lunes, 7 de diciembre de 2015

Bailarina

Lo que leeréis es un pequeño relato, de los que suelen aparecer de vez en cuando en estas páginas virtuales. Sería uno más si no fuera especial para mi ¿Por qué? por poseer en sus renglones un sentimiento compartido como es el amor por las letras escritas.
Desde hace bien poco una joven seguidora del blog me pidió que supervisase algo escrito por ella, de ahí surgió una complicidad que ha originado en este caso, este relato corto que tiene esa delicadeza en su interior que yo no hubiera sabido trasmitir. Ese matiz romántico que a los hombres nos falta en tantas ocasiones.
El caso es, que ella lo imaginó y lo escribió, yo tan sólo lo pulí y cambié algunas palabras. El resultado es este, y ambos quisimos compartirlo con vosotros, con la esperanza de que os guste y lo disfrutéis.






¡Baila! ¡Baila! ¡No dejes de bailar!

Ella es observada, él no puede parar de mirarla. Solo se oye el rasgueo de su lápiz al ritmo de su danza.
No hay música, no hay prisa ¿Por qué bailar?... ¿Por amor quizá?

Sus labios entreabiertos y sus manos delicadas, sus rizos dorados y su piel blanca casi transparente, la hacen parecer perfecta.

Los ojos cerrados, sintiendo el silencio mientras los copos de nieve caen pausados sobre ella. Los del joven abiertos para captar todos los detalles.

Ella baila para él, lo presiente. El muchacho la dibuja, mientras olvida que en su mundo no es real.  Se empapa de sus movimientos y los traza con mano hábil de artista. Se siente pareja de baile junto a ella.

Su lápiz se mueve por el papel trazando curvas, de la misma manera que el cuerpo femenino a través del cristal, tan cercano e inalcanzable.

Ni siquiera se conocen. Tal vez se pudiera presentir que son amantes clandestinos que se encontraron en un instante de soledad, o tal vez amigos incondicionales que comparten un efímero momento. Lo único que se podría afirmar, es que se admiran y se acarician con los ojos.

Ella tiene la expresión relajada, pero seguro que desearía ver su boceto; posar su mirada en los trazos de grafito, reconocerse en ellos y difuminarse también.

Él no puede dejar de observar su cuerpo como filigrana en movimiento.
Sus ojos se pasean libres en sus formas.  No puede decidir que curva le gusta más, si la de su sonrisa, o la de su de perfilada cintura.

…Y entonces la nieve deja de caer,  ya no cubre su pelo dorado, ni su piel blanca

El lápiz experto se levanta del papel y el muchacho artista se acerca a ella para susurrarle su admiración. Le resulta muy extraño que haya dejado de nevar.
La recoge con manos temblorosas  ¡Qué pequeña se ve allí adentro! ¡Qué frágil! ¡Qué insignificante!

Él, agita la bola de cristal  y la nieve empieza a caer de nuevo por el escueto paisaje cubriéndola toda. Ella sigue hierática en su danza eterna, incluso cuando la esfera transparente  se resbala de entre sus manos y se hace añicos contra el suelo de madera,  emborronando el esbozo del dibujo de una preciosa bailarina.

Ya no hay nieve, sólo queda un pequeño charco de agua.

Ella fue liberada de su prisión y él quedó aprisionado por un sueño y una idea peregrina anidada en su cabeza: la de no saber si la admirada belleza, la llegaría a encontrar alguna vez reflejada en el cuerpo de alguna mujer.






                                                                      Derechos de autor: Missing Writter-Francisco.M                         

28 comentarios:

  1. Muy bello relato. La bailarina objeto de su creación, simboliza, creo yo, el afán de libertad, volar alto en la vida es como el baile de esa bailarina frágil que posteriormente se libera de su enclaustramiento mientras el artista admira el libre albedrío de su baile y sus movimientos (el tránsito por la vida). ¿Encontará el creador-artista un alma que iguale sus anhelos de vivir? Probablemente, porque la idea de ser como un pájaro y de libertad es común a todos los mortales.
    Fantástica historia en toda su metáfora y por esa manera tan sutil y delicada de narrar.
    Un beso y feliz inicio de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chica, tus palabras adornan más el relato y su significado, sacas matices y texturas, símbolos, meáforas y alegorías.¡Eres tremenda! y no puedo añadir más a lo dicho.¡Está claro que eres de letras puras! jaja.
      Un beso y como es habitual, mi gratitud Marisa.

      Eliminar
  2. Muy bonita historia la de la bailarina y la del relato. Esa fascinación que ejerce esa bailarina que danza y danza, siempre perfecta, dentro de su envoltorio de cristal...tan bello y cuando se rompe, que triste...en su lugar sólo hay agua y entonces es él quien queda aprisionado buscando algo que quizás nunca encuentre. Oh, que triste.
    Siempre me han fascinado esas bolas de cristal con nieve, que las agitas y bajo la cúpula todo parece mágico y cuando una vez se me rompió una... adiós magia.
    Feliz lunes y fantástica iniciativa, eres muy generoso y un gran compañero.
    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué es el amor si no magia y hechizo. nos entra por los sentidos lo amado y lo deseado. Mientras dura todo es perfecto y sin mácula, pero cuando el resplandor que nos deslumbra se apaga y vemos la cruda realidad tan apagada en la rutina, entonces nos quedamos como con las manos vacías y nuestro sueño roto.
      La vida es una danza y mientra sigues el ritmo y suene la música...
      Conxita, gracias por tus palabras y tu compañía.

