miércoles, 7 de enero de 2015

El Códice del peregrino

El Códice del peregrino

De: José Luis Corral.

Primer libro elegido para participar en el mes de novela negra y policíaca propuesto por Laky, en su blog:

- Libros que hay que leer- 

La considero una obra de género policial que no negro, y dentro de este, de investigación y un pelín de misterio.


Claramente es una obra de ficción escrita aprovechándose de esa noticia real que en su día nos sorprendió desagradablemente: 

El robo del Códice Calixtino en al año 2011 que se hallaba custodiado en los archivos de la Catedral de Santiago de Compostela y que más tarde se encontró dentro de la bolsa de un electricista que realizaba trabajos para dicha catedral.
Quedó en entredicho entonces los endebles e insuficientes sistemas de seguridad y vigilancia que se ejercía por la salvaguarda de manuscritos y obras de arte pertenecientes al patrimonio nacional depositados en dependencias eclesiales. 

En esta obra el autor jugará la baza del "oportunismo" para publicar este libro que parte de este suceso. No obstante, la amplía metiéndose de lleno con el delito de tráfico de obras  

catalogadas y codiciadas por coleccionistas particulares, que favorecen robos de joyas artísticas patrimoniales.



A su vez nos ilustra sobre el objeto codiciado, la guía más antigua referida al camino de peregrinación de Santiago, aunque el Liber Iacobus parece esconder en esta novela que tratamos algo más: secretos referidos a la genealogía de Jesucristo y su parentesco con el apóstol cuyos restos se supone, reposan en lo que es la meta de la ruta del camino de las estrellas.


"Jose Luis Corral" hace gala de sus conocimientos sobre el medioevo, no en vano es catedrático en la universidad de Zaragoza de esta materia. Explicará al lector el origen de la leyenda y sobre el viaje que realizó Santiago después de ser ejecutado, arribando a las costas gallegas, de como se descubrió el lugar exacto donde se encontraron sus restos y fue edificada, la que sería la primera iglesia sobre la cual se irían construyendo otras más grandiosas.


Nos presentará al maestro "Mateo" que creó en 1168 el magnífico pórtico de la gloria, no sin antes destruir otro conjunto escultural anterior a él. Como esculpió una representación de su propia cabeza para que los peregrinos la chocasen con las suyas y así poder trasmitirles sus conocimientos.


Aparecerá de igual manera la figura de "Prisciliano" el obispo considerado hereje, gnóstico, maniqueo, y depravado moral; calificativos todos ellos usados para desprestigiar su figura; tal vez por envidia a los muchos adeptos seguidores que hizo en la antigua Hispania. Hay historiadores de renombre que presuponen que son sus restos los que reposan en la tumba de Compostela y no los del discípulo de Cristo. 


Pero todo esto es solo el trasfondo que utiliza el autor a modo de telón denso y cuajado de información para contarnos la historia de ficción; que no es otra que la preparación de un robo por encargo, de una de las piezas principales guardada en las cámaras de la catedral de Santiago: El códice Calixtino. Un manuscrito del siglo XII realizado por "Diego Gelmírez" por encargo del Papa "Calixto II" y que data del 1119- 1124.


Esta pieza es deseada por un personaje llamado "Jacques Román"(Santiago Románico) individuo adinerado, culto, elegante y exquisito en sus formas, que no dudará en pagar una exorbitante cantidad de Euros a dos reconocidos historiadores convertidos en traficantes internacionales de obras de arte.


"Diego" y "Patricia" son los elegidos por el coleccionista para realizar el robo, pues a parte de ser los mejores del gremio, también son los más entendidos y de los pocos que no están fichados por la policía por delitos de fraude fiscal, y tráfico de objetos robados pertenecientes a patrimonios nacionales.


Esta pareja vive en Ginebra, junto al lago Leman, un remanso de tranquilidad donde se sienten a salvo del fisco. 

Pero este nuevo encargo les obligará a realizar una misión a la que ellos no están acostumbrados: El robo, y por tanto tendrán que preparar el golpe con meticulosidad, teniendo como cómplice a un personaje que será denominado como el "Peregrino".Este les ayudará aportándoles información y una llave.



Los antagonistas de estos dos traficantes serán el inspector de policía "Gutierrez" y la inspectora de la brigada de patrimonio histórico "Teresa Villar". Ambos tendrán que tomar parte en la investigación que intentará esclarecer los hechos, métodos utilizados para el robo y la manera de recuperar el objeto robado.

Entre ellos se originará una amistad basada en la colaboración y la resolución de un caso peliagudo con métodos tradicionales.

"Con tanta hiperespecialización los policías estamos perdiendo algo fundamental en nuestro trabajo: la intuición, eso que algunos seguimos llamando el olfato."


El relato nos puede recordar un tanto a obras de este mismo género en el que secretos, enigmas y misterios se entrelazan para tejer, no una historia verídica sino una creíble.


Dentro de la extensa creación de obras literarias de este prolífico autor, esta no la considero una de las mejores, flojea en muchos aspectos narrativos y hasta parece haber sido escrita de forma precipitada, algo que nos confirmará el propio escritor al final del libro. Creo que lo hizo en 5 meses, todo un récord.


Aún así y conociendo sus extensos conocimientos sobre historia medieval, ha elaborado un libro ameno en la que mezcla varios géneros, con lo cual consigue una macedonia muy fresca para ratos de ocio.


Lo que menos me ha gustado han sido las investigaciones que realiza "Patricia" sobre la supuesta familia de "Jesucristo" algo tan manido en otros títulos de sobra conocidos por el lector, que ya cansan por lo repetitivo, siempre utilizado como detonante de un posible derrumbamiento de la institución eclesiástica   establecida y fuente de controversias, disquisiciones, herejías y cismas dentro de la misma utilizada como arma arrojadiza desde fuera de ella.


Pasaremos por alto detalles poco creíbles como que un personaje como "Patricia" con solo una biblia, consiga sacar las conclusiones que muchos estudiosos no han sido capaces en muchos siglos.

¡En fin! es lo que tiene la ficción. Sus creadores pueden imaginar hechos concretos que no tuvieron lugar, pero que rellena vacíos
con lo que sí pudo haber llegado a pasar.

El relato se dividirá en capítulos encabezados con los siete sellos que se irán rompiendo como génesis de lo que precipitará el apocalipsis: las siete trompetas, los cuatro jinetes...

Todo un viaje a lo largo de un camino que ya de por sí tiene su trascendencia y su misterio.

"El camino de Santiago significa mucho más que ir a visitar los huesos de uno de los apóstoles; hacer el camino y llegar a la meta supone encontrarse a uno mismo y superarse uno mismo."





4 comentarios:

  1. Hombre, si pasamos por alto la verosimilitud, yo creo que la novela pierde puntos, ¿no?

    Yo no la he leído, ya veré si me decido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. muy buena reseña, definitivamente o quiero leer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolyeliz creo que pasaras unas cuantas buenas horas muy entretenidas.
      Un abrazo

      Eliminar

Tus comentarios y opiniones son importantes para este blog y su autor.
Por tanto mi gratitud por pasarte por aquí y dejar tu huella y tus palabras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...