martes, 16 de junio de 2015

Lamento de un preso de amor







Entrar inesperadamente en tu mente,
y descubrir que piensas en mi. 
¿Que mejor sueño y regalo he pretendido
y forma de ser feliz habré soñado?

Nunca ambicioné ser importante,
solo ante tus ojos superarme con esfuerzo.
Solo en amarte intenté ser más perfecto,
duplique mi pasión cual Prometeo, jugué con fuego.

Gasté mis fuerzas en amarte,
me consumí en tus llamas sin saberlo.
Y sin querer me volví audaz explorador de tus caprichos,
transigiendo en tus labios cual pueril Efebo.

Y después de todo me olvidaste en el instante,
en que viste complacidos tus anhelos.
que triste situación la que creaste,
despeñando a este insensato en el infierno.

Y me siento: atolondrado como niño,
derrotado por caprichos de tu ego.
Pero no haré culpable al amor del cataclismo
pues solo yo soy el culpable de ser tu reo.

Sediento de tu presencia recordada,
hambriento de tu cuerpo en el deseo.
Sumido en tinieblas sin la luz de tus ojos,
encerrado en el recuerdo de tu esencia.

Peno por ti. Tirana reina.

En cárcel de amor me tienes preso.



Derechos de autor: Francisco Moroz:


16 comentarios:

  1. Un poema que me ha hecho evocar el Siglo de Oro, Francisco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Guauuu! eso es mucho decir ! por eso te lo agradezco enormemente
      Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡¡Hermoso poema!!..¡Saludos!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecido por tu valoración
      Besos Angie

      Eliminar
  3. No sé qué me gusta más, si el título o el poema. Sí, cuando el amor nos atrapa y nuestro corazón "encarcela", todos somos presos con cadenas, bien sean de hierro, que son fuertes pero pesadas; de cristal, que son frágiles y se pueden romper; de flores, que son livianas y agradables, etc.
    Francisco, me has llevado a pensar qué tipo de "presa" soy yo ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi el amor no es cadena ni reja,
      siempre que correspondido sea
      Si es compartida la pena
      y doblada la alegría.

      Creo que todo depende de quién te tenga a ti presa de sus amores querida Chelo.
      Recibe un beso enorme y mi gratitud por comentar

      Eliminar
  4. El poema, tu poema delicadamente, pero con mucha fuerza, expresa de qué manera nos atrapa y nos envuelve el amor que sentimos hacia otra persona..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea Suni. Somos presos voluntarios.Ofrecemos el corazón para que lo esposen junto a otro y aun así si es auténtico el sentimiento, es agradable el presidio.
      Nada que ver con las 50 sombras de Grey.
      Besos grande amiga

      Eliminar
  5. Bello poema Francisco; enhorabuena.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alejandra.
      Te agradezco tus palabras y que lo compartas.
      beso enorme

      Eliminar
  6. Ay, qué bonito!!!
    Estar preso del amor puede parecer un castigo, pero en realidad es una bendición. Me ha venido a la mente un verso, creo que de Cervantes, "Bien haya quien hizo cadenas de amor"
    Al final vas a conseguir que me aficione a la poesía, yo que soy una insensible.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me alegraría crearte afición...No solo de historia vive el hombre y la mujer jajaja.
      No creo que seas para nada insensible
      Gracias por leerme amiga.
      Besos

      Eliminar
  7. Qué poderoso sentimiento es el Amor que puede encumbrarnos a lo más alto de la felicidad o sumirnos en la más profunda pena si no somos correspondidos. El protagonista además sufre el doble, porque él sí ha visto colmados su deseo, su pasión y sus sentimientos para verse despojado de todo después...

    Un poema triste, Francisco, pero también sentido y hermoso. Te digo igual que Kirke, a mí no me gusta la poesía en general, puede que tú consigas que me aficione :D

    Un beso de martes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Al final lucharé por conseguir que el verso corra por vuestras venas.Y sino lo consigo dejaré de escribirla y haré cosas más prosaicas
      ¡Espero que no!
      Un Beso enorme

      Eliminar
  8. Hola Francisco,
    Un poema que me recuerda a los clásicos, en lenguaje y forma, a las tragedias románticas, al amor cortés que desgarraba los corazones de los amantes. Dulce fragancia es esta pena por el amor desatendido, el juego pasional, la pena del despecho...Son tantas cosas este poema, en definitiva es amor, que lo es todo, para bien y para mal. ¡Creo que se me quedará impregnada su esencia un buen rato!, me ha tocado el corazón.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta tocar corazones con las letras! Estupendo contar con personas sensibles como tú, que lo aprecias.
      Besos .Marisa
      Como diría Gustavo Adolfo: "Poesía eres tú"

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...