sábado, 14 de marzo de 2015

Rumbo a una vida mejor

Rumbo a una vida mejor





De: Jorge Bucay











Hay tantas maneras de no ser,

tanta conciencia sin saber, adormecida...
Merecer la vida no es callar y consentir,
tanta injusticia repetida...
Es erguirse vertical,
más allá del mal y las caídas...
Es darle por igual a la verdad,
y a nuestra propia libertad
la bienvenida...
Eso de durar y trascurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir...
¡Honrar la vida!

Un libro de autoayuda. ¿Qué pereza no?

Esto es lo que pienso cuando veo uno que me dice: léeme hombre, no te entre desgana, que tengo muchas cositas interesantes que contarte y te voy a solucionar el 95% de todas tus ansiedades y problemas...

Y yo contesto otro 95% de las veces que: ¡Ya si eso!, cuando no tenga algo más enjundioso que llevarme a las entendederas, voy "pallá" y naturalmente pocas veces lo hago si no me dan garantías de que mi decisión me va a aportar algo positivo.


Pero Llegó "Bucay" con su don de palabra, ese don que poseen la mitad de los argentinos para convencernos que el camino es otro, aunque en ese momento estemos de crucero, saboreando un margarita y negociando la compra vía móvil, de acciones bursátiles de gran productividad.




Y así entró en mi vida este autor. Bueno, no exactamente como lo he descrito, quiero decir de improviso y sin pretenderlo, y lo leído me gustó, me sirvió y me proporcionó herramientas que ni siquiera conocía. Por ello y porque lo bueno conocido te gusta como los sabrosos potajes de tu madre. Pues repites.


Yo lo hago con su última publicación después de leer otras obras suyas como.-Cuentos para pensar-,-20 pasos hacia adelante- o - Déjame que te cuente- títulos todos muy sugerentes con un contenido realmente sorprendente.


En este caso no sólo se trata de un acervo de artículos que fueron apareciendo en la revista -Mente sana- actualizados, revisados y ampliados. También encontrareis una guía para conocer tu potencial individual que nos ayuda a descubrirnos como personas. 

Explicado de forma muy asequible a las entendederas de los legos, como se hacía antiguamente: con cuentos, anécdotas, poemas y pequeñas historias ilustrativas. 
Una oportunidad de encontrar el sentido de la vida, el camino de la felicidad y la mejor versión de nosotros mismos.

El libro se distribuye en cuatro capítulos a lo largo de unas 140 páginas amenas de lectura sencilla.


* El viaje interior

* Vivir con un propósito
* Cultivar las relaciones
* Pensamiento creativo

El autor confiesa que no se considera escritor propiamente dicho con las connotaciones que eso conlleva, más bien se ha considerado un docente que escribe sobre lo que mejor sabe.

El nos contará tanto desde su experiencia particular con sus pacientes como desde la suya personal, de la cual ha sabido encontrar una enseñanza y una lección aplicable a cada uno de nosotros; desde la que beber esa sabiduría que siempre anda latente dentro de cada uno pero que no sabemos buscar, encontrar y practicar.



El secreto, según el libro nos irá descubriendo, está en interactuar con el entorno, siendo participes de lo que nos toca vivir y hacerlo con mayúsculas, no como meros espectadores de lo que va pasando a nuestro alrededor. 

Una forma muy agradable de conocernos de la mano de uno de los mejores psicoterapeutas "cuentista", siendo esta calificación la forma de definir a un autor que abre los horizontes de la mente a base de parábolas, poesías y relatos, como lo hacían los maestros orientales en la antigüedad.

Disfrutaremos de forma agradable de una lectura que engaña por su ligereza, pero que guarda un contenido profundo que invita a la reflexión.

A veces un libro de estas características nos servirá como un alto en el camino para revitalizarnos por dentro, encontrarnos y compartir nuestra experiencia con los demás.
 Creedme que dejarnos tentar de vez en cuando por un escrito de esta particularidad, ¡Eso si! realizado por alguien que entienda.
¡Merece la pena!

Porque como dice el propio autor:


" Leyendo se aprende por que leer es como vivir, vivir vidas ajenas sin pagar las consecuencias.



video

6 comentarios:

  1. Llevo tiempo pensando en leer a Bucay pero hay dos palabras relacionadas con él que me frenan. Esas palabras son 'autoayuda' y 'psicoterapeuta', me dan repelús. Sin embargo, y gracias a tu reseña, creo que al final me decidiré a leer algo suyo y así podré opinar también. Espero que coincidamos aunque ya te digo de antemano que va a ser difícil porque tengo muy arraigada la asociación de psicoterapeuta=cantamañanas. A ver si abro un poquito mi mente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mujer . Un cantamañanas es otra cosa, pero cierto que somos reticentes a muchos conceptos. Míralo mejor como uno de esos guías espirituales que te orientan...¿Viste la película Come, reza y ama? pues algo así aunque a mí precisamente ese film me dejó igual.
      lo importante es el contenido. Si te enseña, aprendes o descubres algo útil y aplicable a tu vida que te aporta valores o te enseña un camino. Pues eso es lo que vale tanto de los libros como de las personas: El interior que decía Exupery.

      Eliminar
  2. A los libros de "autoayuda" los considero manuales de asertividad y de aprendizaje de la vida emocional y experiencial. Para mí son como los primos hermanos de la psicología oficial, los hay más ortodoxos y más heterodoxos y como muy bien planteas al principio del post, considero que hay que saber elegir bien al autor, si es tan didáctico como Jorge Bucay, habremos acertado. De él me leí hace tiempo El camino de la felicidad y no me defraudó nada, todo lo contrario. Excelente post.
    Un abrazo y feliz semana, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa.
      Totalmente de acuerdo en lo de la elección.Y Bucay tiene visos de credibilidad y fiabilidad. Me gusta ante todo la forma de contar y enseñar.
      Un beso amiga.

      Eliminar
  3. No estoy segura de dónde descubrí a Jorge Bucay por primera vez. Quizás a través de sus artículos en la revista Mente Sana, quizás de la recomendación de un amigo al que le encantaba, quizás por las muchas citas suyas que se publican en facebook, pero el caso es que me animé a leer algunas cosas suyas. Sus cuentos antes de dormir me dejaban cavilando con una increíble sensación de bienestar, aunque no podía y no quería leer más de dos porque no les sacaba todo el jugo. Ahora hace tiempo que no le leo, aunque tengo algunas cosas suyas cargadas en el e-book, pero leerte me ha recordado lo que me gustaba y hago firme propósito de enmienda :)

    Un artículo estupendo, me ha gustado mucho.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que este autor incluía en alguno de sus libros un CD con pequeños relatos narrados por él, y ciertamente tenía ese don del contador de historias que tenían un algo que cautivaba al oyente.
      escribiendo le pasa lo mismo. Creo que es de los pocos que se libran cuando a este género de escritores los evalúas en conjunto. Pero ya sabes que "Bucay" nunca se consideró a si mismo escritor.
      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...