que no saldrán si no reciben ayuda.
      Besos como siempre, para sentirme cerca.

      Eliminar
  13. Amigo Francisco, qué poema.. tus musas te debieron estar rondando eh¡..
    Bien, envejecer no debe ser un problema, (sino fíjate en mi jaja) si te acompaña la salud claro.. Tu experiencia en la vida, tanto buena como mala, te hace ver el día de otra forma.. das menos importancia a ciertas cosas y mi frase " en los años maduros de tu vida mejor llevar la mochila ligera de peso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia frase la tuya. Andar ligero de equipaje, con lo imprescindible, pues dejaremos todo cuando nos vayamos.
      Las musas se portan conmigo, las invito a comer a casa de vez en cuando y ellas agradecidas, me dejan algo de inspiración.
      Gracias mi amiga.
      Besos

      Eliminar
  14. Un día comprenderemos que no existe la pausa ya que con ella finalizaría el camino de nuestra vida y vagaremos, buscaremos, encontraremos mil veces lo que creímos necesitar para darnos cuenta de que el inicio es nuestra causa, nuestro fallo, nuestro paso.
    ¡Es precioso!!!

    Besos, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca la parada definitiva, si la pausa para meditar, para respirar y valorar lo que somos y lo conseguido. Tomar impulso en la mitad y seguir andando el camino que nos toca.
      Gracias por tu comentario poético casi... o sin casi
      Besos Irene

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...