      Eliminar
  3. Qué emocionante!! Una autora anónima (missing writter) y una historia preciosa. Un misterio doble encerrado entre agua, vidrio y nieve. Qué hermoso relato!
    Gracias por él (a los dos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una seguidora que se encuentra entre la gente interesante que conozco. Grupo del que también formas parte.
      Es simplemente genial poder interactuar entre nosotros y que salgan cosas tan interesantes como esta.
      Siempre he dicho que son importantes los seguidores y sus comentarios. Es el ánimo y el reconocimiento lo que impulsa a seguir siempre hacia adelante.
      Por lo tanto gracias también a ti de parte de nosotros dos.

      Eliminar
  4. Un precioso y poético relato, Francisco. No tengo el gusto de conocer a su co-autora o autora principal "revisada" por tí, pero sin duda es alguien de exquisita sensibilidad y que adora las letras.

    Dicen que hay quien se enamora de amor; supongo que también es posible enamorarse del movimiento de una bailarina cautiva en una bola de cristal. Espero que alguna vez encontrara a la mujer que pudiera emularla dignamente :))

    Un abrazo grande y feliz martes!!

    P.D.: he leido todas las cosas "horribles" que me has dicho últimamente en tus comentarios jajajjaa. Si no fuera porque luego lo arreglas con besos... :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una persona interesante en sus letras y persona. (tampoco la conozco de primera mano) pero presiento que saliendo relatos de este tipo de su cabecita, guardará más tesoros dentro de sus dominios literarios. Joven, mujer sensible y con algún premio ganado por méritos propios. ¡Un buen fichaje! ¡Ya te digo!
      Si somos capaces de enamorarnos de las letras Julia, somos capaces de enamorarnos del amor, del movimiento, de unos ojos, de una presencia...
      ¡Oye! ¿¡Qué te he dicho yo de horrible mi amada escritora!? si te herí, deja que enjugue tus lágrimas(Aunque sean de cocodrilo) y haga con ellas un brillante collar que me recuerde los sentidos y fugaces instantes de tu tristeza.
      Besos, besos, besos. Para compensar.

      Eliminar
  5. Hola Francisco, mis felicitaciones a la coautora por la sensibilidad expresada en tan bello relato y mil besos para ti por ser como eres, un encanto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su relato me atrapó desde el momento que lo leí, una prosa sentida y llena de cierta poesía, no me pude resistir a pedir permiso para publicarlo. Creo que mereció la pena.
      Suni tú si que eres un encanto de mujer.
      Besos

      Eliminar
  6. Es precioso este relato compartido, Francisco, lleno de belleza y sensibilidad. Me ha recordado un poquito a los cuentos de Andersen, que tan bien conjugaba tristeza y dulzura. Enhorabuena a ambos, besos a los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi, la palabra compartir ya tiene de por si un significado particular y lleno de expectativas.
      Efectivamente la esencia es esa que comentas, Andersen y sus cuentos, es lo primero que se me vino a la memoria cuando lo leí. Ese soldadito de plomo enamorado perdidamente de la bailarina. Menos mal que aquí no hay malvado arlequín, aunque si se rompe algo más que una bola de cristal.
      Bien leído e interpretado Chari. Gracias por los besos que te devolvemos duplicados. Porque tú lo vales.

      Eliminar
  7. Se ve una perfecta sincronía entre los dos autores. Tanto uno como otro sabéis dar ese toque inesperado al relato, lo se porque la co-autora es una conocida muy apreciada por mi y he tenido el placer de leer algunas de sus pequeñas obras. Al igual que tú, Francisco, ella sabe conjugar esa imaginación que posee con su habilidad para las letras. Me alegro mucho de que halláis participado codo con codo en un microrrelato que, por supuesto, me ha encantado. Enhorabuena a los dos. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey!¡Afortunado!
      Se que Missing writter vino por estos entornos cogida de tu mano. todo un privilegio teneros por aquí a los dos. Un "pack" muy completo. Se feacientemente que lo tuyo es la poesía. por tanto si algún día quieres probar suerte, te cedo espacio en el blog para que te estrenes.
      Ha habido una buena sintonía y estoy contento con los resultados, y los que comentáis sois muy generosos con nosotros., por tanto gratitud y abrazos.

