lunes, 16 de noviembre de 2015

Hoy le toca a París





Hoy le toca a París llorar.
Poner sus banderas a media asta,
vestir con crespones negros sus balcones,
derramar flores en sus calles y sus plazas.

Han perdido parte de la luz
con la que suele brillar su ciudad,
pues sus hijos murieron de forma estéril,
a manos de la locura y de los fanatismos.

Hoy París sufre por la ausencia de sus hermanos muertos,
el color rojo de la tricolor será de sangre,
la tristeza del luto, la sal de sus lágrimas
cubrirán los semblantes de sus hijos.

Hoy le toca a Paris gemir,
y recordar sus ideales que les une a todos en abrazo,
los que dan cordura y sentido al despropósito,
de esos que creen que matando triunfará su causa.

No será así mientras perdure la fraternidad,
La de los hermanos que permanecen juntos.
La libertad amada y sentida como si fuera una madre,
y la igualdad que nos une contra los intolerantes.

Esos violentos cobardes que ejecutan con saña homicida,
no conseguirán más que gastar sus consignas.
Enloquecer en el vacío de sus propios terrores,
al recorrer un camino que no conduce al futuro.

Serán oscuros y malignos,
impotentes seres, incapaces de sembrar nada 
destructores no más, de lo creado,
insensibles sicarios y verdugos.

Hoy París no será la ciudad enamorada,
hoy vestirá de gris y gritará de rabia.
pero no se rendirá y luchará con velas y con rosas,
con canciones dedicadas a los caídos.

Se aclararán las nubes que enturbian el cielo,
será nuestro deber no olvidarnos nunca de este día.
Tener de referencia y de enseñanza,
el que la fuerza común es nuestra mejor arma.

Contra aquellos que quieran golpear a los hombres,
contra los miserables que como único argumento
enarbolen venganzas desmedidas.
No más que son tiranos y necios, ignorantes y déspotas suicidas.

Hoy el mundo es París, desnudo y palpitante,
es la débil carne de nuestros cuerpos heridos de metralla.
Pero así mismo será la causa que nos haga pensar y levantarnos,
la que nos mantendrá inamovibles ante la amenaza.

Hoy Paris resurgirá de su aflicción
Como otras veces lo hizo pagando con dolor el precio.
Y volverá a ser ciudad luminosa y enamorada de la paz,
donde la esperanza lucirá como faro y guía.

De esta batalla saldremos victoriosos,
con valores humanos reforzados de heroísmo.
No hacen falta arengas, ni proclamas, ni sofismas.
Para unir a este pueblo del que somos todos.

Hoy le toca a París 
ser espejo y ejemplo
donde se reflejen otros.
incluidos nosotros.


                                                                                    Derechos de autor: Francisco Moroz


No olvidéis que hoy ha tocado en París como ocurrió en España y en Londres en su momento; pero ocurre de continuo en Turquía en Siria, en Egipto, en Iraq y Afganistán en África y en países de Latino América, en Estados Unidos o Tokio. 
No caigamos en sensacionalismos ni seamos menos sensibles cuando ocurren estos atentados en países lejanos.
Los miserables son los mismos, y los seres humanos vestimos la misma piel aún con diferente color, y todos somos seres que intentamos vivir en paz, en libertad , luchando por nuestra dignidad y felicidad personal y la de nuestras familias.
Con lo cual este poema se refiere no solo a las víctimas de ahora, sino las que sufren la violencia injustificada de esos que han perdido el Norte y sólo tienen armas y violencia como argumento.

28 comentarios:

  1. Sí señor. Así es, así sea, así será. Un fuerte abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo único que espero ahora es, que no demonicemos a las sociedades por su credo y por causa de algunos fanáticos enloquecidos. Que sepamos respetar a las personas que no son verdugos si no víctimas mediáticas de otros intereses de occidente.
      Gracias Carmen.

      Eliminar
  2. Qué difícil debe resultar hacer un poema que plasme tanto horror y crueldad, tanto sentimiento negativo. Por lo que vengo leyendo y escuchando, creo que, en general, reina la desesperanza, pero ojalá tengas tú razón y salgamos victoriosos, ¡ojalá!

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando caes enfermo tu cuerpo trasmite a tu mente esa sensación de debilidad y desamparo que tiene todo convaleciente. Pero tras esa enfermedad esta la fuerza que impulsa al organismo a reponerse y curarse, pues encuentra los medios para hacerlo. Aquello que se dice de: Lo que no te mata te hará más fuerte.
      La esperanza nunca se pierde ,es bien sabido, De otra manera las civilizaciones ya no existirían.
      Un beso Chelo

      Eliminar
  3. Poco se puede añadir o lo que ya has dicho tú tan bien. Totalmente de acuerdo contigo en las palabras y en el sentimiento. Gracias por haberlas expresado por tantos de nosotros y de una forma tan sentida :)

    Un abrazo algo triste, Francisco.

