lunes, 1 de junio de 2015

Hombre al vacío

Mi aporte para: #creaunahistoria  





¡Te estás matando Mario! me decían cada vez que me cruzaba con ellos. 

Los amigos hace tiempo se habían ido alejando gradualmente de mi , desentendiéndose de mi persona conflictiva y a causa de los recientes vicios adquiridos en los que como mosca en tela de araña había caídoy en los que me hallaba sumido irremediablemente.

Todo empezó con un cigarro, que suponía para mi, el oxigeno diario para seguir caminando al menos como zombi abotargado, evadiéndome de mi problemática y viviendo por inercia. Lo malo es que a la primera cajetilla le seguía la segunda y el dinero se me iba en humo.


Mi situación era deprimente, pues después del despido vino el paro y después la falta de prestaciones. El sentimiento de fracaso existencial y de culpa se instaló en lo más profundo de mis entrañas haciéndome insensible a cualquier estímulo. 


Como en un efecto dominó, la situación se hizo insoportable. Pues mis frecuentes alteraciones nerviosas ocasionaban cada vez más discusiones violentas y altercados con mi familia. Mi mujer se llevó a los chavales un buen día y yo me quedé como trapo sucio tirado en el sillón, indiferente a los latidos de mi corazón abocado a la desidia y visionando tele-basura.


Fumar compulsivamente se volvió inevitable para sosegar mi espíritu, pero ampliaba a la contra esos dolores de pecho que me hacían toser de forma desgarradora y desesperante para las personas que tenía alrededor. 


Dejé de buscar trabajo, inútil todo esfuerzo, nadie quería a un malogrado apático, a alguien que se sentía como tal y no quería levantar cabeza sumido en su propio pozo de amargura y abandono.


Entonces llegó él y me liberó de mis pesares. Lo encontré en el bar cada vez más frecuentado por mi arrastrada persona. Él mitigó mi sensación de derrota. Él me ánimo en los peores momentos y me acompañaba copa tras copa hasta que perdía el sentido y la noción del tiempo.


El alcohol entró en mi vida como amigo fiel y acabó con lo que quedaba de mí. Me aisló de la realidad, como envasado al vacío, licuando lo que quedaba de lucidez en mi triste persona. Convirtiéndome en guiñapo. Un camarada más, que al fin y al cabo también me daba la espalda cada noche en forma de fuertes resacas. Dejándome abatido, pesaroso, resentido y hundido en la más absoluta de las miserias.


La imagen que refleja el espejo es el de un muerto conservado en formol, continuamente idiotizado.  




Derecho de autor: Francisco Moroz.


14 comentarios:

  1. Triste pero real,
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que digo yo que quien se codea con la realidad no deja de ver historias extrañas y muy dolorosas
      Gracias por pasarte y dejar huella.
      Besos

      Eliminar
  2. "La imagen que refleja el espejo es el de un muerto conservado en formol, continuamente idiotizado"genial relato" Final.... Real en la vida misma, sin necesidad a veces de estar alcoholizado o..... a veces dejamos escapar................besos y sonrisas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Marijose y gracias por tus palabras.
      Siempre cerca de la realidad 

      Eliminar
  3. Estupendo relato Francisco, fiel a la realidad y a la imagen. La frase final me encantó.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, una interpretación como otra cualquiera de la imagen propuesta.
      Gracias amiga por apreciarlo y haber leído el relato.
      Un beso

      Eliminar
  4. Tremendo relato, reflejo de situaciones que pueden ser muy reales, de hecho, suceden. Has utilizado un recurso muy efectivo a la hora de crear impacto, la imagen contundente de un muerto en un frasco de formol nos presenta un final que rompe con todos los esquemas de la normalidad. Cuántas veces hemos pensado que las drogas blandas aceptadas socialmente, son inofensivas...La historia echa esta tesis por tierra, y la verdad, es que con mucha razón.
    Me ha encantado. Ojalá que ganes. ¡¡Mucha suerte!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno el premio ya lo tengo con vuestros comentarios, pero a parte es que se presenta gente que escribe estupendamente y yo soy un poquito novel en estos lances.
      Gracias por tus ánimos continuados.
      Un abrazo enorme amiga Marisa

      Eliminar
  5. Supongo que sucede así, que como en una cadena vamos enlazando eslabones perniciosos que nos conducen al fondo del pozo. Es un relato triste pero necesario. Te hace reflexionar, ponerte en el lugar de otros, comprender que sus difíciles circunstancias podrían ser también las tuyas y que por lo tanto podrías compartir el final...

    Maravillosamente bien escrito, Francisco. Me ha gustado la imagen de un hombre "al vacío" que queda aislado de su entorno, me parece muy expresiva y original. Sobra decir que el texto me ha encantado, verdad?? :)

    Un beso grande y feliz martes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien es así.cuando conoces casos reales es fácil escribir sobre ello. en este caso la realidad es más que cotidiana gracias a los abusos y desahucios de multitud de personas, robándoles lo poco o lo único que tenían, quitándoles la esperanza y la ilusión y abocándoles a la autodestrucción.
      No podía ser más que un triste relato.
      Agradezco como siempre tu presencia y palabras sentidas.
      Besos

      Eliminar
  6. Bien narrada esta historia de decadencia humana que, seguramente, habrán vivido miles de personas a lo largo de los últimos años. Te deseo suerte en el concurso. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu deseo Antonio. por leerme, por compartir y por tus palabras.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho este relato Francisco, como la vida misma. Una muy real imagen de la realidad de bastantes hombres estos ultimos tiempos, he leído este gran relato con gran placer.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bénjamin. Tristemente nuestra realidad actual empuja a muchos a la desesperación y en la búsqueda de sustancias adictivas para calmarla.
      Como siempre un gran placer tenerte cerca.
      Un saludo

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...