viernes, 11 de diciembre de 2015

Buena relación

Hoy estreno esta sección de pequeñiiisimos relatos que titulo "Relatos a Cien" que en su momento se presentaron a concurso, con la condición de empezarlos con las palabras en azul y escribirlos con cien palabras o menos




Abandonan, primero uno y luego el otro, la habitación del hotel.

La relación de pareja entre ambos es de años de complicidad, de pasión y de mucho amor. Tanto, que él la permite darse de vez en cuando algún capricho como el de hoy.

Acude a su llamada, ella le ha proporcionado la dirección y el número de la habitación donde se aloja y él, fiel a lo acordado, ha pasado a recogerla.

Ella como siempre exuberante y sexy, deja un rastro de perfume en la estancia. El rastro que deja él es de sangre, tras dar muerte al amante de turno de su mujer.

Nadie puede resistirse a sus encantos.





                                                        Derechos de autor: Francisco Moroz


31 comentarios:

  1. Qué bueno, Francisco!! y tan cortito. ¿Cómo se puede decir tanto y tan bien con tan pocas palabras? Creo que se lo he preguntado también a Julia. Sois magos de las palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No somos magos, ¡Ya quisiera convertir yo ranas en príncipes para regalarte alguno!...¡Quizás lo haga algún día! ya te aviso si decido hacerlo.
      Creo que somos más bien cocinillas.Bueno Julia.C toda una Chef. Creo que en este campo de la escritura es atreverse, lanzarse al vacío y pulir por aquí y por allá. Es cuestión de tener a mano buenos condimentos y una señora llamada imaginación a tu completa disposición, además disponemos de la fórmula secreta que puedes leer en la respuesta al comentario del caballero Josep Mª Panades.
      Un abrazo también para ti, mira la sonrisa que me has dejado en la cara ¿La presientes?

      Eliminar
  2. ¡Cuánta intensidad pueden albergar cien palabras!(y las tropecientas mil que,a veces, empleamos para decir nada).
    Me ha gustado mucho Francisco, estoy con lo que dice Rosa respecto a ti y a Julia.
    Y la foto, genial...
    ¡Besos de sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La intensidad de las emociones sentidas, se basan en la chispa que es capaz de encenderlas. El fuego lo pone el lector que se apasiona o se aburre conforme lee las palabras. Una palabra es capaz de ruborizar, de hacerte sonreír,llorar, enfadarte y hasta aburrirte mortalmente.
      Al haber utilizado 100 de ellas he jugado con ventaja. Pero sólo te diré una para compensar las 41 tuyas: ¡GRACIAS!
      y naturalmente mil besos. De esos que no te falten Chelo.

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con el comentario anterior de Rosa. Siempre me ha parecido un reto explicar con solo cien palabras una historia. En muchas ocasiones algo se queda en el tintero, y el lector no acaba de comprender lo que quería contar el autor. Por supuesto no es tu caso.
    Este pequeño corto está perfectamente condensado, nos hacemos una falsa idea de la relación “Liberal” de tus protagonistas; Nos has puesto en antecedentes sobre que llevan años juntos; introduces el personaje del amante; y concluyes la trama sorprendiéndonos.
    Todo ello con elegancia. Por cierto la escena de ella abandonando el hotel tiene un gran aire de sensualidad.
    “Lo bueno si breve dos veces bueno”. Fantástico Francisco, un corto excelente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estas palabras dichas por ti, que tan poco exceden las 121 ¡Nada mal! también han expresado perfectamente lo que querías decir y encima han conseguido subir el nivel de autoestima de un servidor, dándole más valor a lo escrito. Las palabras tienen esa cualidad de lo breve, profundo y sincero. Un compendio valioso para los buenos entendedores.
      Te doy un abrazo junto con mi gratitud. Sabes que son importantes tus comentarios.

      Eliminar
  4. Los microrrelatos no son fáciles pues, efectivamente, hay que condensar muchísimo toda la información que se quiere dar al lector manteniendo la intensidad narrativa al máximo. Este es un claro ejemplo de ello.
    En cuanto a la historia, qué decir contra ese amor tan permisivo y cómplice que lleva al marido hasta el punto de mancharse las manos de sangre por ella. Una pareja tan apasionada como peligrosa.
    En este caso, los "usos y costumbres" sexuales de la pareja afectan a un tercero, ignorante e inocente.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente no son fáciles pero tienen su truco, o más bien una pequeña fórmula: Se coge un buen manojo de imaginación y se introduce en un magín personalizado, una hojita de Word y cien palabras elegidas cuidadosamente, realzadas con un chorrito generoso de estilo. Remueves lentamente la mezcla con ayuda de la señora inspiración que está dispuesta a echarte una mano sea la hora que sea. Muy amable por su parte; después una vez que está todo bien ligado le añades argumento con enjundia y lo pasas a tinta virtual o de la buena en un soporte gráfico, le das una pasada de alambique de corrección dejando nada más que lo esencial del texto. Con ello habremos conseguido una pequeña porción de condensado relato para leer en pequeñas dosis.
      Espero haberte dado un motivo para que te sigas pasando por la cocina del escritor, pues además tus comentarios enriquecen como salsa, lo que se cuece por este blog.
      Por cierto aún no veo tu nombre junto a la gente interesante en el lateral de la página.¡Anímate!
      Un abrazo y mi gratitud.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, Francisco, por esta receta que guardaré como oro en paño, pues habrás tenido experiencia más que suficiente para comprobar que funciona.
      Por cierto, como verás, ya formo parte del elenco de gente interesante. Por fortuna no hay derecho de admisión.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Tu tienes pase Vip. Que quede claro. Mi interés es el de rodearme de ese tipo de personas que merece la pena.
      Abrazos

      Eliminar
  5. Veo que finalmente te has animado a participar, muy bien. Ahora somos competidores :P

    Yo también participé con este comienzo, y me llama mucho la atención que una misma frase, seguida de tan pocas palabras, pueda dar lugar a historias tan diferentes. Aún no he subido mi micro, yo los subo de tres en tres, pero ya verás lo que me sugirió a mí.

