lunes, 17 de agosto de 2015

La Biblioteca de oro

La Biblioteca de oro






De: Gayle Lynds 










" La palabra escrita tiene siempre un poder mágico, divino, que unifica al pueblo."


Nos encontramos ante un libro entretenido. No sólo por el título que parece prometer a los lectores el tesoro del Potosí con tapa dura o blanda según el caso. Tampoco por las más de 600 páginas que tendremos que afrontar con esperanzador deleite. ¡No!

Si me refiero a él como libro interesante es porque el contenido merece la pena en cuanto a la acción y el misterio que encierra adentro manteniéndonos en franca expectativa lectora.

Y es que desde los primeros renglones escritos nos veremos implicados como testigos privilegiados en el asesinato de un agente de la C.I.A llamado "Jonathan Ryder" cuando este pretende trasmitir un mensaje a su mejor amigo en la agencia "Tucker Andersen". Algo relacionado con el terrorismo islámico y una biblioteca perdida.


Y esta biblioteca no es otra que la conformada por "Iván el terrible" y de la que tras la muerte de este, se perdió todo rastro.

Personajes históricos, reyes y emperadores como "Napoleón", "Stalin" o el mismísimo"Putin" estuvieron o están interesados en su aparición, al igual que historiadores y bibliófilos, pues se supone que libros, manuscritos y códices de gran valor de escritores antiguos que se creían desaparecidos, pueden figurar dentro de esta colección.
Por otro lado el valor de las piezas es incalculable por la gran cantidad de piedras preciosas y oro, engastados en los volúmenes.

" No quiero la tumba fría de un museo, sino el mundo de las palabras y las ideas, de aliento ardiente." 





Los personajes implicados en la búsqueda de este tesoro son una pareja, como no podía ser de otra manera, para crear cierto morbo y tensión emocional entre ambos. Ella es "Eva Blake" una atractiva, competente e inteligente restauradora de libros que lleva ingresada dos años en la cárcel estatal por el asesinato involuntario de su marido que era un gran entendido sobre todo lo relacionado con la biblioteca perdida de "Iván".


Él es "Judd Ryder" ex-miembro del servicio de inteligencia militar, esto significa que está preparado tanto física como mentalmente para afrontar retos e investigaciones como las que tendrá que resolver, evitando a su vez el ser eliminados por mercenarios. Además le mueve una causa personal como para emplearse a fondo: ser el hijo del agente asesinado.

Los antagónicos serán unos cuantos personajes que parecen estar reclutados en estratos elitistas de la sociedad y que quieren proteger a toda costa el secreto que les proporciona el poder, la riqueza y el prestigio que ostentan. Sólo nombraré a " Preston" que parece ser el director a la vez que el instigador de la trama.


El argumento está fundado en indicios reales, ya que la existencia de esta biblioteca lo era. Se dice que fue escondida debajo del Kremlin donde galerías interminables se extienden por kilómetros, otras evidencias nos hablan de su dispersión por todo el mundo, ya que sus volúmenes eran codiciados por innumerables personajes con poder.




Lo cierto es que la escritora ha sabido desarrollar una trama interesante a costa de este enigma, llevándonos a salto de mata por muchos lugares de Europa detrás de las claves o huyendo de los asesinos.

Y es que la sociedad secreta anda detrás de un libro robado titulado: El libro del asesino del que se nos darán a conocer citas de autores clásicos. 

" El demonio se esconde en los detalles."

Muchos personajes nos acompañarán a lo largo de la lectura, no todos bien perfilados aunque si lo serán sus motivos para hacer lo que hacen; esto nos llevara a un estado de despiste ocasional en algún momento, creándonos cierta confusión puntual que por otro lado no será óbice para seguir interesados en el trascurrir de los acontecimientos sin perder el hilo argumental.

Nos encontraremos con giros inesperados, pero no será lo habitual por ser una historia bastante predecible en su discurrir. ¡Eso sí! habrá un final que si podemos definirlo de poco común y un rastro de muertes violentas según vamos pasando las páginas.


Creo que después de terminarlo os quedareis como con un regusto de haber leído algo parecido en alguna ocasión: Por ejemplo ¿Código Da Vici? ¿El Último Catón? Podría ser.

Pero también que puede acompañaros este verano sin ningún problema ni complejos porque os va a proporcionar unas cuantas horas de lectura fácil, atractiva y entretenida. 

¡Eso sí! personalmente eché en falta algo más de documentación histórica. ¡Lástima!

" Lo que fue amargo de soportar, es dulce de recordar."



6 comentarios:

  1. Pues me parece que este lo dejo pasar. Deduzco de tu reseña que al ser una lectura ligera es de esas que se leen en la tumbona de la piscina o la playa. Mis vacaciones ya se terminaron y me tengo que poner las pilas porque he desconectado tanto que me está costando un montón retomar el trabajo pendiente; mi tiempo de lectura 'piscinera-playera' se acabó. Sniff.
    Besosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ohhh! se siente. Las mías ya están olvidadas hace tiempo.
      No obstante,y con respecto a este libro. A pesar de ser lectura ligera, de esas de andar por casa, no es de las malas, y en tiempo estival es realmente lo que apetece.
      Un besos y se bienvenida

      Eliminar
  2. ¡Ay! Francisco, que me estaba interesando el argumento, pero se me han ido los ojos a "El Código Da Vinci" y compañía y me he desinflado por completo. En fin, otra vez será. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja. ¡Cuanto mal hacen los Best Seller y cuanto nos condicionan! ¿Verdad?
    Un abrazo y gracias por tu paso por estos lares.

    ResponderEliminar
  4. Parece un argumento interesante, y si tú nos aseguras que está bien escrito y que resulta entretenido, ¡me lo apunto! :)

    La verdad es que teníamos que pagarte por las recomendaciones, nos ahorras tiempo y decepciones :P Muchas gracias!!

    Por cierto que leí "La última noche en Tremore Beach" a raiz de tu recomendación y me gustó mucho.

    Un abrazo de lectora!! :))

    ResponderEliminar
  5. Es una lectura ágil, rápida, entretenida para momentos de ocio exacerbado que hay que llenar con alguna lectura no muy exigente. Esta es apropiada para eso. Nos recuerda en sumo grado a las de Dan Brown.
    Por otro lado te comento que Mikel Santiago es un valor seguro y no me extraña el que -La última noche en Tremore Beach- te haya gustado.
    Me alegra ser tu "Recomendador" particular que es un grado más que el de "Comendador".
    Besos sentidos Julia.

    ResponderEliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...