    ResponderEliminar
  4. El abrazo que sea fraternal entre todos los hombres y mujeres que se rebelan no sólo contra este tipo de violencia, si no contra todo tipo de ella. La ejercida por los fanáticos terroristas y la de los estados y gobiernos que sembraron la raíz del mal que ahora nos salpica y no olvidemos esas violencias machistas de embrutecidos hombres y la que se ejerce justificando prevención y que consiste en bombardear indiscriminadamente las poblaciones donde viven seres tan indefensos como los asesinados en París.
    Ninguna mujer, hombre o niño es más importante que otro, ninguno prescindible. Quizás los únicos que nos sobren en todo tipo de sociedad son los animales infectados de rabia que trasmiten el mal.
    Saludos Julia

    ResponderEliminar
  5. Qué bien que recuerdes las víctimas de otras zonas más alejadas de nuestro país. Es cierto que cuando los muertos son nuestros vecinos se siente más cercano el miedo y el ruido de las explosiones se oye mejor. Pero tendemos a olvidar que el terror azota otras partes del mundo todos los días. Hoy le ha tocado a París.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente así es. El título así lo intenta anunciar. Todos somos sensibles a padecer y sufrir lo mismo que cualquier ser humano en cualquier país lejano o cercano. En su día a mi me tocó bien cerca.
      Cualquier violencia es injustificable, aunque todos caigamos en sus redes.
      Besos Kirke

      Eliminar
  6. De esta batalla saldremos victoriosos,

    con valores humanos reforzados de heroísmo.

    No hacen falta arengas, ni proclamas, ni sofismas.

    Para unir a este pueblo del que somos todos.


    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
  7. Sentidas palabras para expresar la indignación y el desconcierto, la rabia y el dolor que la barbarie de unos provocan en el mundo.
    El viernes fue Paris, antes en Madrid o cada día en múltiples lugares del planeta, donde los irracionales golpean y siembran el dolor.

    Tienes razón que no se trata de una religión, se la utiliza como excusa para golpear en nombre de ella y eso no se puede consentir, no más dolor en nombre de nada ni nadie. Ojalá salgamos victoriosos como dice tu poema.

    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que al menos nosotros, meros espectadores de esta atrocidades seamos conscientes de que el mundo es una gran olla a presión sin válvula de escape.
      O se buscan soluciones o esto revienta en cualquier momento y en cualquier lugar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¡Qué complicado se presenta todo! ¡Ojalá nuestros gobernantes acierten en sus decisiones! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado porque no queremos simplificarlo, quizá a los gobiernos les interese mantener estas tensiones entre culturas. ¿Recuerdas el caldo de cultivo en el que se fraguó la II Guerra mundial?
      Esperemos que seamos inteligentes y no caigamos en los maniqueísmos de siempre.
      Saludos

      Eliminar
  9. Preciosas palabras, y muy verdaderas. Chapeau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía también puede ser herramienta para sensibilizarnos contra la atrocidad y la barbarie sin perder esa esperanza en el futuro tan necesaria, siempre y cuando pongamos manos a la obra y no nos quedemos en las lamentaciones.
      Besos y gracias

      Eliminar
  10. El sentimiento aflora en estos días por tan trágico suceso, pero como tu bien dices al final, no nos olvidemos de quienes sufren casi diariamente y el mundo los tiene olvidados.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Efectivamente. Los Sirios nos dicen: "Francia ha sufrido hoy, lo que los sirios llevamos sufriendo 5 años. Por ello no debemos perder de vista el horizonte mirándonos solo el ombligo.
    Gracias por tu presencia Suni y tus palabras.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado Francisco, emotivo y cierto mensaje. Las luces de París han quedado dormidas por un breve lapso de tiempo. Pero la libertad no puede romperse por actos atroces y cobardes; éstos, tan sólo logran que la Luz brille más intensamente, hasta quemar la maldad que intenta destruirla ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo dicho es cierto, esa luz nunca se apagará por más que lo intenten estos desalmados.
      Gracias por tu paso y tus palabras
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Llevamos tres días que en los noticiosos no se habla de otra cosa. Cuando mueren 40, 120, 80, 6, en Siria, Afganistán, Irak, Turquía, India, África, sirve de relleno en un hueco del telediario. No nos damos cuenta, pero, para nosotros, esas personas son menos dignas de lástima, tienen menos capacidad de sufrimiento... son menos personas, en una palabra. Pensemos en lo que estas ideas inconscientes influyen en los desequilibrios.

    ResponderEliminar
  14. Y que conste, por si alguien lo duda, que me parece normal que se hable del tema porque ha sido muy fuerte y traumático. Lo que no me parece bien es que el sufrimiento en esos otros países no nos parezca traumático, sino algo normal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos ya están clamando venganza, bombardeos indiscriminados contra las poblaciones de donde proceden los terroristas, sin ser conscientes todavía, de que las luchas engendran más luchas y más odio.
      Lo que hay que hacer es erradicar a los violentos precisamente, no a los inocentes que quieren como nosotros, vivir en paz.
      Gracias y besos Rosa

      Eliminar
  15. Has plasmado lo que muchos sentimos ojalá consigamos salir victoriosos

    ResponderEliminar
  16. Siempre que seamos sensatos y sepamos ser coherentes y aparquemos tanta estupidez que parece estar establecida en el género humano.
    Un abrazo Paola

    ResponderEliminar
  17. Hola muy buenas soy del blog El Mundo de los Libros y estoy participando en una iniciativa llamada seamos seguidores en la que yo sigo tu blog y tu sigues el mio, muchas gracias espero que te sirva. Un saludo de El Mundo de los Libros.

    elmundodeloslibros25.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  18. El estado islámico, como buen grupo terrorista, tiene éxito sembrando el terror, confusión y el caos. Le quiere hacer creer al mundo que ellos son capaces de conquistarlo, cuando a decir verdad todo en ellos es imagen y propaganda. No hay ni tienen mucho más allá de eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! pero el daño que son capaces de infringir cuando no temen a nada, no respetan as nada y no creen nada más que en su locura. eso, es muy peligroso para los que si sienten y padecen.
      Gracias por tu paso amigo.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...