lunes, 19 de octubre de 2015

Tradición


       Presentado al concurso propuesto por: Círculo de escritores: Microcuento "Microterror IV"




Prefiero la noche de difuntos a la patochada de Halloween.

Algo más tradicional, sin tanto añadido y perifollo.

¿Qué tendrán que ver los monstruos con los muertos? ¿Y esos niños disfrazados de fantoches? ¿Y los dulces y las golosinas? ¿Y las calabazas?

Lo mejor es un buen susto en la oscuridad de un callejón, asomar una mano esquelética o putrefacta desde debajo de una cama cuando el durmiente esta en lo mejor del sueño.

Esos susurros y escalofríos que recorren tu nuca, esos pelos erizados de miedo cuando intuyes una presencia del más allá. Esas velas  que se apagan a nuestro paso, esos accidentes que parecen fortuitos y a veces hasta son mortales de necesidad.

El corazón se te desboca cuando ves venir a ese ente traslúcido por el pasillo, cuando notas el roce de algo que no existe en tu plano existencial.

Eso es terror: presentir que esa noche no estás solo en tu casa, esos ruidos que no sabes explicar, esos crujidos, esa corriente de aire…

La noche de difuntos es más celebrada en los cementerios.
Se convierte en pura fiesta para nosotros, en los momentos previos en que salimos a visitar a los incrédulos.



¡Espéranos! ¡Ya vamos!



                                                                                         Derechos de autor: Francisco Moroz

41 comentarios:

  1. De acuerdo Francisco, se está convirtiendo en una fiesta deslavazada (parques temáticos y otros, en fin dinerito..)..
    Un recuerdo de cuando era pequeña.. escuchaba en la radio, junto a mi familia, algún programa por la fiesta..de miedo jaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo estaba envuelto en velo de misterio...Hasta la misa de difuntos.
      Un abrazo Suni.

      Eliminar
  2. Una buena inmersión en la noche de los difuntos, con ellos mismos como protagonistas activos, ya que podrán pasear a su antojo durante esa noche, y dejar a más de una persona totalmente pasmada, aterrada o al borde de la locura. ¡Un saludo y suerte para el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compañero. Otra forma de ver la tradición...Desde otro punto de vista
      Saludos

      Eliminar
  3. En la porción de tierra en la que me hallo, ni fantasmas, ni monstruos, ni muertos... Aquí comemos castañas, boniatos y bebemos vino dulce... Cada fiesta tiene lo suyo... Sin duda, la de los muertos parece ser la más terrorífica. Como este micro, invocación de los espíritus de consagrada tradición. ¡Feliz noche de los difuntos, Francisco!
    ¡Abrazo, Compañero! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya empecé con las castañas y el pacharán casero (Que vino dulce no tengo) pero si me acompañan los fantasmas del pasado y mis demonios internos y de muertos, los que vamos dejando por el camino.
      La noche de difuntos intentaremos no pasarla en un cementerio...Aunque no esté en nuestra mano jejeje
      Un abrazo para ti también

      Eliminar
    2. Aquí, en Galicia, se le llama Samain, aunque los críos, tanto aquí como en mi tierra, Zaragoza, van todos de Hallowen. Cuanta americanada, ¡my good!
      También es la época de las castañas y se le llama magosto.
      Un secreto: me encantaría disfrazarme de La Catrina...
      Besicos.
      Besicos.

      Eliminar
    3. ¡Ummmm! tienes buen gusto para los disfraces, es mucho más original que el de los vampiros y los frankesteins tan vistos ellos.
      Bueno mañica recibe un besuco de un madrileño de pro y agradecido por tu seguimiento de este humilde rincón profano de
      Haloween y amante de los libros y las letras.

      Eliminar
  4. Qué ritmo llevas, padrino, ¿no tendrás en tu genoma algo de Lope de Vega? porque eres igual de prolífico.
    Bonito relato y sobre todo bonita crítica al dichoso Halloween al que yo personalmente tengo una tirria importante. Ya te adelanté algo sobre mi próxima entrada de poesía para noviembre y te vuelvo a adelantar que me voy a despachar a gusto sobre el tema.
    Donde esté una buena historia de miedo contada en susurros que se quiten las calabazas y los dulces. Si además esa historia se cuenta en un cementerio y el narrador es uno de sus habitantes......
    Gracias Francisco por volverme a espeluznar (¿Gracias?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya quisiera un servidor tener algo de Don Lope en lo prolífico, pendenciero y mujeriego...Le daba tiempo para todo al muy bribón y nos dejó bien surtidos de obras para nuestro regocijo y regalo.
      Soy de difuntos más, que de esa tradición edulcorada yankee que viene de la antigua Irlanda y que han hecho suya a base de maquillaje y disfraz.Pero aunque no sea partidario respeto lo de cada cual, que para eso están los colores, sabores y olores...Y también los libros.
      Un beso Kirke.