    Me ha gustado mucho tu argumento, propio de una Malena cualquiera. Hay mujeres que tienen poderes sin ser súperheroes precisamente...

    Un abrazo y feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno cuando conocí gracias a ti, este concurso literario, me animé a participar, pero aunque comencé con este relato, no lo llegué a presentar por estar fuera del plazo previsto.
      Estoy deseoso de conocer cual es el argumento que te inspiraron estos primeros renglones.
      Gracias por estar tan cerca dándome el calor necesario aunque seas una fiel competidora.
      Besos

      Eliminar
  6. Intensidad!Impacto!Sorpresa! Maestría en las palabras! Concentrar al máximo el interés! Y se podrían decir muchas más cosas acerca de los recursos tan bien trazados que utilizas en tu micro, pero mejor leerlo y quedarse con el gusto exquisito de cada palabra clave medida a golpe de estrategia. Sencillamente maravilloso, Francisco. Me superencantó.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi ego se desboca cada vez que lee tus comentarios. Le tengo que echar el lazo y atarlo corto.
      Pones por las nubes lo que escribo y me inflo como globo sonda con peligro de explotar.
      ¿Sabes como me gusta que me quieran? jajaja.
      Eres generosa y como te gusta decir a ti: Muy asertiva.
      ¡Me encanta que te pases por aquí en momentos bajos! animas un montón y eso, como también dices tú : ¡Mola!
      Muchos besos amiga.

      Eliminar
  7. Qué pareja más peculiar, jeje Es cierto que con poquitas palabras dejas ver muchísimas cosas en el micro. Genial. =)
    Un abrazo. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuantos secretos esconden los seres humanos, al igual que sorpresas. Como decía una bloguera en una entrada reciente de su blog: Somos como cajas de Pandora.
      Un abrazo para ti también amiga Soledad

      Eliminar
  8. Como siempre Francisco le das la vuelta a la tortilla con tus desenlaces. Con esa frase inicial a nadie, salvo tú, se le ocurriría una historia con ese final.
    Estupendo.
    Un beso.
    PD. En el inicio de los artículos científicos va un resumen que no puede exceder de un número concreto de palabras (200-250 según qué revista sea) y este es un escollo con el que me tengo que pelear porque soy incapaz de sintetizar tanto. ¿Puedo contratarte? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que mi fuerte sea el contenido científico, siento pues mis limitaciones como un obstáculo para echarte una mano en tus resúmenes. Pero confío en tu capacidad de hacerlo sobradamente bien.
      Besos

      Eliminar
  9. ¡¡Estupendo relato, Francisco!! Los micros no son sencillos pues tienes que saber sintetizar sin quedarte corto y sin que el texto resulte pobre. El tuyo te ha quedado genial. En cuanto a lo que cuentas, yo preferiría tener una relación menos "abierta" y más normalita, jeje. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente muy excéntrica y sin ningún tipo de complejo. Lo malo es cuando entran a formar parte de estos caprichos, terceras personas.
      ¡Te prefiero normalita! jeje
      Besos

      Eliminar
  10. Buf, duro y peligroso... E interesante, e inquietante... ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Marisa, esto salió de la imaginación, no está basado en hechos reales; peo te aviso que cosas peores ocurren por ahí afuera.
      Gracias por pasarte. Abrazo fuerte.

      Eliminar
  11. Francisco,
    Realmente nada es lo que parece, hasta llegar al final, toda una sorpresa...ese sorprender al lector que está tan bien.
    Contar una historia en 100 palabras, buff es todo un reto. ¿Qué sobra? ¿qué falta? ¿Se entiende? pues tu has conseguido hacerlo, explicarnos una historia sorprendente con unas poquitas palabras, felicidades. Aunque desde luego la vida nos da lecciones, siempre lo acaba superando todo.
    Aiii, veo que ha llegado la navidad a tu blog...felicesssss fiestas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente es un reto el que se te plantea al escribir con tan pocas letricas, y sacarte de la maga una historia comenzando con una frase "Sui Géneris" Cuando ves terminado el "Micro" lo tienes que leer en su conjunto y releerlo para ver si sobran palabras o falta argumento y hay un final entendible.
      Pero cuando lo consigues, respiras aliviado y si cuando lo leen otros te felicitan, entonces chica, tu autoestima se sube a la parra.
      Gracias por pasarte como es habitual y dejar tu huella en letras.

      Eliminar
    2. y naturalmente también ¿Felices Fiestas! amiga

      Eliminar
  12. En cien palabras has dicho mucho..
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quizás, sólo quizás, sobraba alguna.
      Besos y gratitud a partes iguales.

      Eliminar
  13. Terrible femme fatale! Sucumbir a sus encantos hasta volverte criminal... Luego será otro el que se encargue de él.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja, después viene el limpiador. Hay caprichos que cuestan caros...al tonto de turno que cae en sus redes.
      Gracias Julio David
      Saludos

      Eliminar
  14. Qué pareja más inquietante Francisco, :O
    Es muy bueno, dices con poco mucho. Dejando que nuestras imaginaciones vuelen bien lejos.
    Besos, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado. Pretendo que imaginéis la escena del crimen. Es mejor que tener que explicarlo todo.
      Un beso amiga.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...