      Eliminar
  8. Siempre que leo una obra a dos me pregunto qué hace cada uno, cómo se hace una obra entre dos. Uno idea la trama y el otro la pone en forma de texto? o cada uno hace una parte?
    Sea como fuere este relato es precioso, enhorabuena a los dos autores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te resuelvo la duda.
      Los relatos a dos manos suelen escribirlos dos personas (eso es obvio je.je) uno lo empieza y otro lo termina por lo general.
      En este caso la base de la creación y lo escrito pertenece a Missing Writter. Ella me pidió consejo y supervisión del mismo para mejorarlo. Lo alargué un poco, cambié palabras y poco más.
      Es como recibir un diamante y pulirlo para sacar facetas interesantes que lo realcen.
      Gracias por apreciarlo.
      El día que te atrevas a relatar te ayudo Kirke.
      Besos

      Eliminar
  9. Un amor cautivo, que se libera para dejar paso a la esperanza de encontrar un amor que le haga sentir igual emoción y encanto. Una bailarina envuelta en la más pura blancura de sus sueños.

    Un maravilloso relato que remueve las células más sensibles.
    Felicidades a los dos narradores.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mila por tus poéticas palabras.
      Te las agradecemos, me siento personalmente muy contento que hayáis captado la esencia del mensaje encerrado en el relato al igual que la bailarina en la bola de nieve.
      Besos y abrazos amiga.

      Eliminar
  10. Precioso, todo, sobre todo ese "se admiran y se acarician con los ojos". He experimentado el hecho de que se me resbalara de las manos una de esas bolas (no con una bailarina sino con una hada dentro), y es tan triste como despertar de un lindo sueño.

    Enhorabuena a ti y a la seguidora que confió en ti, por ofrecernos ambos un relato tan mágico de bailarinas que, por cierto, me fascinan.

    ¡Un beso enorme, Francisco!

    ResponderEliminar
  11. Faltaba el paso del hada Chelo por aquí. esa que salió de la bola de cristal para fascinarnos a todos.
    Gracias por tus palabras
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Es chulísimo. Debo de ser rara, de hecho lo soy, jeje No lo veo tan triste como comentan algunos compañeros. Sí, se ha roto la bola, vale, pero ahora puede contemplar su belleza más de cerca. Puede dibujarla de nuevo, y ahora decidir palpando con sus dedos que curvatura le parece mejor. Se ha hechizado y se pasará buscando eternamente a su bailarina de carne y hueso... ¿Y quién dice que no lo encuentre? A la vez nos muestra una liberación y un desasosiego. Tal vez este pintor aprenda que el amor no tiene porque estar en la perfección. =) Si no he acertado con nada lo vuelvo a leer jeje. Estoy haciendo trampa y me estoy quedando solo con lo que quiero ver. =P Me enrollo un montón, me ha gustado muchísimo, enhorabuena a ambos. ;)
    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. ¡Pues no! Ni te enrollas, ni estás ciega, ni eres rara. Has visto otro ángulo, has hecho una interpretación diferente y eso es leer entre lineas y esta pero que muy bien.
    Creo que has enriquecido con tus apreciaciones positivas. Una historia es triste o no según también nuestro estado de ánimo y tu resultas super-positiva. ¡Me gusta.
    Recibe besos y pásate cuando quieras a enrollarte con tu buen rollo.

    ResponderEliminar
  14. Un precioso cuento romántico, muy bien narrado y levado hasta un final que solo se presiente hacia el final, en los últimos párrafos. Se intuye la irrealidad que envuelve el relato pero que sea una bailarina encerrada en una bola de cristal, me ha resultado un toque sorpresivo y un muy buen final. La emoción del artista queda hecha añicos como el propio objeto del deseo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno tu análisis y tu percepción del relato.
      La idea inicial precisamente se basa en una admiración por esa figura de mujer que no se sabe hasta el final que no es real, algo se imagina el lector avispado. A mi me pasó lo mismo cuando lo leí por primera vez.
      Esta escritora tiene mucha madera que quemar en el juego imaginativo de relatar.
      Un abrazo amigo Josep.

      Eliminar
  15. La idealización de los sueños, es precioso el relato Francisco.
    Mientras lo leía sentía la opresión del que busca un imposible.
    Sería un poco el error de alzar nuestras expectativas a imposibles, ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema principal de las altas expectativas, es el no poderlas ver realizadas en la vida real. Pero siempre nos queda la posibilidad de buscar lo que se acerque lo más posible a ellas.
      Agradezco tus palabras y tu tiempo.
      Besos

      Eliminar
  16. Han pasado días y no sabia que decir.
    Supongo que lo más urgente para mí es dar las gracias a todos los que han dedicado palabras tan bonitas hacia un pequeño relato que un día se me ocurrió y que yo había cambiado mil veces hasta que Francisco me ayudó y lo modificó un poquito.
    Lo segundo es darte las gracias a ti, Francisco, por compartir algo mio aquí en tu blog, lo cierto es que me ha hecho muchísima ilusión ver lo que tanta gente desconocida para mi opinaba de algo que he escrito. Ha sido una oportunidad maravillosa :)
    Lo dicho, muchas gracias a todos, y también a esa persona que como bien dices me trajo aquí de la mano y me enseñó este sitió en el que no me canso de leer sus entradas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una alegría enorme que me encontraras y el poder compartir con todos, las letras escritas con tanto sentimiento.
      Creo sinceramente que ha merecido la pena.
      Cuando me necesites, ya sabes donde encontrarme.
      Un beso

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...