      Eliminar
  5. El mayor miedo me lo dan las posibles apariciones de muertos. Mi escena terrorífica de cine es, sin duda, la de las dos niñas vestidas de azul, al fondo del pasillo interminable, en el hotel de "El resplandor" Nada se puede igualar a eso. Y, desde luego, calabazas, truco o trato, golosinas y demás, tendrán su tradición en USA, pero desde luego, aquí, son mera artificialidad.
    Muy bueno, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más coincido contigo en tus apreciaciones :No hay escena de terror peor, que la de un niño malvado y poseído. Si no, piensa en todas esas escenas en las que son protagonistas.
      Chelo y Kirke podrían hacer un Alimón con alguno de sus metrajes.
      Besos y gracias Rosa

      Eliminar
  6. Tal y como lo describes, puestos a pasar verdadero miedo, de todas todas yo me quedo con la Noche de Difuntos.
    Un favor sí te pediría, acuérdate de mi perrito Tobby y no vengas a visitarme jajajajjaa.

    Un relato muy bueno, Francisco. Has conseguido que cierto cosquilleo me recorra la espalda...

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa culebrilla que te sube por la espalda y te produce esas cosquillas tan conocidas por todos, cuando algo es presentido y nuestro organismo dispara la adrenalina para ponernos alerta. Esa sensación es inenarrable.
      Tu Tobyy no tiene nada que hacer con la carne muerta, no somos lo más deseado...Hahahahahahah( Risa cavernosa y profunda)
      Besos escalofriantes para ti

      Eliminar
  7. En tan poquitas palabras me has hecho sentir todos los miedos posibles, jeje. Uhmm... ahora eres un muerto viviente. Me gusta. Yo me apunto a vuestra fiesta tradicional. ;)
    Un abrazo escalofriante :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mejor ser muerto en vida que muermo aburrido. Si eso pretendo: dar mucho miedo y sacar ese lado primitivo que empujaba a los antepasados a refugiarse tras un fuego mientras recordaban historias terroríficas que siempre les ocurrían a otros y nos hacen temblar a nosotros con solo imaginarlo.
      Besos Soledad.¡Estás invitada a nuestra fiesta! tan divertida en todos sus conceptos y acepciones Jejeje.

      Eliminar
  8. Terrorífico relato Fracncisco, personalmente de celebrar algo prefiero la noches de los,muertos, de pasar miedo, pasarlo de verdad!! Jeje Estoy totalmente en contra de la fiesta de las calabazas!!
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Demos calabazas a las calabazas!
      Nuestros muertos tienen más enjundia y tradición y asustan más. ¡Revindiquemos la noche de difuntos! ¡Tan buenos ellos!
      Un abrazo y gracias por pasar y comentar

      Eliminar
  9. Ni imaginar quiero ver ante mí a un muerto viviente! A lo mejor le asustaría yo jajaja.
    Personalmente prefiero seguir con su tradición de difuntos.
    Me gustó leer tu relato de terror.
    Saludo cordial Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre gracias por venir.
      No creo que tú asustes a nadie, y los pobres difuntos lo único que quieren es descansar en paz. Somos nosotros los que los removemos en sus tumbas cada vez que los nombramos. jaja.
      Besos

      Eliminar
  10. En tú explicar me has atemorizado, yo no salgo de casa, no, no, ni hablar...
    Que disfraces y que disfraces encerrada me quedo! jijiji
    Muy bueno Francisco, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mujer, no tengas temor de los que yacen, ten más miedo de los vivos que pululan como piojos por costura.¡Esos son a los que hay que temer.
      Por cierto me alegro haberte asustado un poquitín con mi pequeño relato.
      Gracias Irene.

      Eliminar
  11. Si es que todo el mundo tiene derecho a festejar!!!! Muy bueno!!!
    Abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Todos todos!
      Con tal de celebrar, hasta los difuntos participan y festejan junto a los vivos...Lo que pasa es que una de las partes les espanta esta iniciativa jeje
      Besos y gracias.

      Eliminar
  12. Qué noche llevo!! . Con tantos miedos mestáis trayendo, no sé, no sé...tomaré una tila para poder dormir ;)
    Hasta mañana no leo más nada de miedo, ea!!.
    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No será para tanto mujer! mientras estés bien acompañada no hay miedo que valga.
      Te agradezco la visita. recibe un abrazo.

      Eliminar
  13. Terrorífico es pensar que no estás solo en casa...buff te aseguro que me han entrado escalofríos. Los cementerios, los muertos, los espíritus, aquello desconocido...me sigue dando pavor y sigo cruzando los dedos y pasando a toda velocidad como una niña si hay un cementerio cerca. Supersticiones o miedos...no lo sé, pero todo el dolor que hay dentro no me gusta.

    Y entre Halloween y como decía Edgar en Cataluña lo llamamos "la Castanyada", me quedo con nuestras castañas, nuestros panellets y el vino dulce.
    Os invito a probarlos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita.
      ¿Miedo a los muertos? ¡Por Dios! si están quietos los pobres en sus nichos y tumbas. ¿Dolor? Ellos ya descansan de los pesares de este mundo que dejaron a los vivos que ¡Si! somos de temer y sufrimos los dolores de parto de nuestros comportamientos. Eso no quita que me apunte a las castañas al vino dulce y a vuestras gratas visitas que son todo un placer.
      Besos

      Eliminar
  14. Totalmente de acuerdo.
    Debemos preservar nuestras tradiciones. Antiguamente, y no hace tanto, en muchas casas se les hacía la cama a los muertos incluso se les fotografiaba, casi la inmensa mayoría de españoles visitamos las tumbas de nuestros antepasados más recientes, honramos a nuestros familiares fallecidos, las velas, los dulces de la tierra, el luto en el color negro, son un símbolo de eternidad en el recuerdo y de espiritualidad idiosincrática.
    Además, nuestros muertos, a quienes hemos honrado siempre en el Día de las Animas, son seres protectores, hay que temer a los vivos, no a los muertos.
    Y si nos divertimos relajadamente con todo ese folklore de ultratumba, que sea con fantasmas, apariciones, espectros y almas en pena. Toda nuestra geografía está recorrida de arriba a abajo por esas figuras religioso-festivas de carácter tradicional, no pagano, desde la Santa Compaña y las meigas en Galicia hasta el hombre del saco en otras regiones.
    Muy buen relato, hablan los muertos y nos hacen un llamamiento desde el más allá. Genial, Francisco!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si señora! todo un lujo tu comentario, bien completo en lo que a tradiciones se refiere. un paseo geográfico donde se celebra lo nuestro, que es en realidad lo que festejaban los antepasados. Después los conquistadores españoles llevaron las tradiciones a Hispano- América y allá festejan a los muertos de una forma realmente espectacular, como si estuviesen ese día compartiendo comida y bebida con los vivos.
      Habría que conocer un poco más sobre nuestra cultura antes que asimilar de forma indiscriminada la de otros a los cuales por cierto tampoco les pertenece por completo, ya que el hallowen procede de Irlanda que a su vez lo asimiló de los Celtas y su sonado Samhain .
      Un beso y como es habitual. Gratitud

      Eliminar
  15. Fantástico micro, me ha encantado. Di que sí, abajo Halloween. Uno de los mejores 31 de octubre de mi vida, fue en un viaje de trabajo que tuve que hacer a Madrid. Decidí por evitarme la entrada a la ciudad hospedarme en Alcalá de Henares (Insigne población natal de nuestro más ilustre escritos, de cuyo nombre no quiero acordarme…Jajaja.)

    Descubrí (Bueno, en realidad recordé) que realizaban una interpretación popular del maravilloso “Don Juan Tenorio”. Voto a Bríos que eso si es una excelente noche de difuntos, no la mariconada esa del “Truco o trato”.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro Oscar que te haya gustado y te haya servido de inspiración para tu crítica reflexiva en tu blog, que ya te digo me ha parecido extraordinaria.
      Honradamente que vivimos donde vivimos y debemos celebrar lo nuestro, sin despreciar lo de los demás, pero las tradiciones son las tradiciones.
      Un abrazo compañero.

      Eliminar
  16. Es bueno saber que una vez muerto, te puedes ir de juerga, aunque sea un día al año. Besitos Francisco, Un relato genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Libres son de hacerlo, aunque se diviertan a costa de los demás pegándoles buenos sustos "de muerte".
      Gracias Mercedes por tu calificativo de ¡Genial! tú lo eres.
      Besos

      Eliminar
  17. Muy bueno Francisco, me ha encantado. Es un relato reflexión que yo también me he echo en alguna ocasión, aunque admito que Halloween tiene su punto, aunque prefiera nuestras fiestas tradicionales. En alguna ocasión he celebrado una castañeda con una calabaza esculpida sobre la mesa, jeje. Pero lo mejor del relato es el final, muy revelador. ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada es incompatible, con tal de celebrar podemos hacerlo con lo que nos de la gana a cada cual, incluso mezclando castañas con caramelos o magdalenas con huesos de santo. Pero ¡Eso si! sabiendo los significados de cada cosa para no perder raíces ni identidad.
      Gracias por comentar amigo.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Ya me hiciste dar miedo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No era mi intención! pero me da alegría que te hayas pasado por aquí.
      Besos Lucía

      Eliminar
  19. jajaja... no des más ideas que la liamos Francisco!!!
    Te dejo el mío por si quieres leerlo: http://fotoalquimiada.blogspot.com.es/2015/10/el-cuarto-oscuro.html
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  20. Yo también prefiero la tradición de la noche de difuntos. Me gustó esta visión desde el muerto con tono festivo.
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. ¡¡Ayyyy!! ¡¡Me encanta tu Micro!! *-*

    Ya sea el Lado más Tradicional de la Noche de Difuntos, un Halloween al más puro estilo americano o la Celta con Samhain... Me fascina esa conexión entre el Más Aca y el Más Allá... Con esa forma divertida y terrorífica del burla a la Muerte, disfrazándonos de Ella...

    ¡¡Muy Chuli Francisco!! #SeSabe

    ¡¡Besotes de Gigante!! ^w^

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...